Antártida: científicos descubren una criatura de «20 brazos»

Un equipo de investigadores de la Universidad de California, en San Diego (Estados Unidos), descubrieron una nueva especie marina de “20 brazos” en lo profundo del mar de la Antártida. Su apariencia recuerda también a una fruta.

Esta criatura marina, descubierta por el profesor Greg Rouse, fue denominada como estrella pluma fresa de la Antártida o Promachocrinus fragarius y tiene una estructura inusual con «20 brazos». Algunos de estos brazos son ásperos y protuberantes, mientras que otros tienen una apariencia más suave y plumosa, según el estudio publicado en Invertebrate Systematics.

 Una nueva especie marina que fascina al mundo científico

A pesar de compartir similitudes con otros animales marinos invertebrados como las estrellas o los pepinos de mar, esta nueva “criatura” se destaca notoriamente por su considerable tamaño y su apariencia, la cual muchos han descrito como «de otro mundo»: cuando se mueven, su aspecto hace recordar al icónico «facehugger» de la película Alien.

El animal acuático habita en un rango de profundidades que varían entre los 20 y los 2.000 metros en el océano.

Hasta el momento, este nuevo estudio ha revelado un total de ocho especies únicas de estas estrellas de plumas. Lo que hace que este descubrimiento sea aún más intrigante es que cuatro de estas especies nunca habían sido nombradas previamente por la comunidad científica.

Una “fresa” en el fondo de la Antártida

Más allá de una apariencia que puede causar temor a primera vista, en un avistamiento más cercano, la Promachocrinus fragarius toma la forma y el tamaño de una fresa: el punto de conexión de los tentáculos, llamados cirri, presenta protuberancias circulares que asemejan las semillas de la fruta.

Está clasificada dentro de la clase de Crinoidea, que incluye también estrellas de mar, erizos de mar, dólares de arena y pepinos de mar. La palabra «fragarius» deriva del término latino «fragum», que significa fresa.

F/Pagina12
F/Greg W Rouse