Inicio » Avances, Ciencia y Tecnología

Destacó la investigadora María Márquez

Ivic obtiene células madre de tejido graso que son efectivas para la regeneración ósea

14 mayo 2015 | Haga un comentario

“Si para crecer células madre mesenquimales obtenidas de médula ósea tardamos de cuatro a seis semanas, con células madre mesenquimales provenientes de tejido graso demoraríamos de dos a tres semanas”, señaló

Especialistas de la Unidad de Terapia Celular del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic) lograron obtener células madre de tejido adiposo proveniente de pacientes que habían sido sometidos a procedimientos de liposucción por razones estéticas, las cuales mostraron total efectividad para la regeneración ósea.

María Márquez, investigadora líder de este estudio, indicó que con 50 mililitros de la grasa extraída durante una cirugía, y que normalmente es descartada por el médico, se han conseguido resultados satisfactorios.

“Queríamos confirmar si había mayor cantidad de células madre del tipo mesenquimal en el tejido graso que en la médula ósea y hemos observado que hay 500 veces más. En la médula ósea, las células madre estromales representan el 0.001%, mientras que por cada gramo de grasa hay 5.000 de estas células madre. Lo que hicimos fue aprovechar el material de grasa que el cirujano desecha y usarlo para futuros tratamientos”, explicó.

De acuerdo con una nota de prensa del Ivic, las células madre estromales tienen la capacidad de generar células formadoras de diversos tejidos, como hueso, cartílago y músculo.

“Si para crecer células madre mesenquimales obtenidas de médula ósea tardamos de cuatro a seis semanas, con células madre mesenquimales provenientes de tejido graso demoraríamos de dos a tres semanas”, señaló Márquez.

Actualmente, la principal fuente para la obtención de células madre estromales mesenquimales es la médula ósea, tejido esponjoso ubicado al interior de algunos huesos. Para obtenerlas, se requiere realizar una punción (usualmente en la cresta ilíaca de la cadera), por lo que el paciente debe ser anestesiado en su totalidad.

“En cambio, las células madre mesenquimales procedentes de grasa pueden obtenerse de forma ambulatoria con anestesia regional o local, disminuyendo así los efectos molestos asociados al procedimiento de punción del hueso de la cadera”, aclaró la investigadora.

INVESTIGACIÓN EN PROCESO

La meta de la investigación, que se encuentra en desarrollo, es usar células mesenquimales en pacientes que requieren regeneración ósea.

En esta unidad de terapia del Ivic ya se hicieron los ensayos preclínicos (pruebas de laboratorio y en animales). El próximo paso será el uso de estas células para regenerar hueso en pacientes que hayan sufrido fracturas y no hayan curado.

Esta Unidad de Terapia Celular del Ivic y el Servicio de Traumatología del Hospital Universitario de Caracas tienen amplia experiencia en el uso de células madre para la regeneración ósea.

“Con el tiempo será factible emplear más la grasa que la médula ósea como fuente de células mesenquimales”, comentó Márquez.

Las muestras utilizadas para este proyecto, financiado por el Programa de Estímulo a la Innovación e Investigación del Ministerio para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, fueron proporcionadas por Rubén Contreras, cirujano plástico del Instituto Médico La Floresta, quien contó con el consentimiento de sus pacientes para realizar este estudio.

T/ AVN

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000