Una iniciativa así requiere de un mínimo de consenso|Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora cataogó de “adefesio” a la ley de amnistía

Imagen referencial

La ley de amnistía, que se debe calificar de «autoperdón», es “un adefesio” porque viola derechos humanos establecidos en la Constitución, al tratar liberar a personas condenadas por delitos que no prescriben porque son de lesa humanidad, sostuvo el coordinador nacional de la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora (CRBZ), Oscar Contreras.

“Ese instrumento legal que denomina víctimas a los que son victimarios, está formulado de manera que no tiene las más mínima consideración con los que cargaron con las consecuencias de los hechos de violencia”, aseguró el luchador social en una rueda de prensa de la organización.

Contreras dijo que la mayoría opositora de la derecha que domina la Asamblea Nacional debieron buscan un diálogo político con las personas involucradas en esos hechos. “Una ley de amnistía requiere de un mínimo de consenso en tres las partes y las instituciones del Estado deben actuar como árbitros”, aseveró.

El coordinador de la corriente zamorana indicó que las leyes que han formulado las fuerzas opositoras en al Asamblea Nacional lo que es defender los intereses de las clases dominantes, en perjuicio de las conquistas sociales. Tanto el proyecto de la ley de propiedad de la vivienda, como la de producción, van en esa dirección, aseveró.

GUERRA PSICOLÓGICA

Catalogó la situación del país como más compleja a la que se vivo en el año 2002, cuando el poder popular recuperó el hilo constitucional en Venezuela. Hoy, aunque existe un pueblo más consciente, organizado y con un alto grado de participación en las políticas públicas, existe un “asedio del imperialismo en complicidad con los lacayos de la oligarquía criolla contra la Revolución”.

Este asedio se manifiesta mediante un plan de aniquilamientos selectivos de organizaciones y cuadros de la revolución. Contreras también mencionó una estrategia para debilitar las fuerzas revolucionarias para que no se opongan a sus políticas neoliberales.

Además se está propagando una guerra psicológica contra el pueblo. A esto se suma las desviaciones éticas y burocráticas del proceso bolivariano y la guerra económica e inacción del aparato gubernamental.

T/ Manuel López
F/CRBZ