Inicio » Avances, Comunicación y Cultura

Hoy es el acto de sepelio en el Cementerio del Este

“El Tirabesitos” será recordado como un icono de la comicidad venezolana

19 agosto 2010

Desde ayer comediantes y amigos de Honorio Torrealba han acudido a la funeraria Vallés para tributarle un último homenaje

Amigos, familiares y compañeros de trabajo reunidos en la Funeraria Vallés, dieron su adiós y rindieron tributo al actor cómico Honorio Torrealba, fallecido el pasado martes, y cuyo acto de sepelio se realizará hoy a las 10:00 am, en el Cementerio del Este.

La esposa del actor, Marvin de Torrealba, explicó que el humorista sufría desde hace muchos años de diabetes, enfermedad que “le pasa factura a su cuerpo a nivel de la vista, riñones”. Cuenta que había sido hospitalizado hace 23 días para tratarle una infección que se fue extendiendo porque no daban con el antibiótico específico. Se había recuperado ya que tenía seis días sin fiebre, por lo que el desenlace fatal sorprendió a la familia. “Ayer (martes) estábamos en un homenaje que le hicieron todos los humoristas del país cuando nos llamaron para avisarnos que se había puesto mal. Mientras sus compañeros lo homenajeaban él fallece”, expresó.

Torrealba tenía tres hijos y una hija de su primer matrimonio, y una hija en su segundo matrimonio con Marvin de Torrealba, con quien compartió 21 años de unión.

Carlos Delgado Linares, conductor del programa Miscelánea Espectacular, ex compañero de la televisora RCTV, dijo que “Honorio era un hombre inteligente más allá que un buen comediante, imitador y artista”. “Cuando uno hablaba con él en ‘serio’, te dabas cuenta que era un humanista”. “Lo era por convicción, con fundamentos ideológicos muy firmes; lo podríamos definir como un hombre progresista”, afirmó.  Recuerda Delgado Linares cuando coincidían el comentarista deportivo Carlitos González y el actor cómico quien lo parodiaba en el show de La Rochela, y “Carlitos gozaba un puyero”, con la imitación de Torrealba.

El actor cómico Pepe Ruiz, que compartió con Torrealba por cuatro décadas, lo define como “una anécdota andante”, porque “a cada instante tenía un chiste, tenía algo lindo que decir. Nunca dijo nada negativo de sus compañeros o de la vida. Siempre era positivo en todo. Honorio era un fenómeno, era excelente marido, padre y excelente comediante”. “Era un humorista de primera línea. Todos los papeles que le daban, que les escribían a Honorio trascendían. El era tan bueno en su trabajo que la gente se adueñaba de sus personajes”. Recuerda por ejemplo al “Tirabesitos” y a “Gregorita”.

También el actor Juan Carlos Dávila, del programa A qué te ríes de Venevisión, cuenta que lo conocía desde hace mucho años y “creció admirándolo”. Comentó que las nuevas generaciones de actores deben tener a Honorio Torrealba como un icono de la comicidad venezolana. Recordó algunos de los personajes que creó en Cheverísimo, como el de la arepa con su expresión  “suuuube”, y su dupla con Américo Navarro. “Le teníamos muchísimo aprecio y será siempre una referencia obligada en la comicidad venezolana”, finalizó.

T/Florángel Gómez
I/ Manuel Loaiza