Proyectos de leyes que han formulado desconocen la Constitución Nacional|La derecha en la Asamblea Nacional se volvió “mentirita fresca”

“Palabras, palabras, palabras”, rezaba la estrofa de una popular canción en los años 70. Se refería a un Don Juan que prometía mil cosas a su amada… pero ninguna la cumplía. La dama en cuestión tardó en darse cuenta… pero tomó los correctivos a tiempo, despachando al mentiroso en cuestión.

En Venezuela, la gente ya se dio cuenta del engaño en que cayeron, al dar su voto a la actual mayoría de la derecha en la Asamblea Nacional (AN). Falsas promesas que una a una se descubrieron… o, mejor dicho, se desenmascararon.

La campaña electoral de la oposición se centró en ofrecer un «cambio» al país en materia económica y política, pero después de ganar el 6-D han dejado claro que su verdadero objetivo es “sacar a Maduro como sea”, mostrando así su carácter mentiroso y estafador, violando y transgrediendo permanentemente los cinco poderes del Estado y la Constitución Nacional.

Analistas de diversas tendencias desmenuzaron una a una las tan cacareadas “promesas” electorales de la AN ofertadas a través de los medios de comunicación y redes sociales.

DOLARIZAR EL SUELDO

Una de ellas es de Tomás Guanipa, quien repitió hasta el cansancio que iban a “dolarizar los sueldos”. El Gobierno Bolivariano desde un principio señaló que el sueldo de los venezolanos no puede estar dolarizado, porque se daría un grave golpe a la integridad y la independencia nacional.

Lo que la derecha quiere con ello es seguir captando los dólares del pueblo, engañándolo con esta fórmula. Lo más grave, la inflación inducida actual así lo demuestra, es que se daría legitimidad a mecanismos como Dolar Today, Lechugas y otros guisos en divisas, para imponer su precio y continuar desestabilizando el país.

Ese cuento de que la dolarización aumentaría la capacidad de compra se cayó solito. Venezolanas y venezolanos deben saber que con esa forma de percibir las divisas se viene a menos su capacidad adquisitiva, pues el valor del bolívar se calcula de forma fraudulenta al dólar paralelo y se fortalecen variables económicas como la citada inflación inducida.

Para muchos la derecha utilizó esta propuesta para captar a aquellos que creían que con más dólares podrían seguir alimentando el mercado negro, sacar ganancia sin hacer nada.

¿LA ÚLTIMA COLA?

También los actuales asambleístas de la derecha prometieron antes de las elecciones del 6 de diciembre de año pasado que “haríamos la última cola, que a partir de ese día cambiaría el país”.

Sin embargo, una serie de leyes propuestas y aprobadas por la derecha en la AN apuntan a apoyar a la burguesía nacional e intereses extranjeros. Ese sería el cambio.

Una de las mentiras para ganarse el favor de la gente fue su aprobada Ley de Bono de Alimentos para Jubilados y Pensionados, que el presidente Nicolás Maduro no descarta, “pero que está sujeta a viabilidad económica del país por lo que el TSJ instó a la AN a estudiar su aplicación”.

Otras de sus medidas para salvar al país son derogar la Ley del Trabajo y la Ley de Precios Justos, aparte de anular otras medidas de corte social impulsadas desde el Ejecutivo Nacional.

Está registrado cuando William Dávila prometió en su campaña electoral: “Si tuviéramos una mayoría simple podríamos propiciar una serie de debates sobre el tema de salud, la justicia, el tema económico, de la revalorización de la moneda que ha perdido su valor adquisitivo, leyes que discutan el plan económico nacional, una ley de abastecimiento pleno, una ley de fomento de la productividad nacional y que el bolívar este anclado a otros valores como la Faja Petrolífera del Orinoco. Todo eso se podría rescatar con una mayoría simple y rescatar todos esos espacios que se han perdido”.

