Expertos aseguran que el actor político está violando las leyes venezolanas|Declaraciones de Diego Arria son subversivas e instan al magnicidio

El INTI rescató las tierras ociosas que el ex gobernante adeco reclama como suyas. F/Oscar Arria

Desde que la finca de Diego Arria entró al proceso de socialización de tierras ociosas que ejecuta el Gobierno Bolivariano, la noticia ha obtenido alto centimetraje dentro de la prensa privada.

Arria, miembro de la burguesía venezolana y ex gobernador del Distrito Federal por el partido Acción Democrática, ha mantenido desde entonces una postura que podría tildarse de violatoria de las leyes venezolanas.

En una entrevista concedida a un portal electrónico oposicionista, Arria dijo que “la espada de la justicia internacional está cada vez más cerca de la cabeza del señor Chávez”; además, acusó al Primer Mandatario nacional de poseer “prontuario ambulante internacionalmente”.

Llama la atención el uso, por parte de Arria, de los términos “espada”, “cerca” y “cabeza del señor Chávez”, un juego de palabras que “es una clara alusión al magnicidio”, precisó Víctor Durán, analista del discurso de los medios y docente universitario. “Es un llamado a decapitar al Presidente”, advirtió Durán.

Arria, utilizando la táctica discursiva de esconderse detrás de una cita descontextualizada, describe al Comandante como “un asesino con las manos manchadas de sangre”.

Antes del golpe de Estado ejecutado en el año 2002 por la cúpula empresarial y un grupo de generales traidores, hubo un proceso de deslegitimación de la imagen del Presidente, acusándolo de actos de corrupción y de violar los derechos humanos. Esta estrategia busca “llamar a los organismos internacionales” para una intervención en Venezuela, alertó Julio Lattán, abogado y experto en el comportamiento de los medios de comunicación.

“La estrategia de decir que aquí (en Venezuela) se violan los derechos humanos es un claro llamado a la intervención de los organismos internacionales”, declaró Lattán, quien preside el Frente de Abogados Bolivarianos.

“La Corte Interamericana o la relatoría de la Organización de Estados Americanos se remiten a las informaciones publicadas por la prensa para concluir acerca de lo que sucede en Venezuela. Entonces se limitan a recoger las opiniones de los actores políticos contrarios al gobierno. Recordemos que Arria es miembro del sector de la derecha reaccionaria”, detalló Latán.

ARREMETIDA INTERNACIONAL

Diego Arria ha acudido a instancias internacionales adversas a Venezuela, y lo anunció en una de sus múltiples declaraciones.

“Estoy creando una asociación de personas como yo, que hemos sufrido abusos, de modo que podamos defendernos ante instancias nacionales e internacionales”, dijo. “Tengo ya 350 personas que se han unido a la organización y voy a hacer de esto un caso nacional”.

Las agencias internacionales de noticias que reportan desde Caracas han tergiversado el caso, y así lo exponen ante el mundo.

La agencia de noticias AP sostiene que el Gobierno ha “tomado el control de más de 2 millones de hectáreas de tierras”, pero no explica que se trata de latifundios ociosos que, tras la expropiación, son adjudicados a los campesinos con apoyo técnico y económico.

Esta agencia de noticias, con sede principal en Estados Unidos, explicó en un reporte que dos de los empleados de la Finca La Carolina “se unieron al grupo de agentes armados del gobierno” que “tomaron” las tierras de Arria.

Los miembros del Instituto Nacional de Tierras (INTI) y de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana fueron descritos por la AP como “grupos armados”. Una posición similar a la de Arria, quien tildó a los representantes del gobierno como “malandros”.

“Me mandaron (desde el gobierno) un mensaje: ‘si usted se calla y se va, esto se acaba’. Yo dije que no negocio con malandros”, expresó Arria, para deslegitimar el procedimiento apegado a las leyes que viene desarrollado el Gobierno Bolivariano a través del INTI.

LLAMADO AL GOLPE

Arria aprovechó la plataforma política que le brindan las empresas privadas de difusión para declarar que recuperará su finca “el día que recuperemos la libertad en Venezuela”.

“El término ‘recuperar la libertad’ en el contexto oposicionista es salir del Presidente, que caiga Chávez. Significa cualquier cosa que pase por la salida del Presidente y eso claramente es delito”, expuso la semióloga Johana Castillo. El discurso tiene dos fases: la que se expone al público y la verdadera intención detrás de eso que se dice o se publica. “La intención, en el caso de Arria, es el llamado a golpe y tumbar a Chávez para recuperar ‘esa libertad’ que buscan los oposicionistas”.

Arria “viola varios artículos del Código Penal”, denunció Lattán. “Pero eso (la imputación) depende de la Fiscalía”, agregó el abogado. “Podríamos mencionar que por lo menos (Arria) viola los artículos 283 y 132”.

El 132 se encuentra dentro de los delitos de traición a la Patria; el 283 describe la instigación a delinquir.

ACUSÓ DE MATONES A FUNCIONARIOS DEL INTI

A continuación se podrán leer fragmentos de las declaraciones suministradas por Diego Arria a diferentes medios nacionales e internacionales:

– “La libertad la estamos perdiendo nosotros porque nos hemos venido adormeciendo y acostumbrando a perder espacios de libertad. Somos nosotros quienes la estamos entregando”.

– “Las únicas tierras sagradas en el país son las de la familia del Presidente de la República, la de los jerarcas del régimen y la de los militares y amigos”.

– “Yo defenderé mis intereses sabiendo que aquí no hay ninguna instancia legal que me ayude”.

– “El personal del INTI amenazó de muerte a los trabajadores de mi hacienda”.

– En el INTI “no hay funcionarios sino matones”.

-“Estaba el propio presidente del INTI pero como un cobarde estaba escondido con dos guardias, amenazó a mi abogado y le dijo: ustedes no tienen derechos humanos, ya van a ver cómo va a arreciar esto”.

T/ Arlenin Aguillón
F/ Archivo CO

2 comentarios

Haz clic aquí para hacer un comentario
  • y que están esperando que este señor ARRIAS no esta preso que de verdad le quite la cabeza al presidente ellos son 350 y nosotros somos 3330 trabajadores de salud que apoyamos en todo a nuestro presidente así estemos pasando trabajo no van a lograr que lo odiemos lo queremos como nuestro presidente así aquí no se cumpla su palabra sabemos que son los escuálidos que retardan todo para que dejemos de quererlo pero no lo van a lograr no somos pendejos. en los 3330 no están contados mis vecinos que todos son chavistas familias de 15 personas pobres de dinero pero RICOS en cariño para CHAVEZ PATRIA SOCIALISMO O MUERTE VENCEREMOS