Christian Medina Macero, analista político|“Necesitamos de la reorganización y de la acumulación de la fuerza interna para iniciar el desarrollo productivo”

Medina Macero estuvo presente en el rescate del Comandante Chávez

Ante la coyuntura que atraviesa Venezuela, los integrantes de las fuerzas revolucionarias expresadas en partidos políticos, militancia chavista y Gobierno Bolivariano, tienen la “obligación” de resolver la “situación país” atacando “la insatisfacción que tiene el pueblo” en las áreas de alimentación y de seguridad.

Tal señalamiento fue expresado por el analista político Christian Medina Macero, quien esbozó una serie de planteamientos que a su juicio permitirán derrotar la guerra económica ejecutada desde varios sectores de la sociedad.

Manifestó que el tema alimentario “evidentemente” debe ser resuelto de forma definitiva apoyando los Motores Productivos que ha impulsado el presidente Nicolás Maduro.

Sin embargo, sostuvo, tal iniciativa presidencial es un plan a mediano y largo plazo y “no tenemos tiempo para esperar dos años para resolver el tema de la alimentación, tenemos que resolverlo ya”.

Como tarea principal, propuso desatar “todas las relaciones diplomáticas que en Revolución se han desarrollado” y establecer mecanismos para importar los productos necesarios para garantizarle los alimentos al pueblo.

“Las relaciones entre los países se desarrollan, o al menos desde la Revolución Bolivariana se ha planteado así, se deben desarrollar bajo el principio de la solidaridad, el respeto, y la ayuda mutua”, manifestó.

Medina Macero indicó que “en tiempos de bonanza” por los precios del petróleo, Venezuela participó en planes para apoyar a países que sus economías “estaban a punto de sucumbir”, como por ejemplo con Petrocaribe, iniciativa impulsada por el Comandante Hugo Chávez, que evitó que “países menos capaces económicamente” y que no podían responder a las alzas de precios que en ese momento presentó el petróleo “no fueran a empeñar sus reservas” económicas.

Con base en lo expuesto, hizo un llamado a que “se responda hacia Venezuela de la misma manera como nosotros hemos respondido”, al tiempo que fue enfático en manifestar la necesidad del apoyo internacional en el área alimentaria.

“Necesitamos de la reorganización y de la acumulación de la fuerza interna para iniciar el desarrollo productivo pero necesitamos también del apoyo internacional de países aliados para resolver de manera inmediata el tema de la alimentación”, ratificó.

“HAY QUE QUITARLE LA DISTRIBUCIÓN A PRIVADOS”

Sostuvo que el presidente Maduro debe reducir los esfuerzos económicos y sociales sobre líneas estratégicas revolucionarias que en este momento “no den al traste con la solución” a la baja producción alimentaria.

“Tenemos que quitarle la llave a los (sectores empresariales) privados de la distribución de alimentos, tenemos que quitarle la llave de la producción de alimentos”, aseguró quien fue ayudante del Comandante Hugo Chávez y sumó que para tal fin “debemos concentrar las fuerzas populares, económicas, institucionales y fuerzas políticas sobre ese proceso soberano de toma de control Nacional”.

Añadió que hay que “salir del primer problema que impide la autoregulación del proceso revolucionario, que impide la homeostasis política: las necesidades alimentarias y de seguridad de nuestro pueblo y que debe atacarse a través de la reorganización y acumulación de las fuerzas populares”.

GUERRA ECONÓMICA

Medina Macero apuntó que la situación económica que se registra en Venezuela tiene “causas multifactoriales” entre las que destaca la guerra económica que se traduce en la baja en los precios del barril de petróleo. “Pero también las puedes ver en las empresas de producción y distribución de alimentos que han bajado el nivel productivo y eso se transforma en escasez, en dificultad para el acceso a la alimentación”, dijo.

“La toma de decisiones, la iniciativa revolucionaria se queda estancada en ‘las vigas’ de las estructuras institucionales lo que trae como consecuencia evidente, la generación de altos niveles de insatisfacción en quienes son los beneficiarios de la gestión pública, el pueblo”, agregó.

En ese sentido, el analista político sostuvo que “la derecha ha consolidado la sensación” de que para recuperar la estabilidad económica tiene que cesar sus funciones el Gobierno revolucionario, específicamente el presidente Maduro.

Afirmó que “no hay manera de que haya estabilidad social y seguridad social si volvemos al modelo de distribución económica que plantean nuestros adversarios” en la cual “las grandes mayorías sencillamente se limitan al derecho a un empleo y la distribución de una riqueza que los coloca en una condición de esclavos”.

DIFICULTADES Y REVOLUCIÓN

Afirmó que actualmente sobre la población más phumilde “recae el mayor peso de la guerra económica”, por lo tanto señala que la defensa de la Revolución en estos momentos se basa en garantizar la alimentación y la seguridad que “clama nuestro pueblo”.

