Inicio » Comunicación y Cultura

Pedro Ruiz tras la pista de Dany Laferrière

La dulce deriva de un caraqueño

5 junio 2010

La última aventura de este joven venezolano que triunfa internacionalmente, es un documental sobre el escritor haitiano que ha rubricado 19 libros y ha filmado varias películas

Pedro Ruiz ha colaborado con imágenes en periódicos venezolanos y agencias extranjeras

Venezolano de origen, quebequense de adopción, fotógrafo y ciudadano del mundo, ahí tienen a Pedro Ruiz. Siempre con un proyecto bajo el brazo, en movimiento, un día en Kabul, otro en Colombia. De paso por Caracas para promocionar su más reciente película La dulce deriva de un niño haitiano -un documental sobre la trayectoria y espíritu creador del escritor Dany Laferrière- se dejó preguntar.

-¿A quién se le puede ocurrir documental sobre el escritor Dany Laferrière?

-En 2005 concebí un proyecto documental en el que invité al cineasta y amigo Frank Rodríguez para codirigir a mi lado. Un documental dedicado a la obra del prolífico escritor cubano Pedro Juan Gutiérrez, el autor del libro Trilogía sucia de La Habana. Esta película fue esencialmente grabada entre Montreal y La Habana. Animal tropical en Montreal, de 50 minutos, fue presentada en el Festival de Films del Mundo en Montreal en 2007 y rompió récords de asistencia, ¡sala llena! En 2008 fue difundida en las ondas de ARTV, en Canadá.

Fue en esa ocasión que tuve la oportunidad de conocer a Dany Laferrière, al que allí invité a participar como entrevistado y lector de la obra de Gutiérrez. Inmediatamente hubo buena comunicación y al finalizar este documental comenzó a rondar en mi cabeza la idea de un posible largometraje sobre este singular personaje. En uno de los brindis que tuvimos en el Festival de Films del Mundo le lancé la idea a Dany y él me respondió con una sonrisa.

Pero fue en mayo 2008 que la idea se concretó y comencé a sumergirme en su obra, que para entonces contaba con unos 19 libros y varias películas, pues Dany además de escritor le gusta hacer cine, y a seguirlo en los festivales de literatura del mundo. En este proyecto viajamos a más de 12 ciudades, entre ellas París, New York, Saint-Malo, Puerto Príncipe, Québec, Lyon…

-¿Qué es lo que más destacaría obra literaria de Laferrière?

-Es difícil no saber de la existencia de Dany Laferrière, su gran presencia física, su voz grave de zumbido de cigarrón. Sus opiniones reveladoras, en tono apacible y en verbo directo, que sutilmente deja pasar las frases hasta el momento en que ya no podemos salvarnos del peso y el sentido del mensaje, que cae en nuestras manos como una bomba. Yo diría trapecista de la palabra, observador sagaz.

-¿La crítica canadiense la considera…?

-La crítica la ha recibido con los brazos abiertos y son muchas las loas que le dedican a este trabajo. Hay un periodista que comienza su texto diciendo “todo lo que usted ha entendido hablar y decir sobre esta obra, es verdad; la película es buenísima”.

Fíjate, en noviembre 2009, al día siguiente que recibimos el premio de público del festival Rencuentro Internacional de Documental de Montreal, la película se volvió a proyectar en el festival a las 5.00 pm y a las 9:30 de la noche salía en sala comercial. Y ambas salas estaban llenas.

La película en este momento se encuentra nominada como mejor documental en el Festival Internacional de Televisión de BANFF, y el 20 de mayo sale en DVD en Francia, Bélgica y Suiza a través de la distribuidora de cine francesa Les films du paradoxe.

-La gente dice que usted ganó un premio en Venezuela

-Sí, en 2009 participé en el IV Festival de Cine Documental en Caracas Premio Regional Andino de Cine Documental Documenta 2009 y gané el premio a mejor cortometraje documental con mi película México ilegal. Luego de ganar la película fue programada en el Festival Caracas Docs en noviembre 2009. También, esta película fue trasmitida por dos años consecutivos en Telesur y cuenta las hazañas de los cientos de indocumentados de Centro América que atraviesan México hasta los Estados Unidos, y a veces hasta Canadá. Para estos aventureros sin dinero, el colgarse en un tren se convierte en el medio del transporte más popular para lograr sus objetivos.

-¿Duración de este proyecto sobre Laferière?

-Trabajamos un año y siete meses entre preproducción, rodaje y montaje. La película dura 84 minutos, la versión para el cine; y 52 minutos la versión de televisión. Tenemos la versión en francés y en inglés y ahora estamos trabajando en la versión en castellano, pues queremos participar en el Festival de Cine de La Habana y estamos planificando hacer una salida en Venezuela en septiembre a través del canal Telesur, que ha sido un buen cómplice.

-¿Qué dijo Laferrière cuando vio por primera vez el documental terminado?

-¡Él nunca miró el documental! Lo vio por primera vez el día del estreno mundial en el festival, el 15 de noviembre, en una sala repleta con más de 300 personas. Es un gran ser humano y me ha respetado a grado máximo como cineasta. El hecho de no haber visto más que el story board -y porque yo se lo mostré en un viaje que hicimos juntos en carro de New York a Montreal- y de haber leído el guión, me indica que ha confiado y confía. No tiene el miedo que inmoviliza, el miedo tonto de la vanidad y del control de su imagen como muchos en este planeta, pues sabe que la suya, su imagen, la construye con su acción y con sus libros.

La dulce deriva de un niño haitiano se puede ver en francés por la web, visite: http://www.dvdparadoxe.com/laferriere.html.

T/ Douglas Bolívar
F/ Cortesía Pedro Ruiz