Inicio » Avances, Comunicación y Cultura

El tema del petróleo fue abordado por el artista en cuatro piezas

César Rengifo retrató en su obra la visión del pueblo en la transición a la era petrolera

13 mayo 2015 | Haga un comentario

El cineasta Juan Plaza aseguró que el autor de Las torres y el viento dibujó la historia de Venezuela en su profundidad en su obra plástica y dramática

El dramaturgo y artista plástico César Rengifo plasmó a lo largo de su obra temas que reflejaron desde su visión de artista, la nacionalidad y la venezolanidad vista mediante los ojos del pueblo. Uno de esos temas fue la Venezuela petrolera que reflejó especialmente en sus obras de teatro, para mostrar la manera en la que el pueblo campesino e indígena vivió ese momento de la historia del país.

Así lo contó al Correo del Orinoco, el cineasta Juan Plaza, quien manifestó que el artista no solo plasmaba el tema, sino que también mediante los diálogos de sus personajes, abría un espacio para que el público reflexionara sobre lo que sucedía en el pueblo con el petróleo y hacia dónde se trazaban los caminos en este tema.

“César nace comenzando el siglo XX, en 1915 y en los años anteriores ya Venezuela arranca con el fenómeno de pasar de una economía rural, al inicio de una economía que tiene que ver con el petróleo. Entonces César nace con el petróleo y a medida que crece comienza a ver cómo el hábitat y el ambiente en el que nació y se desarrolló se va modificando por esa economía que se genera a partir de la explotación”, refirió.

A decir de Plaza, quien conoció personalmente a Rengifo, esa visión también tiene que ver con la propuesta del artista de hacer arte para el pueblo, pues consideraba este un tema propio de las venezolanas y los venezolanos.

EN LA TEATRALOGÍA

Cuando hace referencia a esas obras que narraron la historia de la Venezuela petrolera, el cineasta Juan Plaza no deja de mencionar las cuatro piezas teatrales que cforman la conocida tetralogía del petróleo y asegura que los cuatro títulos “son en sí mismos una sola obra, porque toca todos los aspectos de Venezuela” y el oro negro.

“Mariposas en la oscuruidad, que es la primera de las piezas de esta tetralogía, puede mirarse como un preludio de la emigración, de la gente que se desplazó de su lugar de origen, a las urbes. El vendaval amarillo es una obra que tiene que ver con el drama de las aguas contaminadas de petróleo en Lagunillas. En El raudal de los muertos cansados habla de la situación de la instalación de las trasnacionales y por último, la que cierra este ciclo de la saga del petróleo en su dramaturgia, es Las torres y el viento, en el que hace un recuento de la historia del siglo XX y habla de la resistencia de los pueblos indígenas y campesinos frente al saqueo y el exterminio”, resumió.

Comentó que aunque para sus obras César Rengifo debió leer a otros autores venezolanos que también escribieron sobre el petróleo y que también recogieron su experiencia sobre esa transición, el autor se caracterizó por tener la particularidad de que “mientras estos autores plasmaban su visión, César entendió el problema de fondo y escribe desde todas las perspectivas que se podían ver”.

“Él entendió la transición que le tocó vivir a una sociedad como la nuestra y él sintió y vio todo el proceso de desmontaje de una cultura”, añadió el realizador.

UN MURAL DE LA HISTORIA

Juan Plaza destacó que el único caso en el que Rengifo escribió más de tres obras, fue en el caso petrolero y aseguró que en la totalidad de sus piezas, dibujó la historia de Venezuela en su profundidad, por lo que considera que su palabra, el trazo de sus pinturas y el diálogo de sus personajes se han mantenido vivos a lo largo del tiempo.

“Cuando César arranca un ciclo de teatro, arranca con el tema de la conquista en obras como Apacuana y Cuaricurián y, posteriormente va haciendo una especie de mural de los tiempos y así, luego de la Conquista, profundiza en los tiempos de la Independencia, de la Federación y así, cada pasaje de la historia, hasta que concluye con el tema petrolero, que es históricamente lo que deja, para la reflexión del pueblo que aún vive la historia del petróleo, aunque en otro contexto”, señaló el artista.

Para Plaza, más allá de que las obras de Rengifo suban o no a los escenarios, lo importante “es investigar a César como un hombre que indagó y que profundizó en las raíces de su pueblo y en el ser humano para poder reflejar la venezolanidad, desde la visión del pueblo en su teatro y en su pintura”, afirmó.

DIGITAL

El cineasta Juan Plaza es el autor del documental César Rengifo. A viva voz, y contó que a principios de 1980 grabó en unas locaciones en el estado Zulia para realizar un material audiovisual de Las torres y el viento. Informó que con motivo del centenario del nacimiento del autor, se logró que las cintas que estaban en el archivo fílmico se digitalizaran a fin de mantener la imagen en los formatos actuales, para el conocimiento de las nuevas generaciones.

Asimismo, informó que se rescató el documental Mérida, Geografía celeste que cuenta con el guión de Rengifo.

Plaza espera retomar el material que se grabó para el audiovisual de Las torres y el viento para hacer un nuevo proyecto fílmico.

T/ Sharlaine Chona
F/ María Isabel Batista
Caracas

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000