“Es un gran daño que una persona sea tan indispensable”, dijo|Correa reiteró que no reformará la Constitución para optar por reelección

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, descartó impulsar una nueva reforma constitucional que le permita buscar un nuevo mandato en 2017, según declaraciones divulgadas este lunes por el diario de ese país El Telégrafo.

El mandatario, que el año pasado propuso una enmienda constitucional para incorporar la reelección indefinida en todos los cargos de elección popular en un desafío a sus opositores, desechó la posibilidad.

“Es un gran daño que una persona sea tan indispensable, que haya que cambiar la Constitución para afectar las reglas de juego. Hay gente capaz” de remplazarlo, afirmó Correa.

Rafael Correa, reelegido para el período 2013-2017, ya había descartado, en agosto de 2013, su interés en la reelección, pero por primera vez aduce el impacto legal y político de esa medida.

Aunque Correa reconoció el riesgo de “alguna división” confió en que su movimiento podrá conservar el poder para la izquierda.

“Yo tengo la esperanza de que se mantenga esa unidad, pero siempre hay riesgo de alguna división. Ojalá tengamos la visión política suficientemente histórica y clara para mantener esa unidad y las garantías de éxito de este proyecto político en las urnas”, agregó.

El presidente de Ecuador cuenta con mayoría en el Congreso y una popularidad que supera 60 por ciento,según encuestas privadas

Correa, quien la semana pasada celebró el séptimo aniversario de su gobierno, el más estable desde la crisis política en la que Ecuador tuvo siete presidentes en una década (1996-2006), llegó al poder con Alianza País, el movimiento de izquierda creado y dirigido por él.

Desde entonces se ha impuesto en siete procesos electorales, uno de los cuales desembocó en la aprobación, en 2008, de una nueva Constitución que incorporó la reelección por un solo período consecutivo, y ahora busca asegurar el control político de su movimiento en los comicios locales de febrero, en los que se elegirán alcaldes, prefectos y juntas locales de gobierno.

En 2013, el mandatario firmó una carta pública en la que se proponía una reforma constitucional para adoptar la reelección indefinida, y justificó esa iniciativa como un desafío a la prensa y los adversarios que rechazaba su continuidad en el poder pero alentaban la del alcalde opositor de la ciudad de Guayaquil, Jaime Nebot.

Fuente/teleSUR

1 comentario

Haz clic aquí para hacer un comentario