Inicio » Avances, Ambiente y Ecologia

A propósito de la ola de calor

Fruto Vivas ofrece alternativas ecológicas para afrontar las altas temperaturas

1 mayo 2015 | 3 Comentarios

“Tengo más de 40 años dedicado a la necesidad de hacer verde a las ciudades y lo único que salva del calor a Maracaibo son los árboles”, dijo el reconocido arquitecto venezolano

 La ola de calor que ha golpeado al país en los últimos días, obligó al gobierno nacional a tomar una serie de medidas para promover el ahorro energético. Y es que las altas temperaturas han elevado la demanda eléctrica en el país, que ocasiona fallas en el sistema.

Entre las medidas anunciadas se encuentra la reducción de la jornada laboral en la administración pública y la autogeneración de energía en horas picos por parte de grandes consumidores de energía, como centros comerciales y afines.

Sin embargo, pese a que estas medidas pueden controlar el consumo eléctrico en el país, ante la ola de calor existen medidas más pro ambientes que pueden hacer frente a las altas temperaturas sin generar una demanda significa en el sistema eléctrico nacional.

El reconocido arquitecto venezolano Fruto Vivas, responsable de la propuesta Árboles para Vivir, sostiene que la solución al calor son los árboles.

Durante una conferencia en la Semana del Turismo Zulia 2013, Vivas expuso: “Tengo más de 40 años dedicado a la necesidad de hacer verde a las ciudades y lo único que salva del calor a Maracaibo son los árboles… no los aires acondicionados”, dijo antes de iniciar su conferencia.

El Premio Nacional de Arquitectura 1997 y creador de la Flor de Venezuela, indicó que las grandes ciudades del país están dominados por modelos imperialistas norteamericanos, que las llenaron de concreto, lejos de la naturaleza, un bien necesario para la salud de los venezolanos.

Los árboles, además de consumir dióxido de carbono (Co2) y brindar oxígeno, pueden ayudar a mitigar el efecto de la ola de calor en el centro de las grandes ciudades.

Este efecto se ve magnificado en las metrópolis como resultado del almacenamiento de la energía termal en el concreto, acero y asfalto de las edificaciones que dominan sus urbanismos. El efecto colectivo de un área con árboles que se encuentran transpirando (evaporando agua) reduce la temperatura en estas áreas, he allí la importancia de los árboles en las urbes.

Además, los grandes árboles pueden reducir la temperatura del sol con su sombra y mitigar el efecto de la velocidad del viento.

T/DesdeLaPlaza.com
3 Comentarios
Edgar José Mora Mijares dijo:

100 % apoyo la propuesta del Arquitecto Vivas, además agrego el cambio de las tipologia de nuestras edificaciones adaptandolas a nuestro espacio urbano y geográfico. ..es decir edificios que no dependan de la vetilacion artificial sino fundamentalmente de la ventilación natural, rediseñando las nnuevasurbes y las edificaciones.

Josefina Méndez dijo:

Definitivamente, por la forma de pensar de Fruto Vivas lo ha llevado a diseñar casas, edificios y diferentes ambientes de forma original, siempre tomando cuenta la vegetación, la luz solar y los materiales de la zona. Siento que Fruto Vivas es un genio, sin pompa ni ribete.

Marina dijo:

Excelente Arquitecto , por cada apartamento de un edificio tendríamos que sembrar un Árbol y cada familia cuidarlo

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000