Alcaldía de Sucre acabó con la anarquía en redoma de Petare

El alcalde José Vicente Rangel Ávalos señaló que ahora hay otra vida, que la gente puede caminar por el bulevar y disfrutar de los espacios. Los buhoneros fueron reubicados. La plaza El Cristo tiene otro rostro. Con el resguardo policial se acabaron los arrebatones, las casas de juego, el tráfico de drogas y priva la seguridad

________________________________________________________________

Argelio de Abreu, encargado de la librería 19 de Abril, ubicada frente a la plaza El Cristo, asegura que en más de 30 años que tienen allí es la primera vez que se rescata la plaza y la redoma de Petare. Agrega que se hizo lo más difícil, que fue sacar a los buhoneros. Recuperaron lo espacios y ahora hay mayor resguardo policial. De Abreu luce más confiado y bastante conforme. “Gracias a Dios estamos más tranquilos”, confiesa.

Por su parte el alcalde del municipio Sucre, José Vicente Rangel Ávalos, durante el programa José Vicente Hoy, que se transmite por el canal privado Televen, se mostró orgulloso y satisfecho del trabajo de rescate y remodelación hecho en la redoma de Petare, que permitió sacarla del caos y la anarquía y transformarla en un espacio digno, disfrutable, al servicio de petareños y petareñas.

En la entrevista televisiva, Rangel Ávalos describió prácticamente a la redoma como un refugio de todos los males, como un infierno urbano asentado en lo que se ha llamado la “entrada de Petare”, porque por allí desembocan las vías urbanas y suburbanas que llegan al municipio. Además, por ella pasan unas 400 mil personas diariamente.

Rangel Ávalos, al enumerar los males concentrados en la redoma, mencionó que había casas de juego, tráfico de drogas, excrementos, una cantidad enorme de malandros en conchupancia con algunos buhoneros.

“Hay buhoneros honestos y deshonestos, y estos buhoneros deshonestos les ayudaban a guardar dentro de la mercancía la pistola, el arma, cuando veían a una víctima, iban al puesto, sacaban el arma, iban hacia la persona, la atracaban, la robaban, se dirigían nuevamente al puesto del buhonero, y guardaban la pistola”, contó.

Agregó que ahora “hay otra vida, la gente puede caminar por el bulevar, puede transitar en sus vehículos, hay otra vida, es otro Petare y vamos a mantenerlo con la ayuda del Poder Popular”.

Para Rangel no fue fácil el trabajo de rescate de Petare, pues al principio los buhoneros ofrecieron resistencia, pero la voluntad de hacer un cambio para favorecer la calidad de vida de los habitantes se impuso.

Precisó que los arreglos en la redoma, el acondicionamiento de las fachadas en comercios y la reconstrucción de las principales aceras fue resultado de las reuniones con las comunas.

«Hicimos grandes reuniones con las comunas, informándoles sobre lo que queríamos hacer allí y recibimos apoyo total. Aún no hemos terminado, seguimos trabajando para que la gente de toda Caracas vaya y visite Petare», detalló.

El alcalde agregó: “El domingo pasado inauguramos la Navidad. Fue bellísimo. Fueron vecinos de Sucre, de Petare, tiramos fuegos artificiales, adornamos con arbolitos, nacimientos, hemos pintado las fachadas. Rescatamos nuestra ciudad para que sea vivible, para que la amemos… La bella redoma de Petare, puerta de nuestro municipio Sucre, hoy está transformada, limpia, bella y segura. La gestión anterior la tenía llena de basura. En fin de cuentas no pudieron gobernar ni siquiera la redoma de Petare”, resaltó el alcalde.

Rangel Ávalos agregó que el alcalde anterior, de tendencia opositora, dejó el municipio y en particular las áreas de la redoma en una situación caótica, con montañas de basura y cientos de «tarantines» de buhoneros, donde se propiciaba la comisión de múltiples delitos, entre ellos el tráfico de drogas y la prostitución.

