La Agenda del Comando Sur contra Venezuela (y II)|Almagro y Comando Sur pactaron aplicación de la Carta Democrática

Una operación militar en puertas, un juego psicológico para poner al pueblo contra el gobierno, neutralizar mandos militares patriotas, tenebrosas alianzas coordinadas entre corporaciones privadas de comunicación, organizaciones no gubernamentales y organismos foráneos para fortalecer la guerra no convencional contra el país, la matriz mediática para vincular al presidente Maduro y sus personeros con hechos de corrupción y lavado de dinero para justificar la Orden Ejecutiva (Decreto Obama), entre otras recomendaciones del Comando Sur están documentadas en esta segunda y última entrega de la investigación Al descubierto: La Agenda del Comando Sur contra Venezuela, realizada por la Misión Verdad y que a continuación presentamos de manera textual:

En el plano de la creación de alianzas en lo regional, «hay que insistir en la aplicación de la Carta Democrática, tal y como lo hemos convenido con Luis Almagro Lemes», lo que le reviste de un marco jurídico capaz de mover otros resortes de la intervención de forma indirecta, valiéndose de ex presidentes, gobiernos afines y la Alianza Parlamentaria Democrática de América. Pero la cosa cobra un matiz aún más operativo cuando en el mismo punto se destaca que «se hace relevante la coordinación entre organismos de la Comunidad de Inteligencia y otras agencias como las organizaciones no gubernamentales (ONGs), corporaciones privadas de comunicación como la SIP y diversos medios privados (TV, prensa, redes, circuitos radiales)».

«No se puede dejar a un lado el esfuerzo que hemos venido haciendo para vincular al gobierno de Maduro con la corrupción y el lavado de dinero (…) para demostrar la vinculación de los personeros del gobierno (…) sumariados en la Orden Ejecutiva (Decreto Obama). En estas coordenadas, hay que desarrollar campañas mediáticas con los testigos protegidos que colaboran con la aplicación del decreto del 9 de marzo de 2015».

MILITARES EN LA MIRA

Al abordar la cuestión militar, detalla el documento cómo han «ganado adeptos en sectores institucionalistas» producto de su «exitosa campaña». No obstante, es preocupación del Comando Sur lo que según su propio lenguaje, «existe una alta probabilidad que los mandos identificados con el chavismo duro ofrezcan resistencia, sobre todo en unidades élites que históricamente se han alineado con el régimen. Por eso, hay que sostener el trabajo de debilitar ese liderazgo y anular su capacidad de mando».

«Lectura similar es necesario hacer en relación al empleo que va a hacer el gobierno de las llamadas milicias y colectivos armados. La presencia de este personal combatiente y fanatizado en las ciudades priorizadas en el plan, se convierten en obstáculos para las movilizaciones de calle de fuerzas aliadas y grupos opositores, siendo también un impedimento para el control efectivo de instalaciones estratégicas. De allí la demanda de su neutralización operativa en esta fase decisiva».

«Si bien en la situación militar no podemos actuar ahora abiertamente, con las fuerzas especiales aquí presente hay que concretar lo ya anteriormente planificado para la fase 2 (tenaza) de la operación. Los entrenamientos y aprestos operacionales de los últimos meses, con la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo en la base de Palmerola, en Comayagua –Honduras, la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial Sur–, permite colocar tales componentes en condiciones de actuar rápidamente en un arco geoestratégico apoyado en las bases militares de ‘control y monitoreo’ en las islas antillanas de Aruba (Reina Beatriz) y Curazao (Hato Rey); en Arauca, Larandia, Tres Esquinas, Puerto Leguízamo, Florencia y Leticia en Colombia; todo ello como Lugar de Operaciones de Avanzada (FOL), con proyecciones sobre la región central de Venezuela donde se concentra el poderío político-militar», para luego enumerar los activos militares dispuestos para la operación.

GUERRA PSICOLÓGICA

Existe un esfuerzo por influir psicológicamente a la población contra su gobierno. Estos son los 12 puntos en los que se concentran un arco de acciones, factores y activos con los que el Comando Sur tutela la Guerra No Convencional, la combinación de recursos asimétricos que también la caracterizan como una guerra híbrida, y la negación del rostro en sus actores y responsables sobre el terreno, volcando la acción a una presunta responsabilidad política establecida de antemano en el teatro de operaciones mediático.

Es así cómo se corrobora que detrás de la Guerra No Convencional «buscan explotar las vulnerabilidades políticas, militares, económicas y psicológicas de un poder hostil, mediante el desarrollo y el sostenimiento de fuerzas de resistencia que cumpla con los objetivos estratégicos de los Estados Unidos».

Aún más, en esta comprobada metódica, bajo el mismo patrón de agresión que se ha empleado en otros escenarios, la investigadora Sharmine Narwani apunta: «El aspecto más vil de la Guerra No Convencional –aparte de las obvias violaciones a la legislación internacional en relación a su soberanía, integridad territorial y la pérdida de vidas humanas / propiedades, etc.– es el esfuerzo agresivo y proactivo por influir psicológicamente a la población contra su gobierno».

