Protestas en Espírito Santo|106 muertes violentas tras seis días de paro policial por mejoras salariales en estado de Brasil

Al menos 106 muertes violentas registradas en el estado brasileño de Espírito Santo luego de que la policía iniciara una huelga hace seis días, informó el Sindicato de los Policías Civiles.

Una ola de violencia se desató desde el sábado cuando la policía decidió reivindicar un aumento salarial. Los comercios, escuelas, puestos de salud, supermercados y universidades cerraron las puertas y los propietarios de autobuses retiraron los vehículos de las calles.

Los líderes sindicales de los conductores avisaron que solo volverán a trabajar cuando les garanticen seguridad, esto sucedió tras el asesinato a tiros la mañana de este jueves del presidente del Sindicato de los Conductores de Autobuses de la ciudad de Guarapí, Wallace Barao.

Otros 550 miembros del Ejército y 100 de la fuerza Nacional de Seguridad se sumaron a los mil 200 militares que patrullan las calles del estado desde el martes.

Familiares de los agentes mantienen bloqueadas las salidas de los cuarteles desde el sábado dado que los policías no pueden manifestarse ni hacer huelga porque están bajo reglamento del Ejército.

La Gobernación del Espírito Santo, que acusa a los policías de «chantajear» a la sociedad con su protesta, publicó un decreto por el que transfiere el control de la seguridad pública a las Fuerzas Armadas hasta el próximo 16 de febrero.

La protesta responde a un reclamo de mejoras salariales y de las condiciones de trabajo para los 10 mil agentes que perciben un sueldo básico de dos mil 642 reales (800 dólares) y llevan tres años sin aumentos.

T/Telesur