Pidió que se muestre la verdadera cara de las organizaciones sociales|Colectivo Alexis Vive sostiene que “nuestras armas son los ideales”

En una de las partes más altas del 23 de Enero, un grupo de 70 personas creó una especie de ciudad pequeña llamada Comuna del Panal 2021.

La organización está adherida al Colectivo Alexis Vive, en honor a Alexis González quien murió baleado en 2002, mientras defendía sus ideales revolucionarios cuando se escenificó un golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez.

Entre ese momento y el actual han pasado muchas cosas en la organización revolucionaria. El grupo decidió intensificar su trabajo en la comunidad para garantizar una mejor calidad de vida a las 12 mil personas que habitan en seis bloques y casas que están alrededor.

La Comuna del Panal 2021 es una de los tantas agrupaciones que forman parte de los colectivos revolucionarios formados mucho antes de que la Revolución Bolivariana tomara el poder, de acuerdo con Juan Barreto, periodista y exalcalde metropolitano.

UNA EXPERIENCIA

En la entrada a la comuna del oeste de Caracas se observan personas vestidas de civil, muy pendientes de todo aquel que los visite o ingrese a una especie de territorio privado comunal.

Con un radio transmisor se anuncia la llegada del Correo del Orinoco al lugar.

Con un “vengan por acá, ya sabíamos que venían” una joven confirmó que el mensaje de solicitud de visita llegó a buen destino. En ese momento, la muchacha llevó al equipo reporteril a una cancha en construcción, en la que pidió una pequeña espera.

A lo lejos se veía un edificio de tres pisos; uno de esos pisos es ocupado por la emisora de radio Arsenal 98.2 FM que se escucha en la Gran Caracas. Después, los mismos miembros de la comunidad informaron que los otros son para albergar la TV que están gestionando y que ya cuenta con todos sus equipos para salir al aire.

En un cuarto pequeño, más de 10 niñas practicaban un desfile de carnaval, todavía sin disfraz. Todas estarán en un concurso en el que cada una será la ganadora por participar, como muestra del pensamiento social de que “no tiene que haber una reina, ya que todas son reinas”.

En la jornada cultural cada una tendrá un disfraz de abejita, en honor al nombre de la comunidad “porque las abejas no son como las hormigas, que cuando las atacas se dispersan; si uno agrede a una abeja, todas se defienden unidas”, explicó Ana Marín, la chica que tomó la primera palabra al hablar sobre el trabajo de su colectivo revolucionario.

“Nosotros aplicamos las ideas de formación de las comunas como eje central. Es parte de la construcción real del pueblo. El Colectivo Alexis Vive tiene distintos núcleos a escala nacional y poco a poco va construyendo la organización comunal nacional Panal 2021”, explicó Marín.

PENSAMIENTO

En medio del diálogo, Marín entraba al salón en el que las niñas echaban a volar su imaginación para cuando se vistieran de abejitas. Daba una que otra instrucción y luego retomaba el tema.

La tarde fría y poco soleada le sirvió a la dirigente para recordar que se hacía tarde y debía atender otras tantas actividades en su comuna, como parte de un trabajo que hace “durante las 24 horas de los 365 días del año”.

“Nosotros estamos luchando para organizar las comunas cada vez más. En nuestra filosofía incluimos lo que llamamos las tres ‘E’, que significa Ética, Eficiencia y Estética. Con esto lo que queremos es demostrar que podemos tener respeto por los demás, ser eficientes y a la vez hacer las cosas bien y bonitas”, recalcó Marín.

En el mismo espacio en el que se ubicaba la cancha, varias fachadas de casas también se encontraban en construcción. La idea del grupo es beneficiar a las vecinas y los vecinos que tendrán al frente “un mini-Poliedro”; de hecho, los Bloques 26 y 27 del 23 de Enero serán los primeros en tener un tabloncillo de madera en vez de piso de cemento en la cancha de baloncesto.

Para las y los integrantes del Colectivo, la eficiencia forma parte del levantamiento rápido de la cancha; la ética es hacerlo con el presupuesto asignado (5 millones de bolívares) y la estética es rendir el dinero para que se puedan hacer otro tipos de arreglos que beneficien a la comunidad, como esas casas que “se van a parecer a las de la Colonia Tovar”.

