Exportaciones de América Latina a China beneficia a 17 países de la región| CEPAL destaca «importancia estratégica» en comercio China-América Latina

China tiene una importancia estratégica para América Latina como receptora de buena parte de sus exportaciones, destacó hoy el economista Daniel E. Perrotti del Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social (ILPES) de la CEPAL.

El también profesor adjunto de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires afirmó que el ingreso de las exportaciones de América Latina a China beneficia a 17 países de la región, según su artículo publicado en «La Revista CEPAL», disponible desde hoy en la página de internet del organismo.

Desde 2003 el comercio de América Latina con China se ha tornado estratégico para varios países de la región, señaló el economista.

Perrotti sostuvo que los beneficios directos, derivados del intercambio comercial y los ingresos provenientes de los gravámenes sobre las exportaciones latinoamericanas, conformaron un activo importante de las arcas fiscales y de la acumulación de reservas internacionales.

En la actualidad existe preocupación sobre el impacto que tendrá en América latina y el Caribe el desempeño de la economía asiática en el mediano plazo, en circunstancias que varios expertos alertan una desaceleración de las tasas de crecimiento, explicó.

Precisó que las estimaciones del Fondo Monetario Internacional sobre la economía china para los próximos seis años (2014-2019) proyectan un crecimiento promedio anual de 6,8 por ciento.

«De confirmarse este pronóstico, las exportaciones de la región al país asiático registrarían un crecimiento en torno al 10 por ciento promedio anual», indicó Perrotti.

En un escenario más conservador, con un crecimiento promedio anual de la economía china de 4,5 por ciento para el periodo 2014-2019, los cálculos arrojaan un alza de las exportaciones de América Latina a ese mercado de 7 por ciento anual, subrayó.

A su juicio, «la dinámica esperable del comercio bilateral implicará la existencia de desafíos en materia de infraestructura y logística que deberán atender los gobiernos».

La CEPAL alertó sobre esta problemática en algunos de sus documentos, en especial sobre la estrechez de la infraestructura y su negativa repercusión en el comercio, recordó el economista.

Por eso es perentorio que «se realicen las inversiones en infraestructura necesarias para evitar potenciales cuellos de botella que surjan del comercio exterior en general, y del intercambio con China en particular», concluyó.

Texto/ Xinhua