Inicio » Avances, Comunicación y Cultura

Participaron instituciones públicas y privadas

Gabinete de Economía Cultural se instaló este miércoles para proponer alternativas en el sector del libro

3 marzo 2016 | Haga un comentario

Uno de los objetivos del encuentro fue identificar los potenciales exportables del área y sus implicaciones en cuanto a la producción editorial

En un acto realizado ayer en el Celarg (Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos), en Caracas, el ministro para la Cultura, Freddy Ñáñez acompañado por la viceministra para la Economía Cultural, Aracelis García y la presidenta del Cenal (Centro Nacional del Libro) Christian Valles instalaron este miércoles las primeras mesas de trabajo para dinamizar la economía cultural en el sector del libro.

Para esta primera jornada de trabajo del llamado “Gabinete de Economía Cultural. Capítulo Libro”, fueron convocados especialmente los actores naturales de aquellos sectores encadenados en torno a los marcoprocesos industriales y comerciales del libro como bien cultural, entre quienes se cuentan editores, impresores, distribuidores y librerías, tanto del sector público como del privado y alternativo

A parte de construir en conjunto, entre las instituciones públicas y el sector privado, las alternativas para dinamizar el sector del libro desde la perspectivas de la economía cultural, el objetivo del encuentro fue identificar los potenciales exportables del área y sus implicaciones en cuanto a la producción editorial, según explicó Valles en conversación con el Correo del Orinoco.

“obviamente para exportar es necesario producir. En la producción inicial que es lo que mueve los circuitos económicos culturales es done esta quizás el nudo que debemos desatar para poder dedicarnos a la exportación y con ello la captación de divisas para el país y, por supuesto, la fijación de una política integral que desde la economía cultural abraza a todos los componentes de la cadena del libro”, aclaró la presidenta del Cenal.

DIAGNÓSTICO Y PROPUESTAS

Con el propósito de agilizar el encuentro y apuntar a una mayor efectividad en esta jornada de trabajo, el Cenal sistematizó los datos disponibles, que en palabras de Valles no relejan la totalidad de la realidad nacional pero funcionan para tener una muestra representativa en términos estadísticos”, en relación a la producción editorial en nuestro país.

Las fuentes consideradas para este prediagnóstico fueron el ISBN, el Registro Nacional del Libro y el Registro de Oficios del Libro,de donde se consideraron la cantidad de títulos editados en los últimos cinco años, tato digitales como en físico y la relación entre estos formatos, así como la cantidad de empresas venezolanas dedicadas a la impresión, corrección y edición, entre otros datos.

Por otra parte, desde la semana pasada el Cenal realizó una encuesta digital, aún abierta, que busca esbozar un panorama de la situación de las empresas del área. Entre otras áreas, la encuesta indaga sobre la existencia de catálogos actualizados de bienes, talentos o servicios susceptibles de exportación, si hay algún tipo de acercamiento comercial con otros países, especialmente de Latinoamérica y la capacidad para atender demandas específicas de servicio y producción que se puedan exportar.

Otro asunto sumamente importante dentro de la encuesta es la recolección de propuestas o iniciativas para incentivar a corto, mediano y largo plazo la producción en el área del libro. Justamente parte de la labor prevista para desarrollar en las mesas de trabajo era sistematizar y debatir cada una de las ideas contenidas en estas propuestas.

PANORAMA PRELIMINAR

Sobre estas iniciativas tomadas de la encenta que se supone debió llenar cada institución o individualidad participante en las mesas de trabajo, Valles observó una inquietud generalizada sobre el tema de la adquisición y producción de papel y otras materias primas, actualización tecnológica y capacitación, entre muchas otras áreas.

“Una deficiencia que tenemos es la falta de información y formación de los sujetos de la cadena de producción del libro sobre las condiciones legales tanto para la importación como la exportación de bienes culturales”, reconoció la presidenta del Cenal.

En un primer momento durante la instalación, las propuestas contenidas en la encuesta sirvió incluso para conocer, tanto para las instituciones culturales como para el sector privado participante en el evento, la existencia de una resolución que prohíbe la exportación del libro, una medida que según la presidenta del Cenal se colocó como prioritaria para debatirla en el evento.

PLAN A TRES AÑOS

Durante la instalación del Gabinete de Economía Cultural. Capítulo Libro el ministro para la Cultura comentó que desde esta cartera se han propuesto un plazo de tres años para trazar “una ruta muy clara, con acciones precisas a seguir para convertir a Venezuela” en un país puntero en la producción editorial “no solo con una literatura nacional fuerte y digna, sino como intérpretes y reproductores de una literatura universal”.

Ñáñez recordó que desde la creación de la Imprenta de la Cultura y desde que el ministerio ahora a su cargo comenzó a incursionar en el sector editorial hubo una profunda preocupación en el sector privado donde surgió la inquietud de un posible desplazamiento, por parte del sector gubernamental, de las editoriales independientes, alternativas e incluso las grandes cadenas.

17 años después, comentó el ministro, esta demostrado que la participación del Estado en el sector del libro y la lectura contribuyó significativa y positivamente en las dinámicas del sector.

Por otra parte, agregó el servidor público, las instituciones gubernamentales encestan del sector privado para fortalecer la industria del libro entendido como bien cultural.

“Solo trabajando juntos, desde distintas perspectivas, podemos encontrar soluciones innovadoras y vamos a poder construir una verdadera red en torno al libro y soluciones en plazos inmediatos medianos y largos”, reconoció Ñáñez.

T/Luis Jesús González Cova
F/Joel Aranguren
Caracas

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000