Inicio » Avances, Comunicación y Cultura

Pronto iniciará en Lara una nueva etapa del proyecto

Ravelo llevó una fiesta de colores a Francia con Arte de Participación en la Calle

7 septiembre 2012

El artista cinético fue condecorado en la ciudad gala de Marcigny junto al cineasta franco-venezolano, Atahualpa Lichy, quien además prepara un documental sobre el ganador del Premio Nacional de Artes Plásticas 2008

Más de 400 personas, entre niñas, niños, adolescentes y adultos, residentes y turistas, acompañaron al artista plástico venezolano, Juvenal Ravelo, en la elaboración de un par de murales en la ciudad francesa de de Marcigny, en la región de Borgoña.

Según apuntó el creador en entrevista con el Correo del Orinoco, la actividad de calle realizada entre el 21 de julio al 4 de agosto, formó parte de la programación preparada para la VI Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de esa ciudad gala, dedicada este año a la tierra de Bolívar.

Las obras murales se realizaron bajo los principios del proyecto Arte de Participación en la Calle, concebido por Ravelo en los años 70, con la intención de estimular la sensibilizar artística en la ciudadanía, combinando información sobre principios estéticos y valores humanos en general, con la experiencia creativa plasmada finalmente en una pared de la comunidad.

Luego de tantos años desarrollado esta propuesta en diferentes lugares populares de Venezuela, Ravelo asistió a la VI Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de Marcigny, invitado por el Centro de Arte Contemporáneo Frank Popper y la Embajada de Francia en Venezuela para repetir la experiencia en la ciudad europea.

En un principio el Premio Nacional de Artes Plásticas 2008 no se imaginó que la convocatoria para participar en los murales de Marcigny sería atendida de forma tan masiva,“porque es una cultura distinta a la nuestra, es otra lengua”.

Afortunadamente el creador monaguense se sorprendió, no solo por la cantidad de gente que atendió al llamado, sino por las manifestaciones de solidaridad y camaradería entre gente desconocida entre sí. “Vimos el mismo entusiasmo, la misma alegría que ocurre cuando hacemos los murales aquí en Venezuela. La gente contenta, pasándose los colores, riendo y conversando. Como lo describió alguna vez Arturo Uslar Pietri, allá también fue una fiesta de colores”, contó.

El creador monaguense se sorprendió aún más cuando algunos vacacionistas, provenientes de diferentes lugares del mundo, que fueron a visitar la ciudad fundada en el siglo XI, llena de edificaciones monumentales del período románico, se acercaban participar en la confección de estas piezas murales de arte contemporáneo.

“Estábamos en medio del verano y esa región es muy visitada, especialmente por su arquitectura. Y los turistas cuando veían el movimiento de la gente pintando los murales se paraban, se quedaban asombrados y preguntaban si podían pintar. había alemanes, holandeses, argentinos y también se sumaron varios venezolanos que viven allá, que se enteraron por la prensa y fueron a compartir y a pintar”, destacó el maestro del cinetismo.

CINETISMO POR LA INTEGRACIÓN

Ambos murales de Marcigny fueron hechos bajo el concepto de la “fragmentación del color”. El más largo mide 40 metros de largo por dos de alto y tiene por título Homenaje a Marcigny, mientras que el segundo, de 10 metros de largo por dos de alto es una composición en donde se funden los colores de las banderas de Francia y Venezuela que tiene por nombre Homenaje a dos pueblos.

En la apertura de la actividad la primera pincelada la dio el alcalde de la ciudad, Luois Poncet y una vez que estuvo listo la inauguración colectiva estuvo a cargo del embajador de Francia en Venezuela, Jean-Marc Laforet.

Después de las observaciones y el análisis sobre lo ocurrido en Marcigny con el Arte de Participación en la Calle, el alemán Frank Spath y el franco-portugués George Silva, cofundadores del Centro de Arte Contemporáneo Frank Popper, se entusiasmaron para estructurar una propuesta que permita emular la experiencia concebida por Ravelo en otros lugares de Europa, para emplearla como una herramienta por la integración de los pueblos.

DOS MÁS EN VENEZUELA

Próximamente, luego de comenzar el periodo escolar, Juvenal Ravelo iniciará otra etapa de Arte de Participación en la Calle, acá en Venezuela. Esta vez la actividad comenzará en el estado Lara, desde dentro del la Universidad de Yacanbú, para extenderse luego a la comunidad aledaña, La Mora, en Cabudare.

Igualmente se tiene previsto retomar el proyecto iniciado en 2010 en Potrerito, cerca de El Calvario, en Caracas, suspendido por los estragos que provocaron las intensas lluvias de ese año en la zona.

CIUDADANOS DE HONOR

Durante su participación en la VI Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de Marcigny, en Francia, el artista cinético Juvenal Ravelo y el cineasta franco-venezolano Atahualpa Lichy, fueron condecorados por el alcalde de la ciudad, Luois Poncet, con la medalla que los distingue como “Ciudadanos de Honor”.

Ravelo asistió a la bienal dedicada este año a Venezuela, invitado por el Centro de Arte Frank Popper y la Embajada de Francia en Venezuela para participar con dos murales realizados junto a la comunidad. Por su parte, Lichy fue convocado para presenta la película “Río Negro” y el documental “El Misterio de las Lagunas”, ambas de su autoría.

Adicionalmente el cineasta aprovechó para continuar en tierras galas con un documental que está preparando sobre la vida y obra del premio nacional de Artes Plásticas 2008, Juvenal Ravelo.

Texto/Luis Jesús González Cova
Foto/José Luis Díaz