De Juan Azocar|Los 89 de María Rodríguez… sirena mariposa, la voz de Cumaná (Opinión)

María Rodríguez, la voz de Cumaná, está de fiesta, cumple 89 años que celebramos en Cumaná por tratarse de quien ha sido durante toda su vida nuestra embajadora genuina y predilecta de las ricas y diversas variantes musicales del oriente venezolano. Más primaveras para quien es orgullo de la cultura sucrense. Beneplácito y dicha para quien desde los nueve años tomó las calles de Cumaná para convertirse en La mariposa y La sirena. Es como decir, cuerpo y alma de la diversión y el canto oriental.

El escritor Alfredo Armas Alfonzo la recibió en el Cerro Colorado de la UDO y desde allí comienza un viaje que aún sigue el rumbo de la exaltación folklórica para beneplácito del joropo y estribillo, la fulía, la jota y la malagueña. La memoria atesora a Atanasio Rodríguez “Chiguao” y su grupo junto a Las “Comparsas Cumaná” como expresiones vivientes de nuestra fecunda tradición musical. Ojos de medio mundo han visto a María con sus cantos y diversiones para convertir la mariposa en inspiración recreativa en nuestras soleadas playas de San Luis.

En estos 89 años bien vividos, estamos seguros que María está feliz y los sucrenses nos sentimos orgullosos de su trayectoria de artista popular. Con sus canciones y bailes. Sus chistes y gracia a flor de labio, con su timbrada voz y sus coloridos vestidos. Es María la sirena, la mariposa, la voz de Cumaná. María la de la canción del tabaco, de La muerte del torero, Los dos titanes, La cantora de oriente, entre otros conocidos temas. Esta cumanesa de Barrio Bolívar, que durante toda su vida se ha mantenido firme en el rescate y preservación del folklore sucrense.

Ya los hemos dicho en otras oportunidades. La voz, el canto y el baile de María Rodríguez tienen sabor a fiesta, olor al mar y al salitre de Puerto Sucre. Es la caricia de este suave y arrullador oleaje de las playas de San Luis que guarda bellos secretos y recuerdos.

Esta alegría que hoy celebramos como pueblo nació en el Barrio Bolívar un martes 22 de julio de 1924. La María Magdalena que seguirá con nosotros, enriqueciendo y cantando esta leyenda anónima con cola de pez y forma de mujer que nos enamora en aguas caribeñas. María, dios bendiga la gracia de tu canto convertidos en patrimonio, esperanza y fiesta interminable para tu Cumaná marinera y mariscala. ¡Feliz cumpleaños, Sirena!

Texto/Juan Azocar

1 Comentario

  • Juan buen día. Excelente artículo de honrar nuestros cultores. Dios se debe escribir con mayúscula, 1ero por su importancia en nuestras vidas y 2do porque el escrito en minúscula no existe.