Inicio » Avances, Comunicación y Cultura

Su nuevo sencillo, "Resistir", fue presentado en el Centro Cultural de España

La voz indígena de Sara Curruchich irrumpe la escena musical guatemalteca

3 marzo 2016 | Haga un comentario

La activista de derechos humanos y cantante se dio a conocer en las redes sociales

La voz transparente de Sara Curruchich, una joven de etnia kakchiquel, ha revolucionado la escena musical guatemalteca con sus letras que hablan de amor, resistencia y derechos humanos.

Su nuevo sencillo, “Resistir”, fue presentado ayer en el Centro Cultural de España, donde la joven interpretó su nuevo trabajo, en el que habla de “todas las personas que están en constante lucha, resistiendo ante la opresión y la violencia”.

La joven, convertida en un icono de la juventud indígena, reivindicó la labor de muchos líderes de ayer y de hoy que trabajan por los derechos de las minorías, una labor con la que honran a los “que ya no están” y dibujan un mundo mejor para “los que vienen detrás”.

Curruchich, cuya música nació de la vieja guitarra de su padre y la voz de su madre, en esas noches a oscuras en el interior de Guatemala, reconoció haber sido discriminada, una realidad que enfrentan miles de jóvenes mayas en el país centroamericano. Ante eso, explicó, sólo vale levantarse y “seguir avanzando”: “Nunca debemos perder la fe en nosotros mismos”.

A esta joven kakchiquel el éxito le sobrevino con su balada “Ch’uti’xtän (Niña)”, que pronto se convirtió en un éxito en las redes sociales con más de dos millones de visitas.

La joven, nacida en la localidad de San Juan Comalapa, en Chimaltenango, en 1993, prepara para finales de este año un disco en el que ofrecerá temas en su idioma nativo, el kakchiquel, y en español.

Antes, prepara una gira con 13 actuaciones repartidas por toda Guatemala y con un concierto especial en Nueva York.

La activista de derechos humanos y pueblos indígenas Andrea Ixchiú y la escritora Carolina Escobar destacaron el compromiso de Sara Curruchich con la defensa de los derechos humanos y su reivindicación de la vida, “su valor, su persistencia y su belleza”, señaló la autora.

En esta misma línea se expresó María Machicado, la representante de ONU Mujeres en Guatemala, una organización que ha encontrado en Sara uno de sus rostros más emblemáticos.

T/ EFE
F/ Archivo

Haga un comentario.

Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten.
El Correo del Orinoco no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicar aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. No se permitirá la inclusión de números telefónicos, los mismos serán eliminados por su propia seguridad. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.

Caracteres restantes: 1000