Inicio » Avances, Comunicación y Cultura

El público caraqueño disfrutó ayer de su última función

Don Quijote brilló en el Teatro Teresa Carreño

21 octubre 2013

Luego de 20 años el espectáculo regresó a territorio venezolano de la mano del Ballet del TTC, con coreografía de Laura Fiorucci y la dirección musical de Rodolfo Saglimbeni

Luego de 20 años alejada de los escenarios venezolanos, la obra Don Quijote, ballet en tres actos regresó a la Sala Ríos Reyna del Complejo Cultural Teatro Teresa Carreño; en esta oportunidad lo hizo con coreografía de Laura Fiorucci y la dirección musical de Rodolfo Saglimbeni.

El montaje, basado en la versión original de Marius Petipa, estuvo interpretado por el Ballet Teresa Carreño, cuyos integrantes dieron vida a la la historia de amor entre Don Quijote y su amada Dulcinea.

A las 11:00 am de este domingo Saglimbeni alzó su batuta para dirigir a la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas y así dar comienzo a este mágico espectáculo que narra la historia de la aventuras del caballero andante junto a su fiel amigo Sancho Panza.

ACTOS

Durante el primer acto, las bailarinas y los bailarines representaron la escena en la que una joven doncella de nombre Kitri es obligada por su padre a aceptar la propuesta del hombre más rico del pueblo, Gamache. Pero la dama ama a Basilio, un barbero del lugar, que también estaba perdidamente enamorado de Kitri.

Don Quijote entra en acción con Sancho Panza, cuando confunde a esta doncella con su amada Dulcinea. Este parte culmina entre confusión y la fuga de Kitri con Basilio.

Para el segundo acto, los jóvenes enamorados llegan a un campamento de gitanos, al cual arriba el galante Don Quijote, quien arremete contra los actores y molinos, producto de sus alucinaciones. Luego de esta batalla el caballero, confundido, sueña que es llevado por Dulcinea al bosque de las Dríadas, lugar donde continúa sus aventuras junto a su fiel acompañante.

Finalmente, el tercer acto es una mezcla de suspenso y alegría, en el que Don Quijote intercede para que Kitri pueda casarse con su amor Basilio.

TRABAJO EN CONJUNTO

Según nota de prensa del TTC, la producción se llevó a cabo durante tres días gracias “al esfuerzo del personal técnico, realizadores, vestuaristas, maquilladores, ensayadores y por supuesto y bailarines”, quienes dejaron su alma en el escenario.

El Quijote ha sido la obra literaria más versionada en todas las artes, incluyendo el mundo de la danza. En Venezuela, desde el mes de agosto del año 1994 el público no había tenido la oportunidad de ver, en la Sala Ríos Reyna, el montaje de este clásico.

En esta oportunidad se presentó una nueva versión, en tres actos, en la que participaron más de 50 personas, además de las alumnas de la Fundación Ballet de las Américas que acompañaron a los integrantes del Ballet Teresa Carreño.

La Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas, bajo la dirección del maestro Rodolfo Saglimbeni, tuvo la responsabilidad de interpretar la música.

Texto/Patricia Pineda
Foto/José Luis Díaz