Bailando con la maestra Marisol Ferrari|“La danza es un servicio útil a la sociedad”

La artista se ha dedicado a la coreografía y el estudio de la danza por más de 40 años

La maestra de danza contemporánea y coreógrafa Marisol Ferrari se opuso a dar una entrevista vía telefónica. “Tengo que conversar contigo, por teléfono es muy difícil”, dijo la semana pasada. En la sede de la Asociación de Danza del Zulia, que fundó en 1997 y dirige hasta hoy, tenía una apariencia tranquila, aunque algunos movimientos de su cuerpo eran un tanto impacientes: las manos iban y venían hacia los lados, hacia el frente, entornaba su cuerpo con suavidad sobre una silla de madera con asiento y espaldar de lona.

Esos movimientos tal vez sean parte de las reminiscencias de quien se formó en la Escuela de Danza de la Facultad de Artes y Ciencias Musicales de la Universidad de Chile, y que en 1967 ingresara a la Compañía Oficial de Ballet del Uruguay. Marisol Ferrari, fundó en 1968 la compañía dancística DanzaLuz, de la Universidad del Zulia, que dirigió hasta 1998.

Podríamos exagerar al tomarla como la Terpsícore griega en Venezuela. Aunque Marisol Ferrari no está coronada de guirnaldas o de una diadema, armada con arpa o lira en la mano como la mítica musa, sí lleva a cuesta un trabajo artístico de más de 40 años. Tiempo en el que ha publicado 12 libros sobre danza contemporánea y a realizado eventos para la promoción de la danza en Venezuela, América Latina y el Caribe.

LA MAESTRA

Marisol Ferrari es conocida como la maestra, porque entre otras cosas advierte la urgencia de integrar al currículo de estudio de las escuelas con los libros, revistas y la enseñanza de la danza. “El arte dancístico debe estar en la comunidades, en las escuelas, formando a los niños de cara a los procesos de cambio que vive el país. A mí me pueden criticar porque tengo una imagen del Che en la entrada de la oficina, pero yo no oculto mi ideología”, dice la venezolana, porque se considera de este país, aunque nació en Uruguay. “Yo perdí el acento uruguayo cuando me vine en 1968. Decidí ser venezolana”, afirma con un gesto imperativo para disipar cualquier duda.

– Se han creado varios estereotipos sobre la danza, el primero: la danza es para las élites.

En los espacios privados la danza sigue siendo para las élites, porque la toman como un negocio, no como un arte ligado a la comunidad y como servicio social útil para la sociedad. 98% de mis coreografías se hacen con música y temática latinoamericana, en los 30 años que estuve dentro de DanzaLuz ese grupo se convirtió en el más importante de la región, en el país e internacionalmente, pero porque se hizo una escuela no sólo para los estudiantes universitarios sino para tener un espacio donde formar a los niños con una concepción social sobre el arte de la danza.

-El segundo estereotipo no reconoce a la danza como expresión artística y cultural, la han marginado muchas veces con el concepto de folclor.

Los propios artistas son los culpables, porque no tienen conciencia de la importancia que tiene la danza como arte para la formación de las personas o para ayudar a los cambios sociales a través de la actividad dancística. Uno mismo es responsable de que sea relegada la danza como elemento fundamental en los procesos de cambios. Sin embargo, podemos ver hoy espacios elitescos donde se tiene que pagar un realero en entradas, donde juegan con la salud de las niñas, es un negocio privado y el Estado debería regular esa actividad porque en los espacios privados juegan con la salud de los niños.

-¿Han secuestrado la danza?

La danza es una sola y la pueden practicar todos y todas; dentro de la danza hay varios estilos, géneros y épocas: la danza del renacimiento, la académica o el ballet clásico, el romanticismo del siglo XIX, la danza contemporánea del siglo XX y la danza que toma expresiones culturales del pueblo. Pero en Venezuela, por ejemplo, se ha deformado la expresión dancística, cuando surgió la danza nacionalista que es la deformación de la danza popular.

MÉRITOS

Marisol Ferrari mereció el Premio Nacional de la Danza Contemporánea Conac (1991). En 2000 ganó el Premio Nacional de la Cultura. Ganó el Premio Internacional Coreógrafos (2001) en el Festival Internacional de Coreógrafos, celebrado en Puerto Rico. Ha trabajado en los últimos años con la Zona Educativa del Zulia asesorando a los docentes en el área de la danza.

LA DANZA AL SON DE AZUDANZA

Para zulianas y zulianos, la Asociación de Danza del Zulia tiene preparado para este sábado 22 y domingo 23, el próximo viernes 28 y sábado 29 de mayo, en la sede de esta organización, en el sector Isla Dorada de Maracaibo, la Muestra Anual del Trabajo 2010, en homenaje a la Independencia.

Se estrenarán las obras Munduna y La Travesía Mágica con coreografía de María García; también se presentará Danza a Portugal, organizada por Marisol Ferrari; El Vecino Azul con coreografía de Marisol Ferrari, música de Alí Primera, José Montecano, y Serenata Guayanesa.

Danza de Tierra y Cielo será una obra para homenajear al pueblo Maya, con el diseño y pintura del vestuario de Luis Cuevas; y al final de la programación está la Canción de la Esperanza, en la que participarán María García y Marisol Ferrari.

T/F Miguel Prieto