Crearán un frente para defender el examen de admisión de esta casa de estudios | Asociación de Profesores de USB solicitará voz y voto en discusión de convención colectiva única

En una asamblea extraordinaria efectuada ayer por la Asociación de Profesores de la Universidad Simón Bolívar (USB), se acordó solicitar ante el Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, el derecho a voz y voto en la discusión de la segunda convención colectiva única de trabajadores de este sector.

Al respecto, el presidente de la asociación, Norberto Labrador, explicó que la asamblea se centró principalmente en decidir bajo que términos participarán o si “nos suscribimos o no” a esa segunda convención colectiva.

En su opinión, la convención colectiva única sustituyó el instrumento normativo de profesores de la USB, que reglamentaba las relaciones laborales entre los profesores y las autoridades rectorales. También, “de manera irregular derogó las normas de homologación, las que tradicionalmente venían normando los sueldos de los profesores universitarios”.

“CON DERECHOS PLENOS”

Labrador ofreció su declaración en el Conjunto de Auditorios de la USB, donde se realizó la asamblea, en la que también se abordaron las materias vinculadas al examen de admisión en esta casa de estudios y la creación de una comisión para ayudar a las y los estudiantes universitarios detenidos.

Al referirse a los términos de participación, comentó que actualmente “somos invitados por el Ministro de Educación Universitaria”. La solicitud, reiteró, es que los considera “invitados con derechos plenos”, a fin de poder ejercer su derecho a voz y voto.

Afirmó que durante la discusión de la primera convención colectiva única “fuimos invitados, participamos solamente con derecho a voz, no podíamos votar”. Por esa razón, señaló que el Gobierno Nacional no reconoce a la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios (Fapuv), como el organismo que representa a los profesores universitarios.

El profesor subrayó que “solamente seremos firmantes de esa convención, si y solo si, al final de la discusión, consideramos que no serán violados de ninguna manera todos los derechos que históricamente los profesores universitarios, hemos venido adquiriendo”.

UNA AMPLIA DISCUSIÓN

Labrador consideró que el Gobierno Nacional ya debe tener preparada una propuesta para esta segunda convención. Y dijo que la Fapuv a lo largo de los últimos meses también ha trabajado en una propuesta: “Lo ideal sería que se de una discusión amplia. La idea es lograr lo mejor” tanto para los profesores confederados en la Fapuv como para el Ejecutivo Nacional, señaló.

Como otro aspecto importante, señaló que el ministerio de Educación Universitaria, debe reconocer reconozca a la Fapuv “como el ente que agremia a los profesores de las universidades autónomas”.

Recordó que la Fapuv tiene agremiadas a 18 universidades nacionales autónomas, por otra parte, están “una serie de universidades que están confederadas en otros sistemas, como el Fetrauve”.

MANTENER EXAMEN DE ADMISIÓN

Otra acuerdo logrado en la asamblea de profesores es el de crear “un frente común entre autoridades y gremios universitarios” para defender el examen de admisión de la USB.

Recordó que el Gobierno Nacional aprobó la eliminación de la prueba de admisión

en las universidades nacionales. En ese sentido, aseguró que en la USB ese examen “es prácticamente una referencia para el resto de las universidades nacionales”.

Aseveró que en la USB “solamente entran los estudiantes que son capaces de aprobar ese examen de admisión. Aquí para ingresar, no hay ningún tipo de prebendas”. Reiteró que la selección depende de la capacidad del estudiante, “no depende de más nada”.

Sostuvo que una o un estudiante que tenga la debida preparación en matemáticas, física, química y comprensión de lectura y escritura, “es el que va a aprobar ese examen”.

Recordó que en 2008 se aprobó la eliminación de las pruebas de admisión, pero la USB no ejecutó totalmente la medida, sino que ha otorgado el 30% de la cuota a la Oficina de Planificación del Sector Universitario (Opsu), “anualmente han entrado más o menos unos 300 estudiantes”.

El profesor sostuvo que de los 300 estudiantes que han venido siendo asignados durante los últimos 6 años, “el 90%, a la vuelta del segundo semestre, huye de la universidad, no aprueba, no aguanta el régimen de estudios de la Universidad Simón Bolívar”.

ESTUDIANTES DETENIDOS

Un tercer punto que se aprobó en la asamblea de ayer, fue la designación de una comisión por la defensa y libertad de los estudiantes detenidos. Al respecto, añadió que un grupo de profesores han estado trabajando desde el año pasado, promoviendo acciones en pro de cerca de 40 estudiantes universitarios a escala nacional.

Indicó que fue aprobado exigir al Gobierno Nacional la libertad de estos estudiantes, también en la medida de las posibilidades ayudarlos con la entrega de alimentos, artículos de higiene personal y ropa, “muchos de ellos son de bajos recursos económicos”.

Mencionó que otra medida acordada para apoyar la solicitud de liberación de estos estudiantes, es realizar comunicados en conjunto con las Federaciones de Centros de Estudiantes y con la Asociación de Egresados. También, promoverán la creación de esta comisión en el seno de todas las universidades nacionales regionales.

T/ Leida Medina
F/ Joel Aranguren