Por lo sucedido con las “guarimbas” de jóvenes opositores|La convivencia entre vecinos de El Güire se resquebrajó a partir del 26 de abril

El sábado 26 de abril las vecinas y los vecinos del barrio El Güire, ubicado frente a la autopista Prados del Este, en el sector Santa Fe, se vieron envueltos en las manifestaciones de grupos opositores, que incluyeron la colocación de barricadas en la vía expresa.

Según una vecina que no quiso ser identificada, quien dijo pertenecer al Consejo Comunal de la zona, el barrio siempre ha estado divido en opositores y chavistas, pero lo que sucedió ese día hizo que se radicalizaran las opiniones y que la violencia llegara a la comunidad. “Tenemos miedo de hablar entre nosotros”, indicó.

El hecho que disparo la tensión fue un eventos inusual en una comunidad que ha convivido más de dos meses entre protestas, humo y bombas lacrimógenas. Ese sábado, a las 3:00 pm aproximadamente, un grupo de jóvenes que huían de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) se refugiaron en el barrio y entraron en algunas casas; en muchos casos, sin autorización de sus dueñas o dueños. Algunas vecinas y vecinos recibieron a los manifestantes; otros los entregaron a los organismos de seguridad. Ese día fueron detenidas 18 personas, incluidos menores de edad. Por lo menos uno de los aprehendidos -Javier Monguiló, estudiante de la Universidad Simón Bolívar- fue trasladado a la cárcel de Yare 3. En ese contexto, las diferencias políticas entre las y los habitantes del barrio revivieron.

“Destrozaron mi casa completamente”, afirmo al Correo del Orinoco un vecino (V) quien pidió mantener su nombre en el anonimato. Tal como lo contó “ese día la casa estaba sola”, por lo que no se enfrentó con los jóvenes; tampoco entregó a los manifestantes a las fuerza del orden público. “Me llamaron por teléfono y me dijeron: ‘se te están metiendo en tu casa’. Cuando llegué, ya todo había pasado, pero la gracia de estos muchachos me salió por 30 mil bolívares, porque debí reparar los daños que ocasionaron para entrar, más lo que debo pagar para reponer parte del material de trabajo que dañaron cuando entraron”, explicó.

El vecino, quien dijo tener 40 años de edad y “todos vividos en esta comunidad”, aseguró que no encuentra explicación del por qué de la agresión, “ni menos, a lo que sucedió después”, cuando muchos de sus amigos de toda la vida se volvieron contra él por el simple hecho de tener una postura política distinta y criticar lo que ocurrió.

“Fui la casa más afectada y, con todo y eso, algunos de mis vecinos de años, a quienes conozco desde que nací, y que me crié con ellos, me amenazaron; también, a las personas que me ayudaron a reparar mi vivienda”.

ES PARTE DE LA REALIDAD DEL PAÍS

Para el profesor Tulio Monsalve, experto en negociación, “de tanto observar formas de violencia reiterativa, las personas terminan creyendo que eso es lo normal, y esa aceptación da pie, en algunos tipos de temperamentos, para que los individuos actúen de manera agresiva por considerarlo una conducta habitual”.

Aseguró que no hay ninguna posibilidad de que una comunidad se aisle de lo que está pasando en el país.

Al consultársele sobre lo ocurrido en El Güire, Monsalve explicó que un proceso de reconciliación, en este caso, “debe conducirse con la misma metodología utilizada en toda negociación, la cual consiste en instruir técnicamente a los vecinos acerca de los compromisos de la tolerancia para tratar de cambiar y crear aceptación entre los miembros”.

Agregó que “considerando que existe toda una situación de alta tensión entre los actores, es necesario proceder con calma y darle entrenamiento a la gente sobre el significado del diálogo como una herramienta para alcanzar el entendimiento y la convivencia. Esa es, para mí, la única oportunidad para que en una situación como esta pueda lograrse un acuerdo mínimo”.

AMENAZAS PÚBLICAS

De acuerdo con el vecino, las personas que censuraron a quienes manifestaban, y más aún, quienes los entregaron a la GNB han recibido amenazas por la redes sociales. “Las han publicado por Facebook y el Twitter de las personas que están siendo intimidadas. Escriben que les harán daño a sus madres, sus esposas y hasta a sus hijos por colaborar con la Guardia”, comentó.

