Aclaró que Cuba no tendrá acceso a base de datos de la institución |Dante Rivas: “La cédula electrónica la van a hacer venezolanos”

“La cédula electrónica la van a hacer venezolanos”, dice, de entrada, Dante Rivas, director del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería. Después, Rivas puntualiza que se elaborará con apoyo de varios países que han desarrollador determinadas fortalezas.

Para el documento de identidad se incorporará tecnología de Francia (el sistema AFIS); de Alemania (sistema de impresión); de Estados Unidos, el Oracle, que garantiza que la base de datos no se “cuelgue”.

El apoyo de Cuba, aclara el funcionario, es para la integración de estas tecnologías, en el contexto del convenio de cooperación que hermana a Venezuela con la nación antillana.

“La satanización contra Cuba es un tema político, que no reconoce los avances del pueblo cubano”, insistió.

Los aportes de otras naciones para la identificación en Venezuela no son nuevos. En los pasaportes se conjugan el sistema francés AFIS y la lámina de policarbonato de Alemania, elementos que lo convierten en uno de los documentos más seguros del mundo, indica Rivas.

“Nosotros nos vamos a encargar de la cedulación en nuestras oficinas, con nuestro talento humano, y eso lo hace más económico”, recalcó. “Inclusive, si nosotros comparamos las ofertas que se hicieron en gobiernos anteriores, sigue siendo más económica, a estas alturas, la propuesta que nosotros manejamos”.

En cuanto al equipamiento tecnológico, la nueva cédula implica la adquisición de computadoras, impresoras especializadas, escáneres de huellas, construcción y adecuación de sedes.

BASE SOBERANA

Dante Rivas negó, por otra parte, que la base de datos del Saime sea manejada por cubanas o cubanos. “La oposición nos acusa de que somos apátridas, de que estamos dando acceso a nuestra base de datos, y eso es falso”, enfatizó. “En el manejo de nuestra tecnología nosotros somos totalmente independientes y soberanos”.

Reiteró que muy poca gente tiene acceso a la base de datos. En la llamada “torre técnica del Saime”, donde se encuentran los servidores, sólo entra el personal autorizado, “y los controles de acceso a esa área” son muy estrictos. En esa base hay, aproximadamente, 25 millones de datos relacionados con cédulas, y 5 millones de datos asociados con pasaportes. “Permanentemente hacemos auditorías”, aseguró. Ese chequeo permite detectar cualquier hecho irregular.

Durante la Cuarta República (1958-1998) el sistema era vulnerable, sentencia Rivas. Se emitía un papel, que ni siquiera era papel moneda, que solamente tenía una firma y un sello de un funcionario. “Era papel fotográfico, falsificable totalmente”, refirió.

Pero eso no es todo. “En el último piso de la sede de Plaza Miranda estaba el centro de impresión de cédulas” en el cual “sacaban cédulas a granel”. El sistema era inseguro. “Con eso, ellos ganaban elecciones. Tomaban cédulas de personas fallecidas y de quienes históricamente no votaban, y la colocaban en manos de otras personas”.

-¿Eso es posible hacerlo ahora?

-No es posible. Tenemos el sisteam AFIS, de verificación automática de huellas, que permite cotejar las huellas que se están colocando en ese momento en la oficina con las que están almacenadas en el sistema. Al comparar las huellas y coincidir, el sistema automáticamente ordena la impresión de la cédula. Si no coinciden, el sistema indica que hay un problema: que las huellas no fueron bien tomadas, que se está en presencia de un falsificador o de una persona que quiere tener la identidad de otra persona.

En el pasado “las huellas de la persona estaban en un papel”, y el chequeo era manual. “Dependíamos de un funcionario honesto”, y por eso se elaboraban cédulas sin control, acusó. Ahora, las huellas están digitalizadas: hay 22 millones almacenadas.

NOVEDADES

El número de identificación de identificación personal (PIN) le será entregado al ciudadano en el momento que solicite la activación de los certificados de autenticación y firma electrónica ante las oficinas del Saime

La cédula electrónica conserva los datos de la actual, tales como el nombre, el estado civil, el número de cédula, la fecha de nacimiento, si la ciudadana o ciudadano es venezolano o extranjero, la fotografía. Pero incorporará algunas novedades con respecto al vigente, detalla Rivas. En primer lugar, es un documento infalsificable, hecho con una lámina de policarbonato que tiene varias capas; el sistema de impresión atraviesa las capas, graba los datos y hace en la lámina el equivalente a lo que haría un artesano con un cincel: “tallar” la información. Posee, además, un chip en el cual sólo el Saime puede incorporar información.

