Magistrales interpretaciones|Conoce a los japoneses que tocan música venezolana como si hubieran nacido en Elorza: Estudiantina Komaba (+Video)

La Estudiantina Komaba, un grupo musical japonés de estudiantes universitarios, logra una difícil tarea: hacernos ver monumentos de la cultura venezolana con nuevos ojos, dejando perplejo y a la vez encantado hasta al más reacio espectador.

Nacida en 2009 de una clase introductoria a la música latinoamericana en la Universidad de Tokyo, la agrupación, conformada por estudiantes de diversas carreras (Medicina, Derecho, Química, etcétera) unidos por un comprometido interés por pasajes clásicos del folklore venezolano como “Fiesta en Elorza”, “Alma Llanera” y “Moliendo Café”.

ALMA LLANERA

Su gran meta es una gira nacional por Venezuela: “Contamos con el apoyo de venezolanos en todas partes del mundo. También tenemos como meta visitar todas las 47 Provincias de Japón con nuestro repertorio”. Su video interpretando el “Alma Llanera” sobrepasa los 150.000 views en Youtube y han recibido la atención de medios nacionales que van desde Globovisión hasta Aporrea.

A continuación,eproducimos una entrevista hecha al líder del grupo, el profesor Jun Ishibashi, realizada por nuestro colaborador Francisco Toro para su blog Caracas Chronicles.

MOLIENDO CAFÉ:

Estudiantina Komaba: Venezuela más allá de los clichés

Los videos del grupo me dieron demasiada curiosidad, así que le pedí a mi esposa que los localizara para hacerles una entrevista por internet. Me respondió el profesor Jun Ishibashi, líder del grupo.

— ¿Cómo surge la Estudiantina Komaba? ¿Hace cuánto tiempo y por iniciativa de quién?

— Estudiantina Komaba nace el 1 de agosto de 2009, al culminar el primer concierto de fin del Curso “Introducción a la interpretación de la música latinoamericana”, a mi cargo como profesor de la Facultad de Artes y Ciencias de la Universidad de Tokio. Es una de las cátedras opcionales en el marco del “Seminario Libre Experimental” en el que se pueden inscribir todos los estudiantes de la Universidad de Tokio de primero y segundo año.

La Estudiantina Komaba la forman los egresados de la clase y quienes tienen ganas de seguir tocando la música venezolana durante el resto del año. La idea de dar clases de la práctica de la música venezolana en una universidad japonesa nace luego de más de 25 años de actividades para la difusión de música venezolana fuera de su territorio original. Desde 2006, la Universidad de Tokio ha sido visitada músicos altamente prestigiosos de Venezuela, como El Cuarteto, Huguette Contramaestre, Ensamble Gurrufío, Ricardo Sandoval, Matthias Collet, Leonard Jácome, Rafael “El Pollo” Brito, Marco Granados, VNote Ensamble, Caracas Sincrónica, entre otros, en el marco de la Semana Cultural de Venezuela, organizada por la Embajada de Venezuela en Tokio. Estos acontecimientos, sumados al afán del maestro Maurice Reyna, agregado cultural de la dicha embajada y cuatrista consagrado, por difundir la interpretación de música venezolana en Japón, impulsó la creación de la cátedra en la Universidad de Tokio en donde Maestro Reyna está encargado como coach.

— ¿Cómo captan los músicos para el grupo? Seguramente los integrantes nunca han oído música folklórica venezolana antes de integrarlo, entonces, ¿cómo los enganchan?

— La gran mayoría de los estudiantes del curso no han escuchado la música venezolana. Sin embargo, hay algunos que vienen ya estimulados por el concierto-conferencia de los mencionados músicos venezolanos que visitaron nuestra universidad.

Además, los estudiantes aprenden unas seis piezas cada semestre, entre joropos, valses, calipsos, orquídeas, etcétera. Las piezas que aprenden en la clase son un punto de partida para la afición a la música venezolana. Merengues y gaitas se aprenden después de integrarse a la Estudiantina, ya que tienen características rítmicas aún más complejas. Actualmente, la Estudiantina Komaba tiene unas 30 piezas en el repertorio.

— ¿Los integrantes son estudiantes de estudios latinoamericanos o en español que se interesan por la música?

— Son de varias facultades. Todos los alumnos de primero y segundo año pertenecen a la Facultad de Artes y Ciencias en nuestra universidad, donde algunos seleccionan el castellano como segundo idioma extranjero. Luego se van a sus especialidades.

Aunque no tenemos cátedra de música en especialización, tenemos un Curso de Estudios Latinoamericanos, donde soy uno de los catedráticos, pero como es de la especialización en el tercero y el cuarto año no necesariamente se interconecta con la actividad de Estudiantina Komaba.

— ¿Han tocado en Venezuela? ¿Tienen planes de hacerlo?

— La Estudiantina no ha hecho una visita a Venezuela, aunque dos de los integrantes han visitado Venezuela por su interés musical.

Nuestro sueño es realizar una gira por Venezuela dentro de cinco años. Contamos con el apoyo de venezolanos que están en todas partes del mundo. También tenemos como meta visitar todas las 47 Provincias de Japón con nuestro repertorio.

— ¿Dónde consiguen los cuatros, las arpas…?

— Los instrumentos los traemos de Venezuela directamente. A veces los encargamos a músicos que nos visitan de Venezuela.

— Más allá de la música, ¿los estudiantes tienen algún otro interés particular en Venezuela? ¿Hacen arepas? ¿Planean trabajar en la embajada o en Puerto Ordaz? ¿Se ponen camisas de Chávez? ¿O se interesan estrechamente por el asunto musical?

— Por el momento, el interés es por la música y por la cultura que la rodean. Hay variedad de interés en los acontecimientos de la Venezuela gobernada por Chávez, pero coinciden con que eso sea lo que los anime a tocar la música venezolana.

— ¿Algún día veremos a la Estudiantina Komaba tocar una gaita?

— Tenemos una gaita montada: “Sin Rencor”. Y este año estrenaremos otras piezas más tradicionales, como “La Cabra Mocha”, “Aquel Zuliano” y “El Sentir Zuliano”.

FIESTA EN ELORZA

T/Tomado de Prodavinci