“Tengo entendido que agarraron a 18 de los manifestantes, pero lo curioso es que los mismos vecinos, mis vecinos, ahora son capaces de amenazar de muerte a los que antes eran sus amigos”, indicó.

“Son los más radicales opositores al Gobierno los que hoy en día están publicando fotos y por Facebook y amenazan de muerte a sus vecinos”, subrayó. “Antes no era así”, aseguró, y agregó que, a pesar de que entre ellos se conocían las tendencias políticas, “se podía convivir”.

De acuerdo con Monsalve, una teoría que podría explicar la conducta de las vecinas y a los vecinos más radicales del barrio El Güire plantea que “la violencia y el control expresados por el agresor -en este caso, los guarimberos- provocaron que la comunidad opositora terminara identificándose con los atacantes, y esta afinidad los llevó a realizar acciones que consideraron en sintonía con los intereses de las personas que invadieron las viviendas”. En su criterio “se creó, en este caso, una relación patológica. No es normal que se aplauda o se reconozca al agresor”.

Monsalve puntualiza que una cosa es ser opositor y otra cosa es utilizar conductas agresivas para mantener el control. “El intolerante es un tipo narcisista que quiere autoafirmarse y por eso plantea situaciones de agresión, estableciendo que es él el que tiene la verdad”, dijo.

Para el vecino, una de las razones de “la radicalización de las opiniones políticas” de algunos habitantes de la comunidad, es “el envenenamiento” que reciben “a través de los medios de comunicación”, los cuales, en su opinión, “enferman a mucha gente que también se ha visto perjudicada por las guarimbas, y que aún así las sigue defendiendo”. Vecinas y vecinos “no son gente mala, son buenos, pero lamentablemente están severamente afectados”, sostuvo.

El profesor sugirió que la exposición constantes a ciertos medios de comunicación podrían tener alguna influencia en la conducta de la personas; sin embargo, señaló que “el tema es muy discutido, y no hay ninguna posibilidad de demostrarlo”. Lo único verificable, dijo, “es que en algunas personas existe una especie de perdida de la sensibilidad por el uso de ciertos motivadores”.

HAY MUCHA TENSIÓN

El vecino expresa que siempre ha estado en desacuerdo con las guarimbas. “No puede ser que 50 muchachos tranquen el transito en el distribuidor Santa Fe y perjudiquen a miles de personas que pasan por ahí”, apuntó.

Aseguró que su oposición ante estos hechos siempre ha sido la misma, y que no es una opinión eventual por haber sido una de las víctimas directas. “Ellos saben que yo soy opositor a todas estas protestas y que siempre me he manifestado a favor de Chávez. Ya tengo más de mes y medio sin trabajar. Mis clientes no quieren venir por culpa de los hechos violentos que ocurren en la zona. Es muy duro. Hay mucha tensión, nadie se atreve a hablar sobre lo que pasó ni a manifestarse a favor ni en contra ”, declaró.

EMPEZAR LA RECONSTRUCCIÓN

Para Monsalve, la única manera de llegar a un nuevo nivel de entendimiento entre las vecinas y los vecinos de El Güire “es a través de un entrenamiento que le permita a la gente comenzar a reconstruir nuevas formas de conducta o recuperar la conducta que han perdido”.

Aseguró que sí se puede revertir la violencia entre las vecinas y los vecinos, pero apuntó que primero deben establecer “un mecanismo de mediación, con un actor que facilite el encuentro a partir de aquellos nexos que nacieron hace 40 o 50 años” y que los ayude a conversar sobre sus interesen y preocupaciones comunes.

“Tienen que rescatar los antecedentes histórico comunes, tales como la época en la que jugaban chapita y participaban en el mismo equipo de beisbol; o recordar las fiestas en las que nunca se hablaba de política porque la gente iba a divertirse”, sugirió el profesor.

Y añadió que la comunidad tiene que iniciar un proceso en el que, de forma adulta y seria, las personas entiendan que se puede convivir con otras independientemente de su posición política, “y aceptar que las posiciones ideológicas no ameritan ni justifican que se alejen de la amistad”.

Monsalve indicó que a un individuo aislado, sin la ayuda terapéutica “o cualquiera que sea”, le será imposible reconstruir la convivencia si esta se perdió por la introducción de otros intereses que perturbaron ese histórico de relaciones. “Hay una conciencia colectiva formada por creencia compartidas y actitudes éticas y morales que le dieron unidad a esa sociedad o barrio y que hay que recuperar”, explicó.

