Inicio »

Con residencia estadounidense

Resuelven el misterio de una niña mexicana desparecida hace 8 años

12 mayo 2015 | 1 Comentario

Resultó que por un error de la justicia mexicana en vez de Alondra Díaz García a EE.UU. contra su voluntad fue llevada Alondra Luna

Una niña mexicana buscada durante 8 años por su madre, con residencia estadounidense, después de haber sido secuestrada por su padre, ha sido entregada a las autoridades mexicanas por la abuela de la adolescente.

Según informa la cadena Univisión, el 1 de junio de 2007 Alondra Díaz García fue llevada por su padre, Reynaldo Díaz, de la casa de su madre, Dorotea García, en Houston, Texas (EE.UU.). Desde aquel día la mujer nunca más pudo ver a su hija, pero, según confiesa, no había dejado de buscarla ni un día.

Cabe señalar que en abril pasado García ya tuvo la esperanza de reunirse con su hija cuando se enteró que en el estado de Michoacán habían encontrado a una niña con características similares y a la que también llamaban Alondra. Con la ayuda de las autoridades estadounidenses y una jueza mexicana la adolescente ha sido llevada desde México a Texas mediante la repatriación en cumplimiento de una orden de Interpol.

No obstante, el análisis de ADN indicó que la joven no tenía ninguna relación con García. Resultó que por un error de la justicia mexicana en vez de Alondra Díaz García a EE.UU. contra su voluntad fue llevada Alondra Luna, cuyos padres ahora están planeando emprender acciones legales contra las autoridades.

Pero este lunes la verdadera Alondra por fin ha aparecido, presentándose ante un juzgado del estado de Michoacán acompañada por su abuela, ya que su padre accedió entregar a la adolescente de 13 años voluntariamente tras ser contactado por la Fundación Nacional de Niños Robados y Desaparecidos (FIND).La madre e hija se reencontraron este martes en México después de una larga espera de 8 años.

T/ RT
F/ youtube/ElUniversalTV
1 Comentario
Bufete de abogados venezuela dijo:

estas noticias mueven el alma

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000