De vuelta Chávez (Opinión)

F/Archivo-Referencial

El pueblo está buscando a Chávez, quiere ver a Chávez, y si en el candidato o candidata a la AN, no pueden ver a Chávez, no votaran por él o ella.

El pueblo está en pleno desarrollo de sus primarias de base, aquella que no necesita de aparataje logístico ni de empresas publicitarias que busquen manipular al colectivo sobre un representante de la pequeña burguesía, esté donde esté.

Están en sus primarias, porque las bases populares son primarias en sí misma – art 5 CRBV -,  y no necesitan de instrucciones – líneas políticas – y mucho menos de autorización para hacer valer sus derechos políticos e históricos de construir un sistema igualitario y justo, que derrote la cultura capitalista y sustituya la alienante, manipuladora, hasta a veces desafiante y amenazante retórica burgués por la construcción del socialismo a partir de su realidad social.

El candidato o candidata no debe salir del entramado institucional, de la estructura vertical  jerárquica capitalista – viejo estado burgués – , debe salir de las comunas, de la milicia, de los CPTT, de las misiones sociales. Si lo impone la estructura burgués, será un fiel representante de ellos y no del pueblo, irá a defender la estructura o grupo de poder que lo impuso, irá a defender y fortalecer el método de cooptación – imposición de una minoría – que lo impuso, preferirá siempre quedar bien con sus padrinos y no con sus electores, es decir, con el soberano, con su verdadero jefe a quien se debe todo aquel, que el pueblo conduzca a la victoria en una elección popular.

La imposición en esta oportunidad, no tendrá ni pegada, ni gozará de la comprensión y aceptación de las masas, ni influencia para intimidar y manipular, ni posibilidad de victoria.

El pueblo ha determinado decidir y elegir, para detener la mutilación política que la estructura clientelar burgués genera, en donde piensan unos pocos y ejecutan los muchos, negándole al pueblo organizado, la soberana y legítima combinación de pensar y hacer, para consolidar la nueva geometría del poder y consolidar el Estado Comunal, donde reina la Justicia Social y no la impunidad.

Cómo podría alguien pensar que el capitalismo es el camino hacia el socialismo? La estructuras verticales clientelares – Democracia Burgués – no protegen al pueblo, más bien a la par de nuestro enemigo histórico – imperio -, enemigos nacionales y Pumalacas – enemigos internos -, empobrecen al pueblo; y por lo contrario el estado comunal lo eleva espiritualmente y políticamente como organización superior, es la elevación de lo local, es la unión de lo local con lo nacional.

Decidamos por los que menos tienen – bases populares – e irán a trasformar el estado burgués y entregarán la vida por sus iguales, por los que menos tienen.

La conciencia, la esperanza y la fuerza del pueblo de base, convertirá la esperanza de lucha del que menos tiene, del líder comunal verdadero, del excluido por la estructura burgués, en Victoria Popular, en Victoria Moral, en Victoria Revolucionaria. La comuna está en el corazón del pueblo, no en la mente de un burgués.

Tengamos muy claro camaradas, de las contradicciones que brotan lamentablemente durante la batalla, se levanta irremediablemente e indeteniblemente, indómita e indomable la fuerza transformadora de la revolución – El Poder Popular, rebelde y subversivo -.

Para construir la DEMOCRACIA COMUNAL, con todo su esplendor, sin más estorbos alienantes capitalistas, que más nadie confunda, la lealtad con la complicidad, la disciplina con la sumisión y la crítica con la traición.

Quien desconozca, le sea indiferente y hasta criminalice la sabiduría popular, es un contrarrevolucionario. ATENCIÓN: una persona puede ser contrarrevolucionaria, creyendo ser  revolucionaria, “POR LOS FRUTOS LOS CONOCERÉIS”. Claro! los peores son los de corazón burgués, son anti bolivarianos y antichavistas, son los contrarrevolucionarios que se hacen pasar por revolucionarios – oportunistas de oficio -.

