Inicio » Avances, Comunicación y Cultura

La colectiva se mantendrá hasta el 19 de junio

Cuerpos políticos: Poéticas feministas se muestra en la Sala RG de la Fundación Celarg

6 mayo 2015 | Haga un comentario

Según el investigador Franklin Perozo, esta propuesta pretende confrontar y poner en tela de juicio en discurso preestructurado de la sociedad con respecto a la figura de la mujer

Hasta el 19 de junio el público tendrá la oportunidad de disfrutar de la exposición Cuerpos políticos: Poéticas feministas, instalada en la Sala RG del Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (Celarg), en Caracas, como una correspondencia plástica del seminario realizado el pasado mes de marzo bajo el título Mujeres participantes, procesos constituyentes, experiencias organizativas y participación política.

Cuerpos políticos: Poéticas feministas, compuesta por unas 30 piezas de casi una veintena de artistas mujeres, es el resultado de un trabajo en equipo entre la coordinación de Investigación y la coordinación de Artes Visuales del Celarg, vinculadas en esta oportunidad por la temática común de una serie de trabajos que se desarrollaron en torno al feminismo.

De ta manera que la propuesta es una suerte de conclusión plástica de una serie de investigaciones, debates, búsquedas y cuestionamientos del conocimiento que responden al espíritu de una institución como el Celarg.

Tal como señala la coordinadora de investigaciones del Celarg, Alba Carosio, en el texto impreso en el tríptico de la exposición, Cuerpos políticos:Poéticas feministas “continúa en el mundo de la imagen, las reflexiones y luchas que durante años ha venido realizando el movimiento de mujeres de América Latina” y se articula con el seminario ya realizado para “formar una experiencia integral” y extender en el área de las artes plásticas, la intención de interpelar a las sociedades patriarcales e invitar a reflexionar sobre nuevas interpretaciones de lo femenino sin el lastre de las convenciones preestablecidas.

EQUIDAD

En conversación con el Correo del Orinoco, el filósofo e investigador Franklin Perozo, explicó que sobre la base de un trabajo teórico desarrollado por Alba Carosio, la exposición surgió de una línea específica de investigación que buscaba determinar hasta qué punto se vincula el compromiso estético con la política y de qué manera estas grandes áreas de lo humano pueden establecer un diálogo dentro de los códigos del arte contemporáneo.

Desde ahí, luego de investigaciones, conversaciones y debates en los que participaron algunas de las artistas incluidas en la muestra, el resultado final fue un compilado de obras, circunscritas a las más diversas técnicas y estilos, en las cuales se plasma la visión crítica de cada una de las creadoras sobre el cuerpo femenino, su lugar en el mundo y su significado en la sociedad contemporánea.

Al mismo tiempo, el conjunto de obras agrupadas en Cuerpos políticos: Poéticas feministas articulan un discurso comprometido, provocador y en cierta medida transgresor que llama la atención de la espectadora y el espectador, a gritos a veces, para proponer una visión y una reflexión del cuerpo de la mujer, pero desde una amplia diversidad de patrones, todos alejados e incluso cuestionadores de las perspectivas machistas que insisten en perpetuar la figura femenina como el objeto del deseo masculino que debe ajustarse a patrones de belleza impuestos y muchas veces disonantes con la realidad.

“Lo que vemos en esta exposición no es un arte conciliador. Esto pretende confrontar y poner en tela de juicio un discurso preestructurado de la sociedad con respecto al cuerpo femenino. Y no es que se propone un mundo dominado por las mujeres. Al contrario, esto debería invitar a los hombres a reflexionar y hacer un compromiso de vida para organizarnos a partir de una relación más equitativa”, comentó Perozo.

La muestra incluye además diferentes formas de feminismo que se han tipificado y teorizado en distintos momentos de la historia, pero todas con el foco en el cuerpo de la mujer.

Así en el recorrido se incluye, entre muchas otras, “Olympia dice N°2”, de Eirenée Caldera, una pieza integrada por 28 vulvas, cada una con un cordón que finaliza en un cartelito con un mensaje feminista.

“Cuando se habla de la feminidad se piensa en una vulva que es solo un espacio anatómico femenino vinculado acá con una idea. Es una relación entre el ciclo menstrual y las interpretaciones desde el discurso feminista”, interpretó Perozo.

Una de las piezas que llama mucho la atención en esta propuesta, por su tamaño y su potencia expresiva es la instalación “Tierra tomada”, de María Centeno. Según la propia autora, la pieza establece un paralelismo entre el cuerpo de la mujer y la tierra.

“Quise tratar acá el tema de la soberanía. La soberanía de la mujer sobre su propio cuerpo y la soberanía territorial. Hago un símil del territorio geográfico y el cuerpo de la mujer que ha sido considerado como un territorio a colonizar y como la tierra, es expoliado, modificado, etcétera”, explicó Centeno.

Por su parte, Gabriela Cedeño participa con “Construcción”, una interpretación de su propio cuerpo que representa, entre otras cosas, la aceptación “de ese nuevo territorio”, luego de los cambios después del embarazo.

“Interceda por mi vida”, es la pieza aportada por Malú Valerio, en la que hace una suerte de “metáfora del cuerpo ausente”, con retratos inocentes de mujeres que fueron víctimas de femicidio.

También participan en la colectiva Mery Esther Caballero, Teresa Carreño, Isayra Colmenarez, Fresy González, Milagros González, Tania González, María de los Ángeles López Ordaz, Solángel Roccocuchi, Yaneth Rivas, Daniela Rojas, Henys Torres, Muchelina Farrauto y Victoria Proaño.

LA PIEZA DE LA COLECCIÓN

Como es costumbre en las exposiciones del Celarg, en esta también se incluye una pieza de la colección resguardada por esta institución, que en esta ocasión es “Desnuda con mis corazones”, de la ganadora del Premio Nacional de Cultura, mención Artes Plásticas, Azalea Quiñones.

T/ Luis Jesús González Cova
F/ Héctor Rattia
Caracas

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000