Inicio » Avances, Comunicación y Cultura

Nuestra historia pintada sobre cerámica

Murales duraderos de poco mantenimiento embellecen la Gran Caracas

31 agosto 2010

Más de 100 obras que plasman la vida de algunos próceres y nuestra cultura en general dan color y alegría a espacios públicos de Vargas, Distrito Capital y Miranda. “Las misiones”, el más largo de ellos, mide 1.200 metros cuadrados y decora parte del Aeropuerto Internacional de Maiquetía

El trabajo es diseñado inicialmente a lápiz, luego se digitaliza finalmente rompen la cerámica con martillo para pegarlo

Uno de los grandes retos de los artistas fue y sigue siendo el hallazgo de materiales que resistan los embates del tiempo. Incluso el celebérrimo David, de Miguel Ángel, esculpido en un material prácticamente eterno, mármol blanco, proveniente de las no menos famosas canteras de Carrara, tuvo que ser trasladado para resguardarlo del medio ambiente. La tarea se hace aún más difícil en países tropicales con climas como el nuestro.

Más allá de la falta de mantenimiento en no pocas oportunidades la fuerza del viento y la intensidad de los rayos solares nos han arrebatado murales y obras en general de valor incalculables. De allí que sea cada vez más difícil concretar la intención de instalar obras a cielo abierto aunque muy seguramente nunca se deje de hacer del todo.

Desde hace poco más de un año, principalmente en el estado Vargas, en algunos lugares de Miranda y Caracas se instalaron unos murales elaborados con cerámica fragmentada que le dan otro aspecto a los espacios públicos, no exigen mucho mantenimiento y prometen resistir más que los materiales usados tradicionalmente.

Wiston Salas, uno de los encargados de la elaboración de estas piezas, explica que observó la utilización del material y la técnica de “fragmentación” en Zulia y posteriormente la utilizó en algunos trabajos que le habían encargado. En Vargas se pueden apreciar 25 murales de este tipo. Los temas que contienen la mayoría de ellos son relativos a nuestra historia, nuestra cultura y otros a hechos actuales.

Algunas piezas plasman la vida y obra del Libertador Simón Bolívar, hay uno que resume la historia del estado Vargas, realizamos uno también en homenaje a Reverón, igualmente hicimos uno con los Diablos de Yare que está en Miranda. El más importante en cuanto al tamaño es el Mural de las Misiones, que refleja todos los programas sociales del Gobierno Bolivariano. Tiene 1.200 mts2 y está en el Aeropuerto Internacional en Maiquetía”, comenta Salas.

Entre la entidad mirandina y Caracas el equipo dirigido por Wiston y su hermano Wilfredo han instalado cerca de 80 murales. “En Higuerote hay uno en la entrada de cada pueblo que identifica al lugar. En la avenida Sucre de Catia, trabajamos en uno relativo al Bicentenario y en San Martín acabamos de terminar 8 obras que cubren 1.300 metros cuadrados de superficie alusivos a la vida de San Martín, nuestros juegos tradicionales, el bicentenario y paisajes venezolanos”.

El trabajo, explica Wiston Salas, es diseñado inicialmente a lápiz sobre cartulina, para definir principalmente los detalles y rostros, luego se digitaliza para llevarlo a escala y posteriormente se trabaja el color. Lo siguiente es romper la cerámica con martillo y tenazas para finalmente pegarlo. El resultado es una suerte de mosaico.

“Junto al trabajo de instalación hacemos trabajo social comenta —. Trabajamos con los Consejos Comunales, a través de los comités de cultura y educación nos ayudan a pegar la cerámica. Ellos aprenden a hacer el trabajo, multiplican el conocimiento y lo repiten en sus comunidades”.

T/ Luis Jesús González C.
F/ Héctor Rattia
1 Comentario
Daniel dijo:

Les felicito excelente trabajo que ademas de embellecer genera cultura histórica al pueblo. ¿Sabe alquien como contactar a estos artistas?. Saludos
Daniel