Hoy se celebra el Día Nacional del Artista Plástico|Armando Reverón, genialidad que trasciende épocas

Un día como hoy en 1889 nació Armando Reverón uno de los pintores más trascendentales del arte latinoamericano del siglo XX, Reverón dedicado su vida a la investigación pictórica de las infinitas maneras en que se manifestaba la luz tropical sobre las cosas que formaron parte de su vida.

Considerado el más grande artista plástico venezolano, Reverón mostró al mundo la hermosura deslumbrante del Caribe al plasmar la luz del trópico con toda su fuerza y luminosidad a través de trazos leves, rasgos sutiles, minimalistas y sobretodo lo esencial para dejarle al espectador la posibilidad de completar la percepción del conjunto de su obra.

Reveron es muestra de la grandeza de un hombre que amó su Patria, por lo que desde 1983, el pueblo y el mundo de las artes le honran celebrando el Día Nacional del Artista Plástico.

Por su grandeza los cuadros de Reverón se perciben según el ángulo donde se miren.

Con 32 años, Reverón se radica en Macuto, lugar del estado Vargas en el que construye El Castillete, una casa-taller donde realizó la mayor parte de sus obras en las que logró captar la luz del trópico que se posaba sobre la naturaleza a su alrededor, flanqueada por el imponente Mar Caribe.

Paisajes y mujeres fueron sus objetos estéticos predilectos. Deslumbrado por ellos, les dedicó gran parte de su extenso legado artístico con más de 400 obras, en las que figuran uveros, cocoteros, paisajes del mar, hamacas, y algunas fiestas tradicionales del puerto de La Guaira como la Cruz de Mayo, Fiesta en Caraballeda y la procesión de la Virgen del Valle.

En su afán impresionista por plasmar los colores de la naturaleza de la forma más aproximada a su propia realidad, desarrolló tres momentos cromáticos bien definidos en su obra: el periodo azul, el blanco y el sepia.

Entre 1920 y 1921, destaca en su obra el color azul, caracterizado por las majas y los paisajes que serían en adelante uno de los sellos distintivos de su obra. Las majas fueron inspiradas por su estancia de cuatro años en España, país que lo acogió como estudiante de artes plásticas, y donde pudo conocer la vanguardia romanticista de Francisco de Goya en plena efervescencia.

En el periodo blanco -iniciado en 1924 con Fiesta en Caraballeda- se apartó del propósito de atrapar el momento de la luz característico de su inspiración, y se aproximó a una técnica abstracta en la que usó el blanco como color central y que acompañó con nuevas texturas como lienzos de tela de coleto, cocoteros y rocas.

Para 1936 se asoma en su plástica el periodo sepia, expresionista, pleno de dibujos sobre papel de gran formato, así como de los desnudos que fueron un elemento sintomático de sus piezas. De ese momento destacan La Maja criolla (1939) y los autorretratos de desnudos. También emplea materiales de tonos marrones, recreando con ello el color de la arena de la playa, su taller y morada.

Tras una serie de periodos internado en un hospital psiquiátrico, muere de una embolia cerebral el 18 de septiembre de 1954, Venezuela se llena de luto, sin saber que sería uno de los pintores más trascendentales del arte contemporáneo venezolano, y de los más mencionados por la crítica artística internacional.

Texto e imagen/CO

Gracias por la información en referencia al año en el cual fue establecido el Día del Artísta Plástico Venezolano, y espero sepan disculpar el siguiente comentario.
Es increible que no se haga mención de esa fecha, es decir la de la institucionalización de este día, una efemérides importante para la historia cultural del país.
De nuevo gracias al Correo del Orinoco, y espero que los multiples sitios de la red corrijan estos errores, como lo es, dejar fuera de sus artículos, datos relevantes en sus publicaciones.

Gracias, Giraldo Martínez Molero

  • Fue un 18 de septiembre de 1.976, cuando por vez primera, conoci EL CASTILLETE, el rancho de ARAMANDO REVERON. El paseo era gratis por las quince letras en MACUTO, yo estudiaba en las ESCUELAS TECNICAS DE CATIA LA MAR. Recuerdo una sensacion de incertidumbre, entrelazada con la curiosidad de saber, por que aquel hombre decidio vivir entregado a la libertad total y dedicarse a la creacion, mediante el arte de pintar. Hoy se mas de REVERON que mi propia biografia, y seguramente aprendere mas cosas de su vida.Era un aniversario de su muerte, y luego la providencia me llevaria a la ACADEMIA DE LA HISTORIA, como orador de orden en su centenario, leeria un poema escrito por esos dias, EL REY REVERON, reportajes, cronicas,micros radiales, video arte, estudio de bibliografia, simposios,diplomados en arte, y asi poder entender aquella atmosfera magica y sorprendente de un genio llamado ARMANDO REVERON. Hector gustavo Alvarado