Inicio » Avances, Comunicación y Cultura

Hace 240 años nació el Pacificador

Pablo Morillo sirvió al absolutismo español y al régimen colonial en América

5 mayo 2015 | Haga un comentario

El 15 de febereo de 1815, partió Morillo desde Cádiz a la cabeza de la Expedicón Pacigficadora, con la misión de reforzar la plaza de Montevideo y controlar las provinvias del río de La Plata

El 5 de mayo de 1775 nació en la localidad de Fuentesecas, provincia española de Zamora, Pablo Morillo, quien alcanzaría renombre como soldado intrépido y disciplinado durante la guerra que España sostendría entre 1808 y 1814 contra el ejército napoleónico, alcanzando los grados de general y mariscal de campo.

En nuestra Guerra de Independencia, Morillo jugó un importante papel entre 1815 y 1819 como General en Jefe del Ejército Expedicionario español. Esa fuerza, que se ha estimado entre 10 mil y 15 mil hombres, fue enviada por el rey Fernando VII para sofocar la rebelión de las colonias insurrectas, especialmente Venezuela y Nueva Granada. De hecho, al oficial español se le conoció como el Pacificador.

¿PACIFICAR LAS COLONIAS?

El 15 de febereo de 1815, partió Morillo desde Cádiz a la cabeza de la Expedicón Pacigficadora, con la misión de reforzar la plaza de Montevideo y controlar las provinvias del río de La Plata. Pero recibió órdenes de desviarse hacia Nuenva Granada y Venezuela para retomar el control de las fuerzas que en Costa Firme se proclamaban seguidoras del Rey, y que al mando de José Tomás Boves y Francisco Tomás Morales, actuaban con insubordinación ante las autoridades designadas por la España. A la muerte de Boves en diciembre de 1814 en Urica, Morales mantuvo una inicial desobediencia ante el capitán general de la Venezuela realista, Juan Manuel de Cagigal.

Muchos seguidores del régimen monárquico en Venezuela comenzaron a mudar de simpatía, al enterarse de las medidas impuestas por Pablo Morillo para “restablecer la autoridad del Rey” y asegurar la manutención de sus tropas. Obviando la destrucción en que había quedado la Costa Firme con la Guerra a Muerte de 1814, el Pacificador impuso la confiscación de “habas, frijoles, maíz…y…hasta las semillas destinadas a la siembra de conucos; todo era presa de los comisionados, además de ser cargo de los pueblos alimentar las partidas que llevaban para auxilio de este saqueo disfrazado” [Juan Manuel Cagigal, Memorias Sobre la Revolución de Venezuela, pág 157]

EL RETORNO A ESPAÑA

¿Erró Ferrnando VII al nombrar a Pablo Morillo como jefe del Ejército Expedicionario? A diferencia del Libertador Simón Bolívar, el Pacificador, con alta capacidad de previsión y trazado de estrategia para un extenso escenario, y rasgos de general valiente, carecía de la concepción política y tacto que le asegurarse las simpatías de la población que en 1815, se expresaba todavía mayoritariamente a favor de la monarquía.

Así, en 1820, y a propósito del Armisticio y Tratado de Regularización de la Guerra suscritos con el Libertador en Santa Ana de Trujillo, Morillo regresa a España, donde se le nombrará Capitán General de Castilla la Nueva y luego, por tres veces de Galicia.

En 1836 Pablo Morillo apoya a la reina regente María Cristina, en la primera de las Guerra Carlista que los ultraconservadores habrían de iniciar en la Península. La deteriorada salud de Morillo lo lleva a buscar tratamiento en Francia, dnde fallece el 27 de junio de 1837, en situación de estrechez esconómica “dejando a su viuda sin bienes y con cinco hijos menores” [Antonio Rodríguez Villa, El teniente general Don Pablo Morillo, Madrid, 1908].

T/ Néstor Rivero
I/ Manuel Loayza
Caracas

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000