II

Esta elección se realizará en una situación “evidentemente” muy diferente a otros momentos, el COVID 19, el Bloqueo Imperial, la Guerra Económica, la ineficiencia y prepotencia de la estructura del viejo estado burgués, la escases, el alto costo de la vida y no menos importante resaltar, el proceso continuo alienante capitalista, que mantiene una campaña de despolitización en todos los sectores de la sociedad, especialmente en los sectores trabajadores y humildes del país,  para desconectarlos y despojarlos de sus raíces históricas y originarias, de sus códigos revolucionarios y de su identidad nacional.

De manera que la campaña electoral no podrá ser como tradicionalmente se ha hecho, en donde las maquinarias publicitarias y el despliegue logístico asumen el protagonismo político del candidato o candidata a un cargo de elección popular.

No podrá ser así – afortunadamente -, ni por las razones económicas indiscutibles conocidas por todos, como tampoco por el efecto negativo que esto acarrearía en medio de la difícil situación que vive el pueblo humilde y honesto del país.

La elevación de la conciencia política y social que ha alcanzado el pueblo revolucionario, humilde y honesto en medio de esta coyuntura nacional,  es inobjetable y nadie debe subestimarlo.

Estamos a la puerta de lo que será una de las mayores manifestaciones de sabiduría, unidad en la diversidad y fuerza del pueblo organizado, del pueblo comunal, para defender e imponer su derecho a una democracia participativa y protagónica para decidir y elegir sus voceros (as).

En esta campaña el pueblo quiere DE VUELTA A CHÁVEZ, esta campaña debe regirse por el contacto directo con las comunidades, debe ser una campaña a pie, de conciencia, de encuentro popular, de convencer y no imponer, de enamorar al pueblo y no buscar comprarlos, de conectarse con la esperanza colectiva y no jugar con las necesidades de los más débiles económicamente, en donde se pueda ver a un líder y no un producto fabricado por grupos de poder económico, en donde el candidato o candidata exponga al pueblo sus ideas, su formación, sus sentimientos, que transmita su carácter, su compromiso, que prometa y se comprometa con la causa de los pobres, con la comuna, con el legado del Comandante Chávez, con Nicolás Maduro, que jure no hacer pacto con la burguesía, que jure  trabajar sin descanso por erradicar la pobreza, por la satisfacción de sus necesidades básicas, por consolidar la trasferencia del poder a las comunas y dar su vida por la construcción del estado socialista.

Debe ser una campaña en donde el pueblo como sujeto colectivo protagónico, examine, evalúe y constate las cualidades humanas y sociales del candidato o candidata, palpe si lo que dice, lo dice de corazón, lo siente de verdad, si transmite el fuego sagrado de nuestros libertadores y si su amor social es una realidad y no una expresión electoral, en conclusión, que pueda ver a Chávez y verse a sí mismo como pueblo libertador.

No deben haber candidatos o candidatas participando en actividades institucionales de ninguna índole, ni de ningún nivel, nacional, regional o municipal, es sano para proteger el liderazgo de las bases populares, detener esos mensajes y efectos alienantes que se producen cuando esto sucede; un candidato o candidata muestra su poder a través de una estructura , por encima de otros u otras, vendiendo la falsa tesis de que es eso lo que necesita el pueblo para resolver sus problemas, es decir, haciendo creer que es mejorun hombre o una mujer con poder institucional y no con vocación y amor social, y en donde es más importante resolver a través de la visión asistencialista y clientelar institucional y no a través de la transición hacia el empoderamiento definitivo del poder por parte de las comunas.

Debe evitarse este tipo de actividades, que nadie subestime la elevación de la conciencia del pueblo. Ya el pueblo no solo  dice, deberían prohibirlo, sino que se preguntan con conciencia revolucionaria y visión colectivista, “y en caso de suceder, nosotros como organización popular que vamos hacer?”

El pueblo de las bases revolucionarias – mayorías –  ha decidido conducir su victoria popular colocando la democracia comunal – socialista – como protagonista, como su principal candidato.

El pueblo lo que necesita es de vuelta a Chávez!!!

Christian Medina Macero
Alista político