Inicio » Comunicación y Cultura

A 12 años de la muerte del cineasta estadounidense

Lamata: “Stanley Kubrick mostró toda la crueldad y estupidez de la guerra”

7 marzo 2011

El director de Miranda Regresa (2007), Luis Alberto Lamata, confesó “amar profundamente” la película Senderos de Gloria (1952) porque muestra, “por encima de todo, la condición humana”

Stanley Kubrick murió de un infarto en Inglaterra en 1999Mientras que el 7 de marzo de 1765 nacía el científico francés, Nicéphore Niépce, precursor de la fotografía en el mundo; ese mismo día, pero 234 años después, el cine se vestía de luto por la desaparición física de aquel destacado director estadounidense del siglo veinte y prodigio reportero gráfico: Stanley Kubrick.

Aquel artista, que vino al mundo un 26 de julio de 1928, en la maternidad de Manhattan (Estados Unidos), no sólo era un asiduo jugador de ajedrez, un amante espectador del boxeo; un baterista de una banda de Swing (vertiente del género Jazz) o un hombre empedernido a la literatura, como reseñan algunas de sus biografías, sino también un irreconciliable cineasta anti-guerrerista.

Kubrick fue un hombre que se la jugó siempre por la paz; que supo mirar la guerra con todo el horror y con toda una actitud pacifista muy inquietante, en el sentido que no era ingenuo al tratar la guerra, porque sabía que era algo descarnado (…) él era capaz de verla en toda su dimensión de crueldad y estupidez. En el fondo, era un gran pacifista”, manifestó el cineasta venezolano, Luis Alberto Lamata, durante una entrevista telefónica con el Correo del Orinoco.

Así lo demuestra Senderos de Gloria (1952), película que abordó las situaciones de inclemencia vividas por los soldados franceses cuando enfrentaron a Alemania durante la Primera Guerra Mundial (1914 -1918) y donde figuró el veterano actor, Kirk Douglas, quien recientemente estuvo en la Entrega de Premios Oscar 2011, o Full Metal Jacket (Chaqueta Metálica), realizada en 1987, obra cinematográfica donde Kubrick abarcó la deshumanización de ciudadanos estadounidenses para combatir en la Guerra de Vietnam (1963-1974).

Para Lamata, director de Miranda Regresa (2007), Senderos de Gloria es una película que resalta, “por encima de todo, la condición humana”.

Senderos de Gloria (1952), con la actuación de Kirk Douglas

“Si me pusieran a escoger  el mejor final de una película en la historia del cine, yo te diría: la última escena de Senderos de Gloria, donde recuerdo que hay una chica alemana que obligan a cantar frente a un regimiento de soldados franceses. Esa escena, para mí, es una de las más tremendas de la historia”, sostuvo el artista quien además confesó “amar profundamente” la referida obra cinematográfica.

Durante la Primera Guerra Mundial, donde participaron 32 países, hubo un promedio de 37 millones de soldados muertos y heridos, sin contar los casi 10 millones de civiles que fallecieron a causa de ese conflicto bélico, reseñan diversas fuentes.

¿Qué te cuenta Kubrick?, pues que al final, todos somos seres humanos y la guerra arrasa con todos, tanto con los franceses como con los alemanes y que, por encima de eso, está la condición humana. Si algo en la historia del cine lo ha contado, yo creo que es el final de Senderos de Gloria”, sentenció Luis Alberto Lamata.

LA CHAQUETA METÁLICA: GUERRA DE VIETNAM

La Chaqueta Metálica (1987), muestra "todo el autoritarismo de la institución militar norteamericana"Sobre la creación de La Chaqueta Metálica, inspirada en la novela Un Chaleco de acero, del escritor estadounidense, Gustav Hasford, quien prestó ‘servicio’ militar en la Guerra de Vietnam, Lamata sostuvo que a través de esa película Stanley Kubrick mostró “todo el autoritarismo de la institución militar norteamericana”.

“Los soldados son previamente descerebrados para robarle la voluntad, porque si no logran hacerlo, entonces no serán capaces de combatir en las situaciones que son colocados. Las consecuencias se ven en la segunda parte de la película, cuando de repente, sin querer y sin buscarlo, aquellos se convierten en criminales”, aclaró.

Según el documental Bowling for Columbine, de Michael Moore, para el período 1963-1974, tiempo que duró el conflicto en Vietnam, Estados Unidos asesinó a 4 millones de ciudadanos asiáticos.

“La Chaqueta Metálica muestra como convertían (a los reclutas) en maquinas sin voluntad; la forma en cómo los deshumanizaban”, refirió el cineasta venezolano.

Finalmente, Luis Alberto Lamata, quien actualmente filma el largometraje, Azú, que relata la historia de una mujer esclava durante el siglo XVIII, precisó que el legendario Stanley Kubrick fue un hombre completamente humanista y de gran explosión creativa.

“Pienso que es uno de los grandes realizadores en la historia del cine porque fue capaz de moverse en todos los géneros y en toda una humanidad creativa, personal y cuestionadora. Fue, sobre todo, un cineasta crítico de su realidad”, puntualizó.

Para el año 1999, Kubrick dirigió su última película, Eyes Wide Shut. Pocos días después de terminar la filmación, a la edad de 70 años, el destacado cineasta sufrió un ataque al corazón y falleció en su casa, ubicada al suroeste de Inglaterra.

Entre las películas más importantes de Stanley Kubrick, se encuentra Teléfono Rojo ¿Viajamos a Moscú?, La Naranja Mecánica; 2001 Una Odisea en el Espacio;Lolita;  Barry Lyndon; Espartaco, entre otras.

T/Luis Lovera Calanche
Fotos/Archivo