RETOMAR LA PAZ

De acuerdo con Tulio Monsalve, es posible esquematizar un proceso que revierta la situación de la comunidad de El Güire. Primero se debe acepta la existencia del problema y reconocer los antecedentes del conflicto. “Se debe entender que esto no es el producto de los últimos 15 años. Históricamente la sociedad venezolana ha estado dividida”, manifestó.

En la segunda etapa del proceso se analiza el problema y se fijan las posiciones, pero reconociendo la posición del otro y sus necesidades. Y en el tercer paso se exponen las características del cambio que proponen las partes.

“La manera es mediante la comunicación, un proceso que debe partir por entender que es una pérdida de tiempo si trato de convencer al otro de mis puntos de vista”, expuso.

Aseguro que esta estrategia puede ser aplicada en un corto lapso y los resultados positivos se pueden conseguir en mediano plano. “No es una cosa tan inmediata”, dijo. “Es volver a entender que somos amigos y que no vale la pena que perdamos tiempo insistiendo en temas que nos desunen”.

Monsalve reiteró que se debe romper la barrera y hablar de los temas que los unían. Admitió que siempre van a existir diferencias, “pero se debe tratar de construir el futuro de la comunidad sobre el terreno común: los afectos, las construcción del barrio; recordar cual fue la primera casa, la segunda, como se logró llevar los servicio a la comunidad, como se construyeron la escuela, la actividad cultural y la asistencia medica en la zona”.

T/ Romer Viera
F/ Héctor Rattia y María Isabel Batista/ Luis Franco-Archivo CO

5 comentarios

Haz clic aquí para hacer un comentario
  • El mal ejemplo está en los lideres de la oposición, digase; diputados, gobernadores, alcaldes consejales, etc.ellos dan mal ejemplo a la ciudadanía con sus actitudes no profesionales, parecen unos niños malcriados y su conducta deja mucho que desear, el pequeño grupo del pueblo opositor los ve y se identifican con sus lideres de malos habitos y malas mañas. Educando a esa gente desde la juventud, sería , creo una solución. amanecerá y veremos, por los momentos confiemos en la revolución de Chavez.

  • La violencia de las guarimbas dejó un saldo negativo para todos. Muertos, heridos, pérdidas. Materiales por eso son rechazadas por la mayoría de los venezolanos. La oposición con la violencia pierde credibilidad y apoyo. Qué no se quejen cuando no voten por ellos

  • Mi reconocimiento a quienes entregaron a estos delincuentes y apatridas a las autoridades, para quienes les protegieron se merecen Carcel.

  • Es cierto que algunos habitantes del barrio el Guire, esten influenciados por medios de comunicación, especialmente de GLOBOVISION , ese canal le hizo un daño incalculable a la sociedad venezolana. Pero también es cierto, que por lo general habitantes de barrios colindantes con urbanizaciones de clase media alta, a veces creen que por servirles a esa clase social, bien sea como jardinero, chofer, servicio domestico, ó como en es el caso del Guire, que muchos de ellos trabajan como caddy en los campos de golf ( al igual que el Pedregal y Chapellin ) ya se sienten de alguna forma,parte de ellos , tienen infulas de ricos, y es por eso que se enfrentan a su propia gente. En estos dias hablando con un caddy, le pregunte, ” porque tu odias tanto a este gobierno”, y me sorprendi de su respuesta: ” porque este gobierno me va a quitar todo lo que tengo “. Le dije, Chavez lo unico que le ha quitado a los pobres….es el hambre. Son unos desclasados.

  • INVITO A TOODOS LOS VECINOS DE LA COMUNIDAD EL GUIRE A SENTARSE A CONVERSAR A SER
    DE NUEVO BUENOS AMIGOS LA POLITICA ES IMPORTAMTE PERO NO ,MAS IMPORTANTE QUE SUS
    RELACIONES, SUS VIVENCIAS,MOMENTOS DE ALEGRRIA Y TRISTEZAS ES POSIBLE PEDIR LA BENDICION DEL PADRE DIOS LLAMARSE AL ´PERDON UNIDAD AMOR AMOR Y MAS AMOR DIOS LOS BENDIGA A TODOS