Inicio » Avances, Comunicación y Cultura

Pueblo caraqueño se unió a la tradición del Miércoles de Ceniza

Comunidad cristiana inició la Cuaresma

11 febrero 2016 | Haga un comentario

La feligresía elevó oraciones para que Venezuela sea un país de paz

La comunidad cristiana en el mundo se congregó a los templos para renovar su fe e iniciar con el rito de la imposición de una cruz de ceniza en la frente el inicio de la cuaresma, un tiempo de reflexión para la feligresía.

Cientos de caraqueñas y caraqueños acudieron ayer a las misas por el Miércoles de Ceniza. El padre Ángel Infante, de la Iglesia San Bernardino, recordó que el tiempo de cuaresma simboliza los 40 días de purificación del pueblo judío que transcurrió en el desierto, así como los 40 días en el que Señor estuvo en ayunas en el desierto, en una prueba en la que experimentó la fragilidad de la condición humana, bajo la tentación del Maligno.

Estos “son 40 días de reflexión, de meditación de la palabra, de practicar las obras que nos propone la Cuaresma: El ayuno, la oración y la caridad fraterna o la limosna”, asentó el sacerdote.

El padre Infante mencionó que el ayuno es para experimentar que la vida también consiste en alimentarse con la palabra de Dios. La oración es para encontrarse con el Señor, que da fortaleza y pide que se cumpla su voluntad, mientras que la limosna sirve para darse cuenta de que hay otras personas que requieren de ayuda.

“En este tiempo de Cuaresma debemos darnos cuenta de que Dios bendice a nuestra sociedad, nuestro país, pero también que debemos tener mucha confianza en él, en sus promesas, en su palabra, en su deseo de conducir a su pueblo, de alimentarlo y que cada creyente, debe ser promotor de esa buena noticia, signo de fe, de reconciliación, de encuentro”, afirmó.

Infante sostuvo que la feligresía debe darse cuenta de que la vida política no consiste en lo que se pueda hacer y que la buena marcha de la sociedad no depende exclusivamente de ello, por eso, se debe pensar que el Señor conduce los destinos de los pueblos, “que quiere lo mejor para cada nación”.

SALVAR EL ESPÍRITU

Cuando los sacerdotes imponen la cruz de ceniza en la frente de los creyentes, pronuncia las palabras “en polvo eres y en polvo te convertirás”, un recordatorio de que el cuerpo “se desintegrará” y que el espíritu debe estar unido al de Cristo resucitado.

Miguel Acevedo, párroco de La Candelaria, pidió a la comunidad cristiana aprovechar la Cuaresma para la renovación del espíritu, volver a Dios, a la práctica consciente y madura de la fe.

“Este año celebramos el Jubileo de la Misericordia. Seamos misericordiosos como el Padre, pide el Papa Francisco. Vamos a renovarnos, a reconciliarnos con nosotros mismos interiormente y a reconciliarnos con nuestros hermanos, viviendo los Mandamientos de Dios, confesándonos periódicamente, participando en la misa dominical”, expresó.

POR LA PAZ

La señora Evila García acude cada año a las misas de Miércoles de Ceniza para unirse a la época de recogimiento y pedir “por la paz del mundo y de Venezuela, por la reconciliación”, expresó a la salida de la Iglesia Nuestra Señora de La Candelaria.

Otra devota, Elvia Castillo, vecina de Los Dos Caminos, celebró el comienzo de la Cuaresma para preparase para la Semana Santa. “Pido por la paz de Venezuela, por los jóvenes que están descarrilados, por los ancianos”, afirmó.

“Oro por Venezuela, nuestro país, que recuperemos los valores que se han ido perdiendo poco a poco. Tenemos que seguir luchando porque el tiempo de Dios es perfecto”, comentó Ángela Jiménez.

El sacerdote jesuita Numa Molina publicó en su cuenta de Twitter (@numamolina) un mensaje de reflexión: “Si de verdad somos un país cristiano esta Cuaresma bastaría para que, reconociendo nuestras culpas, construyamos la paz”.

T/ Várvara Rangel Hill
rangel-v@correodelorinoco.gob.ve
F/ Joel Aranguren
Caracas

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000