Durante jornada social este fin de semana| Atendidos indígenas en operativo de la FANB y gobierno de Bolívar

Un total 349 indígenas del pueblo pemón de las comunidades Urimán y Canaima, en el municipio Gran Sabana, estado Bolívar, fue atendido con jornada médico y social en un operativo conjunto de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y la Gobernación de esta entidad.

El operativo, que inició el pasado sábado, implicó la movilización de gran cantidad de materiales, equipos y personal por vía aérea y fluvial, para lo cual se contó con el apoyo logístico de la FANB.

Participaron además personal médico y de enfermería de Barrio Adentro, del Ministerio para Salud y del Instituto de Salud Pública de Bolívar (ISP), además de funcionarios de otras instituciones del Estado venezolano y la gobernación.

El jefe del Distrito Sanitario II de Bolívar, José Maurera, explicó que las acciones a favor de los pueblos indígenas incluyeron atención oftalmológica, ginecológica, vacunaciones de adultos y niños, odontología y medicina general.

«Hasta el momento han sido atendidos 98 pacientes en medicina integral, 41 en ginecología y obstetricia, 66 en odontología y se vacunaron 50 adultos y niños», explicó.

Igualmente, informó que a través de la Misión Milagro se entregaron 94 lentes correctivos a niños, jóvenes y adultos con problemas de visión.

En materia social se realizó la venta de alimentos a través de la red Mercados de Alimentos (Mercal) y la Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos (Pdval).

También se brindó asistencia jurídica y se realizaron trámites de registros civil y cedulación a la población indígena de esta zona a través de la Misión Identidad.

Maurera destacó el valor del apoyo brindado por la FANB para poder llevar este operativo a las comunidades indígenas pemón, muchas de ellas inaccesibles por vía terrestre.

«El operativo continuará próximamente en la comunidad de Kamarata y seguiremos desplegados para llevar atención integral a todas las comunidades indígenas del sur de Bolívar», agregó.

Fuente/AVN

¡Gracias a Dios! Los indígenas son bien atendidos. ¡Viva la revolución!