Pues resulta que en vez de de elaborar leyes para el pueblo mayoritario que los eligió, asambleístas como Adriana D’Elia, soltó esta perlita: «Nosotros queremos un país de propietarios en el cual se sientan seguros de su patrimonio y puedan salir adelante con un emprendimiento, a través de un crédito que puedan pedir a un banco”.

Es decir, quien no pueda pagar ese crédito por determinada circunstancia, qué deberán entregar a cambio? ¿Su casa, su patrimonio personal o hasta pagar con cárcel?

En fin, la división y descaro entre ellos mismo es tal, que no son capaces ni de guardar un secreto. Prueba de ello es que el diputado opositor por el estado Carabobo, Carlos Berrizbeitia, aseguró que la fracción derechista que logró el control de la AN “no ofreció acabar con las colas y que lo de la última cola fue solo un eslogan publicitario”.

Al final, en vez de trabajar para la superación de la situación económica y beneficiar al pueblo, la derecha en la AN lo que hace es pelearse por quiénes serán candidatos a las gobernaciones y hasta a la Presidencia.

¡QUÉ LIBERTAD!

Cuando llegó a la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup señaló muy moralista él: “Lo primero que vamos a hacer es abrir las puertas de la Asamblea para que los periodistas puedan entrar libremente. Esto lo convirtió Diosdado Cabello en un chiquero cerrado, donde solo podía transmitir esa vergüenza que es el canal de la Asamblea Nacional. ¡Eso va a cambiar! Vamos a cambiar el canal de la Asamblea Nacional. La cámara va a tener otras direcciones, la dirección de la AN va a estar dirigida a que todos los diputados sean respetados, aun los de la minoría”.

Al final no pueden entrar los medios oficiales del Gobierno Bolivariano, siendo hasta sacados por la fuerza. No responden a los mismos ni cuando están fuera de las puertas del Capitolio. Solo atienden a los medios privados afectos a sus intereses y que no hacen preguntas incómodas.

SIN SÚPER PODERES

La actual mayoría de la AN choca con la realidad, ya que este ente no es un poder supraconstitucional. De acuerdo con declaraciones del abogado constitucionalista Hermann Escarrá, en el proceso constituyente de 1999 se reordenó el Poder Legislativo de manera que la democracia no recayera solo en ese órgano.

Según el experto, las facultades parlamentarias van desde garantizar la descentralización, pasando por las leyes orgánicas, habilitantes y leyes especiales, hasta el nombramiento y supervisión de los otros poderes del Estado, “pero no de forma absoluta”.

El diputado electo por la supuesta Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Henry Ramos Allup, afirmó que «el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y los magistrados son un organismo subordinado al Parlamento”.

Sin embargo, el abogado constitucionalista Jesús Silva explicó en entrevista exclusiva para la web de Telesur, que las pretensiones de la bancada opositora son ilegales: “El Poder Legislativo no puede cambiar de forma unilateral a los representantes de los demás poderes, sino que requiere el aval de otro poder público, cada caso estipulado de forma específica en la Carta Magna”.

MADURO ESTÁ FIRME

Otras de las promesas que vociferaron todo el tiempo, es que cuando llegaran al poder saldrían del presidente Nicolás Maduro en seis meses y habría un gobierno nuevo de derecha. Unos espetaban que lo harían renunciar, otros que aplicarían una enmienda a la Constitución Nacional para sacarlo ipso facto de la silla presidencial; mientras otra ala se inclinaba por el revocatorio, tal como lo aplicaron en su oportunidad fallidamente contra Hugo Chávez.

En el primero de los casos, la renuncia del presidente Nicolás Maduro es inviable, ya que la misma es un acto voluntario y personal, y no se puede obligar al Jefe del Estado venezolano a hacerlo bajo ninguna circunstancia. Maduro no renunciará porque el pueblo lo eligió y en este momento la mayoría no quiere un cambio de Presidente, pues la situación no se arreglará de esa forma, más bien se agravaría.

