Informó el Instituto Nacional de Ciencias Forenses|Ascienden a mil 374 las muertes violentas en Guatemala

Durante el primer trimestre del año la cifra de personas muertas por la violencia en Guatemala ascendió a mil 374, de ellas 158 mujeres, refieren este martes los informes del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).

Estos datos suponen un aumento de la criminalidad en el país si se considera que de enero a marzo de 2015 los fallecidos por causas vinculadas a hechos criminales sumaron mil 368, mil 205 masculinas y 169 femeninas.

De continuar esa tendencia, advirtió la entidad estatal, Guatemala podría llegar a diciembre con una cantidad de homicidios superior a la registrada al concluir el 2015: cinco mil 718.

Pese a lo elevado de las estadísticas, ese número estuvo por debajo de los cinco mil 924 muertes violentas reportadas en 2014 en este país, considerado por la Organización de Naciones Unidas entre los más violentos del mundo bajo supuestas condiciones de paz con una tasa de 33,84 homicidios por cada 100 mil habitantes.

Este último informe del Inacif desmiente la supuesta reducción de la violencia este año, defendida por la Dirección General de la Policía Nacional Civil y hasta por el presidente de la república Jimmy Morales.

Según el informe Estadística general incidencia criminal acumulada y acciones positivas, presentado por el ente policial en la segunda semana de marzo, el descenso de la violencia criminal equivalía al ocho por ciento comparado con 2015 e incluso por debajo de los últimos ocho años.

«Se han logrado reducir en ocho por ciento los homicidios, lo que representa 75 homicidios menos que en 2015», declaró entonces la tercera viceministra de Prevención de la Violencia y el Delito, María Elena Orellana.

Con base en esos datos, el jefe de Estado reiteró más de una vez la satisfacción por los supuestos logros obtenidos contra la problemática en la fase inicial de su gestión, iniciada el 14 de enero de 2016.

«Tuvimos la estadística del mes febrero que es donde hubo menos actos delictivos y criminalidad durante los últimos ocho años», afirmó y añadió que a 61 días de haber tomado posesión es algo que se debiera reconocer.

Pero casi a continuación se sucedieron varios atentados a autobuses urbanos, locales de negocio, y otros hechos que sumado a otros actos de violencia pusieron en entre dicho esas afirmaciones y dejaron un amplio saldo luctuoso.

Al punto que el Departamento de Estado de Estados Unidos emitió una alerta para todos los ciudadanos de ese país residentes en suelo guatemalteco con el fin de que se abstuvieran de viajar a algunas regiones, en particular al departamento occidental de San Marcos, por el aumento de la violencia asociada al narcotráfico.

Fuente/Prensa Latina
Foto/Archivo