La nueva cédula tendrá un certificado electrónico para que usuarias y usuarios puedan hacer transacciones vía web de forma segura. También se podrían incorporar datos como historias médicas, registro del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, licencia de conducir, tipo de sangre (si se conoce a ciencia cierta) y si la persona es o no es donante voluntaria de órganos y tejidos. Todo dependerá de los convenios que se suscriban con las diversas instituciones, precisó Rivas.

MÁS TIEMPO DE VIDA

La lámina de policarbonato está hecha para durar 15 años; es decir, cinco más de la vigencia del documento. “Si algún falsificador intenta adulterar la cédula, no podrá hacerlo, porque tiene un sistema muy seguro”, afirmó.

Para que la cédula no diga “sexo masculino o femenino”, sino que incorpore la visión actual de género, se necesita que la Asamblea Nacional legisle al respecto, aclara Rivas. El Saime, puntualiza, tiene la mejor disposición para hacerlo.

¿Cuándo se hará la nueva cédula? “Ya el ministro Tareck El Aissami informó al país que será después de las elecciones” de 2012. “Nosotros seguimos trabajando para adecuar las condiciones a fin de que el lanzamiento de la cédula electrónica sea un total éxito”.

Esto implica aumentar el número de sedes, “porque es necesario que la infraestructura sea suficiente para atender esa gran canditdda d epubelo que aisstirá de manera entusiasta a tramitar su documento de identidad”.

-¿Todas las personas tendrían que recedularse?

-Todas. Nosotros daremos el tiempo necesario para que el pueblo cambie su documento de identidad. Si vemos que en tres años podemos recedular a la población, ese será el tiempo de vigencia del documento actual.

Rivas garantizó las condiciones para que el proceso de recedulación se lleve a cabo con comodidad, sin pérdida de tiempo, con el empleo de la tecnología.

Mientras tanto, continúa la emisión de cédulas con elementos de seguridad, tales como tinta invisible que reacciona a la luz ultravioleta, enumeró el director del Saime.

¿FRAUDE?

El país, gracias a la Misión Identidad, pasó de una cédula con papel fotográfico a una fabricada con papel moneda. Anteriormente “cualquiera podía hacer una cédula de identidad” porque se utilizaba máquina de escribir, y la comparación de huellas era manual. Ahora, el cotejo es automático, reitera Rivas, “y si alguien manipula, el sistema lo dirá”.

En el pasado “tramitar una cédula era muy difícil. Casi todo el mundo tenía que pagar por una cédula. Cuando hacías el trámite, si tenías suerte, te llegaba la cédula a los 2 o 3 meses”, rememoró. Si alguien la perdía, debía esperar meses para poder tener una nueva.

Con base en el sistema de cedulación de la Cuarta República y los cambios introducidos con la Misión Identidad, Rivas se pregunta: “¿Nosotros queremos cometer fraude? Al contrario, queremos hacer que nuestro sistema de identificación sea el más seguro. Que nadie pueda falsificar, que nadie acceda a la base de datos. Eso conlleva a tener un sistema electoral seguro, porque en la medida en que tengamos un documento de identidad seguro”, menos posibilidad de trampa habrá.

BATALLA CONTRA LA CORRUPCIÓN Y RUTAS POR LA IDENTIDAD

El plan Guerra contra los Gestores Delincuentes (que incluye a funcionarios corruptos), implementado desde el año 2009, ha permitido poner a la orden del Ministerio Público 288 ciudadanas y ciudadanos. De ellos, 206 trabajaban en la institución “y se dedicaban a otorgar documentos no válidos, a cobrar por una cita de pasaporte y cometer otras irregularidades”, detalló Dante Rivas.

En este momento, con el cambio en el sistema de cedulación, “prácticamente hemos erradicado la palabra gestor de nuestro vocabulario”, consideró.

Con las rutas de identidad se busca “acercar el trámite de identificación al pueblo, en los ambientes donde la gente hace vida”. Es decir, en las escuelas, en las comunidades, en pueblos indígenas, en universidades, en los centros de trabajo, en refugios, en clínicas y albergues (para personas con discapacidad).

