La columna globoaterrada|Control de la estrategia del caos

Quienes organizaron la guerra económica lograron su objetivo de crear zozobra. Sin embargo, como “lo que no mata, engorda”, este logro puede devenir en gran fracaso a largo plazo para ellos mismos.

La estrategia consistió en romper el equilibrio entre oferta y demanda por la vía de inducir angustia y compras nerviosas. No busquen los productos desaparecidos en galpones de distribuidores, porque están en las despensas de buena parte de los venezolanos.

La economía depende de frágiles equilibrios entre oferta y demanda. Por ejemplo, romper la confianza en un banco y desencadenar una ola de retiros de dinero, induce la quiebra del banco.

Ya desde diciembre corrían rumores. En enero se difundieron cantidades inusuales de mensajes de texto y “tweets” convocando a todos a comprar. Algunos famosos, como Orlando Urdaneta, usaron su influencia mediática para contribuir al caos.

El resultado es que los mismos venezolanos, haciendo compras inusuales, acabamos con los inventarios. Claro está, con la ayuda de una burguesía entusiasta que se prestó a esconder productos o venderlos en el exterior.

Ahora bien, si Venezuela controla esta estrategia delictiva de generar angustia y compras nerviosas, muchos países amenazados por la misma estrategia, como los países del ALBA-TCP y del Mercosur, así como Grecia, podrían copiar la fórmula.

La Revolución debe blindarse ante esta estrategia de inducir caos económico. La clave está en controlar la distribución y el comercio, actividades básicamente improductivas que están en manos del sector privado. La captahuellas debe usarse de manera estándar de ahora en adelante.

Se refuerza una vez más la tesis de que al sector privado hay que confinarlo a los sectores primario y secundario de la economía. Debemos aprovechar la inagotable ambición del capital y decirles: solo tendrán rentas si producen. Hay que quitarles la posibilidad de especular por compra y venta, de inflar precios, de esconder productos.

Encontrar la fórmula para neutralizar a los estrategas del caos, será una noticia muy, muy mala para los operadores del imperio.

T/ Emilio Hernández
emiliofhg@gmail.com
Caracas

Agregar comentario

Haz clic aquí para hacer un comentario