Con la liberación de la Nueva Granada se abrazan el Orinoco y el Magdalena

La comisión Orinoco-Magdalena, de movimientos sociales, se propone realzar al Libertador como figura máxima del proceso emancipador americano y confrontar el discurso antibolivariano de la “oligarquía de Cundinamarca” en este año bicentenario

___________________________________________________

Movimientos sociales de Colombia y Venezuela, integrados en la Comisión Bicentenaria Binacional Orinoco-Magdalena, se proponen celebrar la gesta libertaria que por este año concluye en diciembre con la creación en Angostura de Colombia, mediante una serie de actividades que rescatan el legado de Simón Bolívar y la participación del pueblo, sin la cual no hubiese sido posible la libertad suramericana. Este esfuerzo se opone a las pretensiones de la oligarquía colombina y del presidente Iván Duque de desnaturalizar el papel de Bolívar, su visión estratégica, su constancia, valor y protagonismo como conductor de un ejército que hizo posible la independencia del países de Suramérica de España.

Este jueves en el Cuartel de la Montaña, en el aula 13 de Abril, se desarrolló una de estas actividades con la asistencia de niños y adultos. Allí, el profesor José Gregorio Linares recreó el Paso de los Andes, que emprendieron Bolívar y sus soldados en el contexto de la Campaña de Nueva Granada.

Alí Ramón Rojas Olaya informó que esta Comisión Bicentenaria Binacional Orinoco-Magdalena nace por iniciativa de movimientos sociales de ambos pueblos. Por un lado, en Colombia participa el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), y por Venezuela el colectivo cuya sede es la quinta Castillete de El Paraíso, la Escuela de Defensa Integral Eliécer Otaiza y la Universidad Nacional Experimental de la Gran Caracas.

Señala Roja Olaya que el grupo viene trabajando desde hace algún tiempo en la idea inicial de celebrar el bicentenario de la Batalla de Boyacá, que selló el 7 de agosto la libertad de la Nueva Granada.

“Para nosotros es importante esta batalla porque es parte de un ciclo libertario que comienza en Angostura en la mente de nuestro Libertador Simón Bolívar y que culmina el 9 de diciembre de 1824 con la Batalla de Ayacucho. Entonces, esta comisión binacional, con la FARC, con camaradas de Venezuela, lo que hace es darle la contrapartida a la contraintención que tiene el Estado de Colombia, la oligarquía cundinamarquesa, de decir que la Batalla de Boyaca se le debe a Estados Unidos, como bien lo ha dicho o lo ha señalado Iván Duque, presidente de Colombia. Por eso hemos considerado importante crear la comisión.

La junta directiva de la comisión la integran Elizabeth Tortoza, presidenta emérita, Alí Ramón Rojas Olaya, presidente, Yazmina Rausseo Rojas, directora general, Mónica Delgado, directora de relaciones internacionales, Diógenes Carrillo, director de medios, y Edmundo Guerrero, director de finanzas. Por ejes, los responsables son el teórico Alí Rojas Olaya y José Gregorio Linares, cultura Andrés Aguilar Pérez y Orlando Suárez, y Amilcar Figueroa por 23 de Enero y por museos.

Explica Olaya que esta comisión tiene varios frentes, entre ellos una serie de conversatorios, espacios culturales, espacios para los museos donde se pueda exhibir una iconografía relacionada con lo que ha sido la guerrilla colombiana, lo que ha sido la unión de Venezuela y Colombia, lo que fue la guerrilla en Venezuela en los años sesenta, la significación del Paso de los Andes, los sacrificio de Atanasio Girardot y Antonio Ricaurte, colombianos que dieron su vida por Venezuela, lo que significa el apoyo del sociólogo Orlando Falls Borda en Venezuela, Camilo Torres Restrepo, la reivindicación de las luchas femeninas de las mujeres de El Socorro que ofrendaron su vida y lucharon por la libertad neogranadina y americana. Se resaltará a mujeres como Bárbara Forero o Policarpa Salavarrieta.

“Es decir, estamos desde varios frentes tratando de darle dignidad, orgullo y visibilización al 7 de agosto de 1819, pero también a las otras batallas como la de Pantano de Vargas. Una de las cosas importantes que estamos preparando es la edición de un libro escrito por autores colombianos y venezolanos, en el cual celebremos por todo lo alto el peso que tiene el Libertador Simón Bolívar en la gesta independentista de toda América”, dice Olaya.

Curriculum uribista

El presidente de la comisión detalla que en Colombia hay un curriculum uribista que intenta por todo los medios desprestigiar la figura de Bolívar. El propio presidente venezolano Niicolás Maduro advirtió sobre una serie de televisión en la que seguramente el Libertador quedará mal parado. Paralelamente, intelectuales colombianos dictan charlas con un enfoque antibolivariano.

“Para nosotros, los pueblos, la oligarquía es la enemiga, ya sea la de Cundinamarca en Colombia o la de Valencia, que separó a Venezuela”, señala Olaya, quien también cuestiona el discurso que eleva el papel de un pueblo sobre el otro.

“Cuando se habla de Ricaurte o Giradot estamos hablando de dos neogranadinos que se inmolaron por la libertad de Venezuela. La Campaña Admirable comenzó por Colombia. Simón Bolívar lo tenía claro, y cuando nace Colombia en Angostura el 17 de diciembre de 1819, cuando él sueña con esa integración de Nueva Granada y Venezuela y luego se le une Quito y Guayaquil, lo que está hablando es de una patria. Esa República de Colombia tenía más de 2.500.000 kilómetros cuadrados, es decir, era más grandes que lo que era Estados Unidos para el momento, era seis veces Francia, diez veces el Reino Unido con Irlanda del Norte e Inglaterra, por eso la comisión, recordando esa canción de Alí Primera del Orinoco y el Magdalena se abrazarán, yo creo que ya al menos la FARC y nosotros ya nos estamos abrazando”, expresa Olaya.

T/ Manuel Abrizo
F/ Héctor Rattia
Caracas