Inicio » Avances, Comunicación y Cultura

La exposición estará abierta al público hasta el 28 de enero

El beisbol venezolano en caricaturas se exhibe en el Hotel Alba Caracas

15 enero 2013

Más de 40 creaciones de Germán Moreno integran la muestra titulada Caribe. ART en Pelota, inaugurada en noviembre pasado

Las caricaturas más emblemáticas de Germán Moreno sobre el béisbol venezolano se exhibirán hasta el próximo 28 de enero en la galería plástica del Hotel Alba Caracas, ubicado en Bellas Artes, con la exposición Caribe. ART en Pelota.

Obras correspondientes a los años 70, 80 y 90 del siglo XX engalanan las paredes de este espacio artístico, en la que los visitantes podrán observar, en dibujos, la rivalidad entre los equipos de la pelota en el país, muy especialmente la de los eternos rivales Caracas- Magallanes.

Para el también periodista el exponer estos trabajos en la ciudad capital es un hecho “muy significativo”, pues es una muestra “que de cierto modo” rinde homenaje al deporte por tradición en el país.

Los estados Lara y Portuguesa ya han visto este trabajo,el cual tiene previsto llegar próximamente a la ciudad de Valencia.

Según el creador, desde que se inauguró la exposición el 29 de noviembre del año pasado, “el trajinar de personas ha sido muy importante. Inclusive la gente llega a la muestra y viendo las caricaturas discuten como si estuvieran en el estadio viendo un juego”.

Además de caricaturas, los asistentes a la galería se encontrarán con piezas de colección como: barajitas, fotografías de los héroes del 41, un bate de colección, libros, entre otros elementos pertenecientes al expositor.

Por su parte, Sid Marrero, director del hotel, expresó que el número de visitantes ha sido tal que le han solicitado extenderla unos días más “porque ahorita se están decidiendo esos juegos de la pelota caliente.

PASIÓN POR EL DIBUJO

Moreno, fiel fanático del equipo Magallanes y apasionado a la caricatura, comentó que su inquietud por el dibujo la desarrolló desde muy pequeño, “tendría como 5 o 6 años”.

El artista manifestó que siendo niño “veía en el diario La Esfera, dibujos de Tarzán, Superman y esos héroes e intentaba copiarlos. Así fui aprendiendo y como mi gusto era tanto la maestra me tenía de ‘sopita’, porque siempre me mandaba a dibujar en la cartelera. El dibujo siempre me fascinó”.

Su amor por las artes fue tal que decidió formarse en esta área, egresando en 1958 de la Escuela de Artes Plásticas Cristóbal Rojas, en donde la escultura “me atrajo enormemente”.

Una vez dedicado a su trabajo de producción gráfica, las invitaciones a exposiciones no dejaron de cesar. “Obtuve una invitación a Canadá, a una exposición que se llama Salón del Humor, donde participan artistas todo el mundo”, dijo Moreno, quien resaltó que por 8 años lo estuvieron invitando a este encuentro.

Mencionó que para 1991 participó en otro salón similar en Bulgaria y en 1996 en Italia: “En Chile también estuve pero lamentablemente fue muy cercano a la caída de Salvador Allende cuando era la promoción de los caricaturistas por mantener la idea de este líder, así que llegaron e hicieron una pila de libros y caricaturas y los quemaron todos”.

Entre las distinciones recibidas por Moreno se encuentran el Premio Municipal de Periodismo (1995) y el 1er Premio “Batalla de las Queseras del Medio”, en el estado Apure.

Con respecto a su labor como escultor, subrayó que tuvo una exposición individual en el Salón de Arte de Cumaná, y también ha exhibido en otros espacios como el Museo de Bellas Artes, el Pedagógico de Caracas, en el Museo de la Estampa y el Diseño Carlos Cruz Diez, entre otros lugares.

El escultor aprovechó la oportunidad para anunciar que próximamente develarán en el Pedagógico de Caracas un busto de Luis Beltrán Prieto Figueroa, elaborado por él.

LA CARICATURA ACTUAL

Para Moreno, actualmente, el caricaturismo en los medios impresos está “sesgado totalmente y parcializado hacia un área”, hecho que no se veía en años atrás.

Refirió que la vieja escuela de la caricatura deportiva se ha perdido: “Quien intento hacerlo en un momento fue Carlos Alberto Fonseca pero se estancó. Lo intentó también Pedro León Zapata, cuando comenzó un diario deportivo aquí en el país, junto con Régulo Pérez, la viñeta se llamaba hecho a mano y en la última página del periódico semanalmente hacían una caricatura”.

Manifestó que las caricaturas son editoriales, muy esquemáticas, reducidas “pero que dicen todo” tanto la figura como el texto, y aún sin palabras te dan una opinión. En este sentido recordó que en el año de 1973. mientras trabajaba en el diario El Punto, el impreso fue cerrado en tres oportunidades por el contenido de sus dibujos.

Por otra parte, señaló que como profesor -jubilado- del Pedagógico de Caracas siempre trato de utilizar la caricatura como una herramienta para educar y llamar la atención de sus alumnos en clases.

Texto/Patricia Pineda
Foto/Héctor Rattia