EL CAZADOR CAZADO

Se ha mitificado hasta extremos harto ridículos la sofisticación y eficacia de la mecánica imperial y sus mecanismos no convencionales de agresión permanente contra naciones soberanas. La consciencia política, la noción de contexto histórico y el conocimiento de causa ante la violencia son elementos que frenan, a pesar del sostenido, inédito y descomunal desgaste, la fractura total de la nación venezolana. Conocer este material, su lógica y sus procedimientos son un paso clave para desarmar la guerra que ya parcialmente se ha impuesto en el escenario nacional.

Pero tampoco ha sido un asunto de lotería que este documento salga al aire, y que haya sido interceptado y puesto en evidencia ante la opinión pública. No sólo el cazador es el que caza: también puede recibir los varapalos del entorno en donde pretende montar cacería.

El documento que aquí se desmenuzó de forma extensa da testimonio de que sí existe una guerra declarada abiertamente, que los actores sobre el terreno se encubren, que los políticos que le dan cuerda mienten y destacan su estatuto de traidores a su suelo, y que necesitan apretar la avanzada destituyente antes de que lo que tienen por condiciones objetivas cambie. Muchas de las dificultades ahora tienen más rostro. Queda ahora de parte de nosotros.

———————————————————————————————————————————————-

LAS DOS CITAS DEL MIEDO YANQUI

«Es expresivo que así como conciben con una aparente precisión de relojería cuál va a ser su plan de operaciones de aquí a principios del segundo semestre de agosto (recordar: «6 meses con un cierre de la segunda fase hacia julio-agosto de 2016»), ni siquiera, con el tono petulante que los caracteriza, no la tienen todas consigo.

Ya vimos cómo conciben como un factor de perturbación la dirigencia militar chavista, apostada especialmente en unidades élite y que son objetivo confesado para quebrar la confianza de la (esencial) llave cívico-militar.

Lo que confirma la tendencia de una de las campañas mediáticas centrales. Pero existe algo más, no es de gratis que «hay que valorar adecuadamente el poderío del gobierno y su base social, que cuenta con millones de adherentes los cuales pueden ser cohesionados y expandirse políticamente. De allí nuestro llamado a emplearnos a fondo ahora que se vienen dando las condiciones», refiere este documento.

Es decir, hostigar a la base chavista al punto de la desmovilización por shock, por coacción, por miedo, desencanto y la violencia tutelada y descontrolada que hoy en día encarnan (estúpidas) bandas criminales (bacrim) que han dado un salto cualitativo en sus capacidades operativas, hecho que se hace imposible de concebir sin el apoyo de la triada narcotráfico-tráfico de armas-servicios de inteligencia, capaces de dotar y entrenar a las tales bacrim, que hoy en día todavía reúnen características aparentes de la cultura malandra, pero que en su fondo estructural son ejércitos irregulares en ciernes.

Nuevamente queda claro que el chavismo en la calle es el principal disuasivo, y por lo tanto, el objetivo prioritario. El chavismo en la calle es el objetivo prioritario».

T/Redacción CO-Misión Verdad
F/Agencias
I/Loaiza

Patriotas bolivarianos, sigamos el ejemplo del Libertador: Decreto de guerra a muerte !! Llega la hora de defender a la Patria con todo.

  • Eso es algo que esta en la mira, al no ver el imperio y sus aliados, lograr el objetivo de acabar con el gobierno revolucionario de Nicolas Maduro, ya que con la murte lograda del comandante y Presidente.Hugo Chavez, la revolucion Bolivariana acabaria y todo el chavismo por ende. Son demasiados los ataques de orden economico, financiero, petrolero, politico, social etc., en del gobierno y del mismo pueblo al de manera descarada al atentar contra su alimento, su salud, los servicios,que afectan subida digna, al aplicar la misma agenda aplicada en Chile, para derrocar al entonces presidente Allende, a quienes dieron un golpe de estado. Militar y se sabe qu tu o metido la mano Estados Unidos. Conocemos muy bien las estrategias de este, al declarar a nuestro pais mediante el decreto de Obama como una amenaza por el solo hecho de ser V enezuela, a traves del comandante Chavez como lider de esta revolucion y luchador por la integracion de un bloque regional a traves de la Unasur, Mercosur,

  • A que no adivinan que van a decretar la nueva mayoría simple de la AN en conjunto con el magro del Almagro representante de la ONU en referencia a la comisión de la verdad pues les diré que lo decretaran inconstitucional pero lo mas importante de este veredicto es que la ONU no tiene ningún tipo de facultad de tipo legal o jurídica para inmiscuirse en asuntos internos de países libres y soberanos del mundo es mas seria una injerencia mas de ese organismo en Venezuela bolivariana