El crecimiento de la región en 2014 fue de 1,1 por ciento|Cepal estima recuperación económica para 2015

Cepal informó que el crecimiento de la región en 2014 fue de 1,1 por ciento

En el informe anual presentado este martes por la Cepal se informó que para 2015 se espera una leve mejoría en la economía de la región hasta llegar a 2,2 por ciento. Entre los países con mayor crecimiento figuran Panamá, Bolivia, Perú, República Dominicana y Nicaragua.

El crecimiento de América Latina y el Caribe se recuperará en 2015 y llegará a 2,2 por ciento en promedio, según nuevas estimaciones entregadas este martes por la Comisión Económica para América Latina (Cepal). En 2014 el crecimiento promedio regional fue de 1,1 por ciento, la expansión más baja desde 2009.

De acuerdo con el organismo regional, esta moderada recuperación se dará en un contexto de una lenta y heterogénea recuperación de la economía mundial, con una dinámica a la baja en los precios de las materias primas y un escaso dinamismo de la demanda externa de la región, además del aumento de la incertidumbre financiera.

Señalaron que el devenir de la economía mundial tendrá efectos diferentes entre los países y subregiones en 2015, tal como se ha observado a lo largo de 2014.

Las estimaciones para 2015 indican que se espera que Centroamérica, más Haití y el Caribe de habla hispana, crezcan a una tasa de 4,1 por ciento, América del Sur 1,8 por ciento y el Caribe de habla inglesa 2,2 por ciento.

Los países que liderarán la expansión regional el próximo año serán Panamá, con un alza en su Producto Interno Bruto (PIB) de siete por ciento; Bolivia con 5,5 por ciento; Perú, República Dominicana y Nicaragua con cinco por ciento.

En 2014, el desempeño regional muestra una gran heterogeneidad entre países y subregiones: Centroamérica más Haití y el Caribe de habla hispana crecieron 3,7 por ciento, América del Sur 0,7 por ciento y el Caribe de habla inglesa 1,9 por ciento.

En cuanto al PIB 2014, América Latina anotará una leve alza en el déficit de 2,4 por ciento del PIB en 2013 a 2,7 por ciento en 2014, mientras que el Caribe reducirá su déficit a 3,9 por ciento en 2014, desde 4,1 por ciento el año pasado.

Además, la deuda pública de los países de la región se mantendrá en niveles bajos y estables, en un promedio cercano a 32 por ciento del PIB.

En tanto, la inflación regional acumulada en 12 meses a octubre fue de 9,4 por ciento promedio, con un comportamiento muy heterogéneo entre países.

La tasa de desempleo abierto urbano registrará una nueva caída a seis por ciento desde 6,2 por ciento del año anterior, a pesar de la débil generación de empleo producto del bajo crecimiento económico.

La desaceleración de la inversión que se observa desde 2011, y que durante 2014 se contrajo en alrededor de 3,5 por ciento, es un factor importante de la caída en la tasa de crecimiento del PIB.

Estas cifras fueron dadas a conocer en conferencia de prensa en la sede de la Cepal en Santiago, Chile, y forman parte del informe anual Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe 2014, que se publicará próximamente.

ESTA SON LAS RECOMENDACIONES DE LA CEPAL

La secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, señaló que “dinamizar el crecimiento económico y revertir la desaceleración en el actual contexto de la economía mundial implica amplios desafíos para la región”.

“Entre ellos se requiere reactivar la demanda interna privilegiando la dinámica de la inversión. Esto impactaría positivamente en la productividad y competitividad de las economías”, agregó.

Para ello la CEPAL propone la necesidad de expandir la arquitectura macroeconómica contracíclica incorporando mecanismos que protejan el financiamiento de la inversión, en particular de infraestructura, a través de las distintas fases del ciclo.

Por su parte, la integración regional debe jugar un rol protagónico en aumentar la demanda agregada regional, apoyar los avances en la productividad a través de la inclusión de las empresas de los países en cadenas de valor regionales, y fortalecer la capacidad de la región para enfrentar choques externos a través de la integración financiera.

T/ TeleSUR
F/ Archivo