Caribes consiguió su tercera victoria consecutiva para salir del sótano

La lucha constante de Caribes de Anzoátegui esta temporada ha sido salir de los dos últimos lugares de la tabla, esos que condenan a los equipos a abandonar los terrenos con la llegada del año nuevo.

La Tribu venció la noche de este martes a Tiburones de La Guaira, 5 a 2, en el Estadio Universitario, para abandonar el último puesto de la clasificación, igualar a Águilas del Zulia en la quinta casilla y enviar a los escualos al sótano.

Las dos primeras carreras de los indígenas sucedieron en el primer inning, contra Anthony Lerew, abridor de los litoralenses y perdedor del encuentro. Willians Astudillo empujó la primera anotación con sencillo al jardín derecho y la segunda fue obra de las piernas de Luis Jiménez, quien aprovechó pisar el plato con un rolling para dobleplay de René Reyes.

Precisamente, Astudillo y Reyes fueron dos de los tres indígenas más destacados a la ofensiva. El primero se fue de 5-3 con dos anotadas y una impulsada; el segundo ligó de 2-1, con anotada y trío de fletadas. También tuvo una buena noche el receptor José Godoy, quien se fue al hotel con tres hits en cuatro turnos.

Caribes amplió la ventaja con dos rayitas más en el tercer acto. Reyes fue el responsable de las carreras con hit a la pradera izquierda. Mientras todo eso ocurría, Daniel Minor, iniciador indígena, dominó a los escualos en 6.0 innings, así se apuntó el triunfo.

Con un imparable de Juan Hernández, Anzoátegui hizo su quinta carrera en el sexto tramo. Tiburones descontó en el octavo, con petardo de Yeison Asencio, y en el noveno, con doble de Heiker Meneses, pero las amenazas de resurrección no cristalizaron.

Salvó el lanzallamas Jairo Díaz, quien entró en el último episodio con dos outs y dos corredores en circulación, y ponchó a José “Cafecito” Martínez.

T/ CO con información Prensa LVBP
F/ Prensa LVBP