Medina Macero sumó de forma enfática que hoy “difícilmente” la mayoría del pueblo venezolano está 100% enfocado en la defensa de la Revolución “cuando tiene la necesidad de subsistir, sobrevivir y conseguir los alimentos para su existencia”.

DESCENTRALIZACIÓN DEL PODER

Sostuvo que es necesaria la descentralización del poder para avanzar en la solución de problemas. “No hemos tenido la capacidad de demoler las instituciones que generaron el caos en la cuarta República, son instituciones tan verticales que las soluciones a los problemas se quedan en las oficinas, concentradas en un hombre y en su tiempo para resolver”, apuntó.

Si no se descentraliza el poder “sencillamente se va a caotizar” el panorama nacional “y estaríamos al borde de una situación de convulsión popular, de decisiones complejas, difíciles, graves”, alertó.

Destacó que la Carta Magna del año 1999 “es moderna” pero “es cierto que le cierra el paso a la profundización de la Revolución en muchos de los casos, como por ejemplo en la nueva geometría del poder planteada por el Comandante Hugo Chávez desde las Comunas; allí está el espíritu de la reforma constitucional consultada en el 2007, la profundización del socialismo”.

Chávez planteó la nueva geometría del poder “que no tenía otra intención sino darle una descentralización del poder más coherente con el tema de la inclusión y la participación a los consejos comunales y las comunas”, recordó.

REFORMA CONSTITUCIONAL

Medina Macero sostuvo que la actual división político- territorial “tiene que ser sustituida por la nueva configuración territorial comunal; por lo contrario, la distribución geográfica actual seguirá facilitando la reproducción del sectarismo y de la exclusión”.

“Creo que hay que retomar la propuesta del comandante Hugo Chávez de la reforma constitucional para profundizar en la nueva distribución geográfica-política nacional”, indicó y señaló que ese objetivo permitirá “demoler definitivamente la vieja estructura institucional” a fin de impulsar una mayor participación y dar solución a los problemas desde las bases.

Parte de las causas de los problemas políticos y económicos que se presentan en el país, son atribuidas, según Medina Macero a las instituciones heredadas de la cuarta República aún existentes y “con el mismo metabolismo altivo que ve al pueblo como clientes en lugar de sus apoderados”.

Dijo que con la actual Constitución solo se descentraliza el poder en gobernaciones, alcaldías y parroquias pero “en una reforma constitucional debe ir la descentralización del poder hacia los consejos comunales y las comunas” para que las referidas instituciones “pasen a un nivel de apoyo a las decisiones y las acciones” que se tomen en las organizaciones comunitarias.

‘DESVIACIONES’ COMUNALES

Al opinar sobre posibles actos de corrupción en Consejos Comunales y Comunas, afirmó que si alguna de estas instancias “ha tenido desviaciones o algún impedimento para consolidarse no ha sido culpa exactamente de los que quieren constituirla y ponerla en marcha sino de las instituciones que no le han dado el apoyo, el respaldo y el acompañamiento necesario para evitar la reproducción de prácticas capitalistas”.

Aseveró que los consejos comunales y las comunas son la democratización y descentralización del poder, es el ejercicio directo real del pueblo sobre sus territorios. “No es verdad que hemos fracasado en la iniciativa de los consejos comunales y las comunas”, sentenció.

Por tal motivo, subrayó que para la Revolución “es fundamental” la consolidación de la nueva geometría del poder, que busca la restitución del poder al pueblo, basada en la integridad territorial.

Tal accionar estaría dirigido también a “quitarle la amplitud de maniobra” que tiene la derecha económica del país para darle verdaderas libertades al pueblo de decidir por sus destinos económicos sociales y culturales, añadió.

MADURO EN LAS CALLES

Tras consultar su apreciación sobre el pedimento de renuncia al presidente Maduro por parte de sectores opositores, señaló que tal acción no solo es un ataque al jefe de Estado sino contra el proyecto nacional, contra el pueblo y la Revolución Bolivariana.

Sostuvo a la vez que la derecha procura desconectar al líder chavista del sentir popular y que la guerra económica “lo encierre” en el palacio de Miraflores pero en respuesta Maduro “debe seguir en las calles”.

“Si llegara a suscitarse una situación que desemboque en la salida del Presidente, fuera de las vías constitucionales, sencillamente estarían abriendo las compuertas a rebeliones populares, violentas que sencillamente caerían en anarquía y eso no le conviene a nadie, ni a la derecha ni a la izquierda”, reflexionó al rechazar los planes desestabilizadores de sectores opositores.

Recomendó a los dirigentes de derecha que pretendan derrotar la Revolución que lo hagan por la vía constitucional y en un supuesto negado que eso ocurra, motivado a la guerra psicológica y económica contra el pueblo, “ellos no pudieran gobernar con unas medidas y políticas neoliberales” al pueblo de Bolívar y Chávez.

T/Freidder Alfonzo
F/María Isabel Baptista