Inicio » Avances, Béisbol

Este lunes

Cuba frente a su bestia negra en Clásico de béisbol

10 marzo 2013

Dos lanzadores derechos irán a defender los colores de Cuba, Vladimir García, y de los Países Bajos, Orlando Yntema, ambos con muy poca labor en el certamen (1,1 el primero, y 3,0 el segundo), sin carreras permitidas

Cuba ya rompió un maleficio en Fukuoka al derrotar a Japón luego de tres reveses en Clásicos Mundiales de béisbol, pero le queda acabar con el embrujo de Holanda, su otra bestia negra, mañana de vida o muerte.

El término suena altisonante pero es más socorrido en el ámbito del deporte. Y lo que ha ocurrido aquí deja sin pistas a los entendidos y recomienda una bola de cristal para vaticinar el desenlace de este lunes en el resplandeciente Tokyo Dome.

Dos lanzadores derechos irán a defender los colores de Cuba, Vladimir García, y de los Países Bajos, Orlando Yntema, ambos con muy poca labor en el certamen (1,1 el primero, y 3,0 el segundo), sin carreras permitidas.

García fue uno de los puntales del equipo campeón nacional de Ciego de Avila en la temporada 2011-2012. Posee una recta de más de 90 millas sostenidas, combina bien su slider y rompimientos. Asiste a su segunda lid de este nivel.

Tiene 24 años y le sobran condiciones para convertirse en una de las estrellas del box de Cuba. La hora cero parece haberle tocado.

Yntema, por su parte, firmó con la organización de los Gigantes de San Francisco a los 17 años y se mantuvo en ligas menores durante un lustro. Nació en febrero de 1986 en República Dominicana, donde se inició en el béisbol.

Los cubanos llegaron a la capital japonesa ungidos con las mieles victoriosas del grupo A de Fukuoka, incluido un triunfo categórico frente a los anfitriones del III Clásico en la zona asiática.

Pero Holanda se presentó con el mismo pitcher que le ganó a los caribeños en un reciente tope de fogueo, el zurdo Diegomar Markwell, y una ofensiva desbordada que no dio descanso a los lanzadores rivales para el éxito 6×2.

Con la espina clavada y mucha garra en sus filas, Cuba salió como fiera herida y despachó a Taipei de China 14 carreras por cero con cuatro jonrones. Además, una excelente actuación del veterano derecho Danny Betancourt.

Mirando los toros desde la barrera llegó otro resultado inesperado en cierto sentido. Japón, con una sequía de extrabases y ofensiva en general, abrió el baúl de sus katanas (espada samurái) y apabulló a Holanda con seis vuelacercas 16×4.

En el balance de resultados internacionales desde los Juegos Olímpicos de Sydney, los tulipanes superaron cinco veces a Cuba, con los éxitos más significativos en el Mundial de Panamá de 2012 por 4×1 y 2×1.

Sin embargo, nadie se confía de las estadísticas pasadas. Volverán mañana al mismo escenario y con la divisa de no dejar pasar la oportunidad de San Francisco. La segunda plaza para semifinales y final estará en juego. Con el monarca absoluto de los dos Clásicos anteriores, Japón, en relax total y en breve rumbo a la urbe californiana, a los directores Víctor Mesa (Cuba) y Hensley Meulens (Holanda) no les queda otra que soltar la piel en pos de la victoria.

Fuente/PL