“Nos hemos encontrado con gente de 60 años de edad que nunca tuvo cédula. A partir de la cedulación, esa ciudadana o ese ciudadano existe, y tiene acceso, por ejemplo, a la pensión del Seguro Social”, comentó Rivas.

ANTES Y AHORA

*40 millones de trámites de cédula se han efectuado desde el año 2004, cuando nació la Misión Identidad, hasta la fecha. Eso incluye originales, duplicados y renovación

*950 mil cédulas eran emitidas anualmente durante la Cuarta República

SÓLO 20% DE LOS PASAPORTES SON UTILIZADOS REALMENTE PARA VIAJAR

La demanda de pasaportes está satisfecha, concluye Dante Rivas. Sólo 80% de la población pide la cita porque realmente necesita el documento; otro 20% a veces ni siquiera se presenta. De cada 100 pasaportes que se tramitan, únicamente 20 son realmente utilizados para viajar. El Gobierno Nacional los subsidia, ya que cada unidad comprada en la Casa de la Moneda cuesta 100 bolívares.

El funcionario negó que haya restricciones en la entrega de pasaportes para niñas y niños. “24% de nuestros trámites son para atender esta población”, subrayó.

No está planteado hacer cambios en el pasaporte, descartó, porque el venezolano “es uno de los más seguros del mundo”.

Rivas explicó que, con la salida de Venezuela de la Comunidad Andina, se dejó de emitir el pasaporte andino. Indicó, además, que gracias a los convenios internacionales suscritos por la Revolución Bolivariana, las venezolanas y los venezolanos pueden viajar a Argentina, Chile, Paraguay, Uruguay, Ecuador y Brasil sólo con la cédula de identidad. Vale igual para las y los nacionales de estos países hermanos que visitan Venezuela.

LOS DATOS

*4.325.063 cédulas fueron tramitadas en 2010

*1.053.532 citas de pasaporte ha otorgado el Saime en lo que va de año

EL SAIME TIENE UN ESPACIO ECOLÓGICO

Si los edificios que albergan una institución son una muestra de lo que ocurre realmente en esa dependencia pública, bastaba echar un vistazo, en los años 90, a la sede de la entonces DIEX en la plaza Miranda de Caracas para entender que algo andaba mal con ese Estado que después se derrumbaría.

Hace 20 años, para sacar la cédula había que llegar de madrugada a la oficina de la DIEX, la cual estaba colapsada por la cantidad de usuarias y usuarios que se arremolinaban fuera del edificio. En la parte exterior había gestores de todo tipo dedicados a “agilizar” la expedición del documento. ¿Y cuando le tomaban la foto a una niña o un niño, y tres meses después el funcionario de turno respondía que la fotografía “se veló”, lo que implicaba comenzar de nuevo?

Si el cambio existe, el Saime es una buena muestra de ello. El edificio ubicado frente a la plaza Miranda es, ahora, un espacio sin gestores. Hay, incluso, servicio médico y odontológico y comedor para las trabajadoras y los trabajadores.

Como Dante Rivas es geógrafo, tiene un espíritu verde que no abandona su cordón umbilical con la naturaleza. En el sótano de la sede de plaza Miranda, donde antes se amontonaban papeles y carros dañados, hay ahora un lugar para el reciclaje en el cual la papelería ya usada cobra nueva vida en forma de carpetas, diplomas, marcalibros, calendarios. Se llama el Espacio Ecológico Saime, y su coordinador, José Gregorio Dávila, acota que allí se le da utilidad “a los papeles que iban a la basura”.

Rivas pone esta experiencia ecológica a disposición de otras instituciones que quieran poner en práctica una visión diferente de la gestión pública.

T/ Vanessa Davies
F/ Luis Franco

Año 2013, donde quedo ese proyecto tan bueno?

  • Estoy de acuerdo con el seÑor JUAN ESPINOZA todos somos hijos de dios y no xq unos sean venezolanos y otros extranjero el trato debe ser diferente todos merecemos un trato amable y cordial

  • muy buenas tardes compatriotas! mi opinion con relación a el material de cedulacion es una idea buenísima! y es cierto en la cuarta nunca se preocuparon por eso. ahora lo otro es cierto la satanizacion con los cubanos, la gente opositora especula mucho con relación a eso y de echo el trato que se les da a los pobres en el saime es inhumano los tratan como a animales no les miran la cara les dan la espalada no les dan la información los tratan mal y eso es algo que no esta permitido ellos son hermanos y no es justo se les tal trato. porq con otros extranjeros si son amables?