Plan previo

Meses atrás, cuando Rangel Ávalos dio a conocer el proyecto de rescate de la redoma de Petare, explicó que requiriría la reubicación de unos 400 trabajadores de la economía informal en espacios dignos, donde tendrían mejores condiciones de infraestructura para ejercer sus actividades comerciales.

“En la alcaldía de Sucre estamos decididos a recuperar los espacios y acabar con la anarquía que se presentaba en estos espacios públicos a través del Plan Petare es Nuestro, que ha sido diseñado por varios expertos en la materia y en el que se cuenta con el apoyo de los comerciantes formales, el Poder Popular (como son las comunas, consejos comunales y demás organizaciones sociales) de las distintas zonas de Petare”, expuso Rangel Ávalos, quien estuvo acompañado por Gabriella Chacón de Rangel, a quien posteriormente se le atribuiría buena parte del éxito del proyecto.

Rangel agradeció el apoyo del presidente Nicolás Maduro para la concreción del cambio de rostro de esta zona petareña.

“Ya se ha comenzado la remodelación de las aceras, mejoras en los servicios de recolección de basura, alumbrado público, asfaltado y demarcación de las calles, así como aumento de las labores de seguridad”, señaló en aquella oportunidad.

El plan incluía la recuperación de la plaza El Cristo, cambio de las paradas del transporte público, recuperación del elevado de Palo Verde, instalación de módulos policiales, así como la rehabilitación de los bulevares La Paz, Ayacucho, entre otras obras.

“Estamos seguros que más del millón de personas que viven en la zona de Petare apoyan este plan que busca mejorar la calidad de vida de todos”, expresó el alcalde de Sucre.

Petare no es un caos

Ayer en la redoma continuaban los trabajos de refacción en algunas vías y bulevares que conducen hacia el casco colonial de Petare, cuyo centro es la plaza Sucre, frente a la iglesia Dulce Nombre de Jesús. En la plaza El Cristo, otrora territorio de borrachitos, drogadictos y gente de mal vivir, transformada ahora en un sitio encantador, se culminan las labores de ornato con la siembra de palmeras y arreglo de jardines.

El ingeniero Pedro José García, quien supervisa las labores en la plaza El Cristo, aseguró que si se hurga en la historia se podrá encontrar que nunca se había hecho algo tan productivo como lo que está haciendo ahora el alcalde conjuntamente con su esposa.

“Esto es un reordenamiento urbanístico, paisajístico, recreativo para toda la comunidad, para que los petareños disfruten y cuiden. Bello. Bello. De este lado, en El Triángulo, vamos para dos meses desde que iniciamos las obras. Este era un terreno baldío y se convirtió en una plaza. Alí está una pieza escultórica llena de flores. Estamos sembrando chaguaramas. Entonces, se transformó en algo útil para la comunidad”, expresa García.

García piensa que esta obra representa algo maravilloso para Petare. Por lo demás, la gente está contenta.

“Petare no es un caos, basura; antes lo era. Ahora la gente tiene por donde caminar, donde sentarse, las paradas organizadas, los negocios unificados y todo el mundo está de acuerdo con lo que se está haciendo en la redoma, que hasta provocaba pánico pasar por aquí. Hoy se puede sacar el celular, sacarles fotos a las obras, y nadie esta pendiente de nada”, dice.

Ángel Orozco, acompañado de otros diez jóvenes, es inetgrante de la brigada Juventud Sucre, encargada de conducir labores de orientación y concienciación de quienes pasan por la redoma. Con una especie de pancartas manuales, que ellos llaman “chupetas”, orientan a la gente para que camine por las aceras, pase por el rayado y colabore con mantener el municipio limpio. Además, mediante un juego de infografías informan sobre los alcances del proyecto de cambio que se propone para Petare.

Señala Orozco que la plaza El Cristo está totalmente recuperada. Al elevado de Palo Verde le falta pintarlo. En Puente Baloa igualmente falta pintar algunas fachadas. Las paradas de los motorizados fueron eliminadas.

“La delincuencia disminuyó un poco. Esto era un caos total. Los buhoneros se prestaban para esas cosas, la robadera”, señala Orozco.

T/ Manuel Abrizo
F/ Luis Graterol
Caracas