Inicio » Avances, Comunicación y Cultura

Venezolanos hicieron una colecta para comprar la Casa del Libertador en 1912

Piden un bolívar para mausoleo de Simón Bolívar

12 agosto 2010

La construcción estará ubicada en las adyacencias del Panteón Nacional y se espera que esté lista para el 5 de julio de 2011

El Padre de la Patria estuvo en su casa por última vez en 1827

“En el Panteón Nacional hay mucha gente que uno no sabe por qué está allí, sacar al Libertador y colocarlo en un Panteón especial me parece muy justo”, dijo Elías Jaua, vicepresidente de la República en ocasión de la reciente exhumación de los restos de Simón Bolívar.

Para Jaua, el Padre de la patria descansa en el Panteón Nacional con algunos “héroes y villanos” cuando el prócer debe estar en un “panteón de los grandes”. La Vicepresidencia publicó en la prensa nacional un aviso que invita a venezolanas y venezolanos a ayudar a conseguir los recursos para darle a Bolívar un nuevo espacio para descansar.

“Será un mausoleo lo que construiremos para el Libertador, usando parte de la actual estructura” del edificio y su construcción comenzará en las próximas semanas
, precisó el Vicepresidente.

Los aportes podrán ser depositados en la cuenta corriente 0102-0501-88-0000404509 del Banco de Venezuela a nombre de Un bolívar para Bolívar.

Está previsto que la nueva construcción para el descanso del prócer esté ubicado en las adyacencias del Panteón Nacional y, que esté listo para el 5 de julio de 2011, cuando el pueblo venezolano celebre los 200 años de su Declaración de Independencia.

En otras ocasiones las hijas e hijos de Bolívar han destinado recursos para la conservación de sus bienes. En 1912 venezolanos patriotas hicieron una colecta para recuperar la Casa Natal del Libertador. La edificación la había comprado Antonio Guzmán Blanco, quien la alquilaba para uso comercial, hasta que la puso en venta. Fueron venezolanas y venezolanos quienes adquirieron de manos privadas este inmueble, patrimonio cultural de la Nación.

El director encargado del Museo Bolivariano, Enrique Nóbrega, desestimó tanto la avaricia de Guzmán Blanco de venderla como la del presidente del momento, Juan Vicente Gómez, quien ignoró la oferta.

El Libertador estuvo en su casa por última vez en el año 1827, cuando asistió a una cena que Juan de la Madriz hizo en su honor, y en 1912 esta casa fue adquirida por suscripción popular, a través de la Sociedad Patriótica, quien la donó formalmente al Estado en acto celebrado el 28 de octubre de ese año.

El director de los Museos Bolivarianos indicó que mientras en ese momento las y los venezolanos apoyaron la recuperación de un bien de la Nación, es un acto de justicia que actualmente sean los venezolanos quienes le den un lugar de descanso digno al Padre de la Patria.

T/ Redacción CO- AVN
F/ Archivo CO