Inicio » Avances, Comunicación y Cultura

La exposición estará abierta al público hasta el 28 de junio

Artista zuliana Carolina Pirela muestra su autobiografía en la Galería de Arte La Florida

21 mayo 2015 | Haga un comentario

Cerca de 30 pinturas forman parte de Telón de boca, propuesta que contó con la curaduría del crítico Carlos Maldonado-Bourgoin y el escritor Enrique Viloria Vera

Luego de participar en aproximadamente 15 colectivas, la artista plástica zuliana Carolina Pirela dará inicio a su primera exhibición individual el próximo domingo 24 de mayo en la Galería de Arte La Florida, en Caracas. La propuesta que contó con la curaduría a cuatro manos del crítico Carlos Maldonado-Bourgoin y el escritor Enrique Viloria Vera, se compone de casi 30 pinturas elaboradas entre los años 2012 y 2015.

En conversación con el Correo del Orinoco, la artista confesó que Telón de boca es una narración plástica, autobiográfica, en la cual revela buena parte de su vida reciente, marcada por las revelaciones, las cavilaciones y las reflexiones motivadas por la noticia de la aparición de un tumor cancerígeno en la zona frontal izquierda del cerebro, situación afortunadamente ya superada.

Si bien la exposición “esta estrechamente relacionada con esa inspiradora situación de salud”, no fue la enfermedad el vehículo que la llevó a la expresión plástica. “Yo he pintado siempre, desde niña, solo que ahora he podido reunir por primera vez una serie de obras que permiten concretar esta primera individual”, aclaró.

EL CÁNCER DE LA INSPIRACIÓN

La artista contó que un día en su taller sufrió un desmayo. Luego de un tiempo se enteró del verdadero origen de aquel desvanecimiento, una noticia sísmica para cualquiera, especialmente para una esposa, madre de tres hijos con una vida “ideal y maravillosa”.

Vinieron las recomendaciones habituales: bajar la presión, cambiar el estilo de vida y rigor en el tratamiento. Lejos de dejarse arrastrar por la depresión, la artista asumió la enfermedad y decidió encaminar sus esfuerzos a buscar el objetivo que, a su juicio, Dios tenía con esta esta enfermedad.

“Usualmente el tratamiento (radioterapia) te deprime. Pero yo dije que no me iba a deprimir, que no iba a dejar de ser feliz y que no me iba a bajar de mis tacones”, a pesar de que el tumor estaba ubicado en una zona que afecta la motricidad. Por fortuna, siempre fue una paciente asintomática, rememoró la artista.

De tal manera, la creadora nunca asumió el tumor como un castigo o como algo malo en su totalidad, sino como una circunstancia potencialmente provechosa. En el proceso de la enfermedad creó la fundación Brayan, para niñas y niños con cáncer y parálisis cerebral y “pintó más que nunca”.

De ahí surgieron muchas más de 30 obras en las que Carolina Pirela cuenta esta historia y sus implicaciones, se coloca a ella misma sobre el papel, el lienzo o la madera, a veces encriptada y otras veces no tan oculta dentro de una serie de “personajes extraños”, entre quienes también están los curiosos, esa sociedad invasora del espacio, aquellos que no saben con certeza pero notan los cambios físicos producidos por el tratamiento, incongruentes con una actitud esperanzada.

EL TEATRO SOBRE LA PARED

Por otra parte, como dice Carlos Maldonado-Bourgoin en el texto curatorial del desplegable preparado para la muestra, en esta propuesta de Pirela “aparecen de manera reiterada elementos de utilería teatral como ánforas, vasijas de barro, manzanas…, elementos que dicen dicen del fruto del paraíso perdido y de la procreación. Del sueño de toda mujer interrumpido. Del deterioro físico de la belleza. De la representación del cabello femenino (físico, social y cultural) que desaparece con la quimioterapia. El símbolo de la maternidad, el imponderable de la muerte y el drama de la niñez desamparada”.

La propia Carolina Pirela coincide con el curador cuando califica a Telón de boca como una exhibición “teatral, dramática y luminosa”, en la que se desdobla y se confiesa sobre este escenario plástico sobre el cual se articula una obra con una protagonista “nocturna y luminosa, visible y embozada, evidente y oculta, legible y críptica, negra y colorida”, según escribió en una separata del desplegable de la exposición Enrique Viloria Vera.

En cuanto al nombre, tomado de la obra del intelectual español Juan Goytisolo, responde a ese espíritu de la obra literaria que revela a un escritor cuando intuye el final de su vida, finalmente aplazado para otro momento incierto.

“Cuando se encontró con las obras Carlos Maldonado destacó la parte teatral de todo todo el conjunto y además estableció esa relación con el texto de Goytisololo y esa presencia cercana de la muerte que siente luego de hacer una retrospectiva de su vida. Me pareció magnifico el nombre. Telón de boca es el telón que se coloca en la parte de atrás del teatro, un medio al que también he estado vinculada. Yo también vengo de las tablas”, acotó Pirela.

SIN PREJUICIOS

En opinión de Enrique Viloria, conviene acercarse a Telón de boca “con una mirada múltiple, más allá de lo que la madera, el lienzo y el papel explican, sin que puedan ser soporte suficiente para esclarecer las plurales emociones de la artista”.

En tal sentido, el escritor y curador invita a la espectadora y el espectador a despojarse “de gringolas plásticas, de prejuicios estéticos, de conceptos estrictos, de enfoques restringidos que limitan la correcta apreciación de esta propuesta -fresca, insolente y lúdica- que Carolina Pirela nos ofrece para aniquilar cualquier desencanto pasado”.

QUIZÁS EN MARACAIBO

La Galería La Florida está ubicada en la avenida Don Bosco, Quinta Castillete, urbanización La Florida y el horario de exposición es de lunes a viernes de 9:00 am a 12:00 m y de 2:00 a 5:00 pm. Los sábados está abierta al público de 9:00 am a 12:00 m. La entrada es libre.

Por los momentos, esta primera muestra individual de Carolina Pirela estará disponible al público hasta el 28 de junio y si bien no aún no se ha concretado ninguna propuesta, la artista anticipó que existe la posibilidad de trasladarla a otros espacios expositivos de Maracaibo.

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000