Así como el levantamiento de la cancha forma parte de su proyecto, el Colectivo Alexis Vive gerencia una panadería, empacadora de azúcar y fábrica de bloques; maneja una radio, televisión, taller de corte y confección y en distintas partes de las instalaciones tienen un sistema cerrado de seguridad.

SUS ARMAS

Robert Longa, otro de los líderes del sector, invitó al que quiera para que vaya a buscar las supuestas armas que les endilgan. Al mismo tiempo, saca una especie de tarjeta de presentación: la seguridad preventiva e integral del sector.

En su zona de convivencia no se vieron personas con porte de armas. Tampoco había vigilantes privados, ni policías; sin embargo, en cada pequeño sector existen cámaras no visibles que muestran el flujo de personas que los visitan.

Longa explicó que, con el tiempo, la comunidad entendió que la seguridad debe ser preventiva y disuasiva, y que también puede ser controlada por la propia gente.

Marín agregó que la seguridad se ha convertido en un negocio en el mundo, ya que el “propio capitalismo la ha convertido en eso, para que la comunidad dependa de otros para que la cuiden”.

El método del Colectivo Alexis Vive es distinto. La “autoseguridad” ha hecho que en cuatro años tengan 0% de índices violentos en su zona y delitos como robos, homicidios, violaciones y hurtos, entre otros.

Cada vocero insistió en que el resguardo en su zona “no depende de las armas”; por ello, apelaron a otras estrategias que tienen que ver con implementar estrategias para que la comunidad emplee su tiempo libre en otras actividades más productivas.

Longa precisó que así como los jóvenes pueden imitar la búsqueda de dinero por medio de la delincuencia, también la sociedad puede enseñarles a ganarse lo que quieren con el trabajo.

“Nosotros propiciamos que el ambiente y educación sean acordes para que las y los jóvenes que pueden caer en malos pasos decidan no hacerlo. Ahí se incluyen la prevención y entendimiento con el objetivo de que el sujeto decida acoplarse a la vida comunal y a nuestros valores. En esta zona ha funcionado”, explicó.

Como parte de sus métodos también están aquellos de autoprotección; sin embargo, precisó que no necesitan tanta custodia policial, ya que la seguridad aplicada por la misma comunidad hace que a nadie se le escape un detalle que atenté contra ellos mismos.

ANA MARIN COLECTIVO 23 DE ENERO

EN LO POLÍTICO

Tanto Longa como Marín entendieron las razones por las que sectores de la oposición los califican como “terroristas”.

Indicaron que esas versiones forman parte de una campaña que sirve para desprestigiarlos y desacreditar la organización comunal.

El dirigente entiende que, desde el punto de vista comunicacional, necesitan trabajar más para dar conocer el estilo de vida revolucionario.

“Nosotros hemos madurado. Entendimos que nosotros no podemos hacer uso irracional de la violencia, porque en las comunidades manda el colectivo, no aquellos ‘paladines de la justicia’, quienes por querer colocar orden en su zona también aterrorizan a los suyos utilizando la violencia”, puntualizó.

“Si me insisten en preguntar si tenemos las armas, tengo que decirte que armas de fuego no tenemos. Nuestras armas son los ideales, los mismos con los que vivimos a diario”, acotó.

Pero lanzó una advertencia: “Eso sí, te voy a decir algo: el presidente Chávez era el hombre de los minutos tácticos y horas estratégicas. En caso de un escenario de golpe de Estado e invasión extranjera, los colectivos serían los cuadros tácticos para una planificación estratégica sistemática. Nosotros somos los que haremos cumplir su legado o moriremos como él”.

En medio de una jornada social, laboral y cultural, la tarde ya caía en el 23 de Enero. Poco a poco estaba oscureciendo. En la cancha de fútbol de salón, ocho jóvenes jugaban una “caimanera” de fútbol cerca del terreno en el que se construirá el nuevo tabloncillo de madera, el mismo en el que la comunidad espera la presencia de atletas de alto rendimiento.

T/Alex Carmona
F/Roberto Gil