Los que aupaban la enmienda no se han leído el texto constitucional, ya que se aplicaría para el próximo periodo constitucional no para este. Expertos recalcan que no se puede decir que se sacaría a un presidente con ello, porque atenta contra el espíritu de la Constitución, que es democrática, de derecho social y de justicia.

La opción del revocatorio, pedida por un sector en enero pasado, demoró tanto su solicitud que ya es, prácticamente, imposible de concretar. A la MUD ahora los tiempos no les dan para hacerlo este mismo año, como también lo prometieron. Engañan otra vez a quienes los eligieron, haciéndoles creer que «esta vez» sí sacarán a Maduro.

SIGUEN PRESOS

La esposa del hoy preso Lepoldo López, Lilian Tintori, durante la campaña para la AN y en apoyo a sus amigos de la derecha, apareció continuamente en los medios de comunicación, pidiendo la libertad de unos supuestos presos políticos.

En su derecho para defender a su marido, expresaba frases que apelaban a los sentimientos. Una vez dijo: “Yo siempre le digo a mi hija Manuela que construiremos una Venezuela con más parques hermosos y bien mantenidos, con plazas, con espacios para vivir dignamente, porque es lo que los venezolanos nos merecemos, pero para salir de la oscuridad en la que nos tienen metidos hay que votar por todos los candidatos unitarios el 6 de diciembre”.

Ellos y otros más que buscaban liberar a esos supuestos presos políticos lograron su cometido electoral y la primera ley que aprobó la nueva AN fue la de amnistía, pero parece que quienes la redactaron no tienen el mínimo conocimiento del derecho penal y lo que hicieron fue un instrumento para dejar impune cada delito cometido en guarimbas, golpe de Estado, actos de terrorismo, tráfico de drogas, por sus partidarios en distintos momentos del pasado, presente y futuro.

La Defensoría del Pueblo, el Ministerio Público y el Tribunal Supremo de Justicia señalaron que esta ley es un adefesio con incongruencias por todos lados. Hasta los criminales más peligrosos podrían salir de prisión si aplicaran este instrumento Las prioridades de la oposición son «liberar» a quienes ellos llaman «presos políticos», aunque hayan cometido crímenes.

CARAS OCULTAS

Las acciones y declaraciones de los diputados de la oposición muestran sus fauces golpistas, violentas, guarimberas y farsantes.

Es indudable que el pueblo quiere al comandante Hugo Chávez. Una gran metida de pata de esos que se llaman democráticos la tuvo Jesús “Chuo” Torrealba, cuando prometió sacarlo del Cuartel de la Montaña. No se hicieron esperar las protestas y rechazos.

Si consideró que el pueblo se había olvidado de Chávez. Se equivocó de extremo a extremo, porque la gente juró que esto no pasaría. Total, el Cuartel de la Montaña sigue abierto y el pueblo visita diariamente este espacio. Otro que evidenció su carácter fascista fue Henry Ramos Allup al prohibir las fotos del Comandante, el nuevo rostro de Bolívar y del mismísimo presidente constitucional, Nicolás Maduro en el Parlamento.

APOYO A PARAMILITARES

Mientras el Gobierno de Nicolás Maduro arreció con las OLP y las fuerzas militares y policiales están en la calle para proteger al pueblo, diputadas y diputados oposicionistas aparecen incursos en alianzas nada legales con grupos delictivos y hasta paramilitares.

Prometieron dar mayor seguridad a la población, pero el diputado Américo “De Grazia” aparentemente es el rostro político oculto detrás de la muerte de los mineros en Tumeremo. Se le vincula con la banda “El Topo”.

En fin, mentiras y falsas promesas, además de mantener inactiva la agenda parlamentaria, pues a cada rato suspenden comisiones o no hay quorum para la sesión.

T/ Redacción CO
F/ Archivo CO

Temas como estos deben transmitirse todos los dias EN TODOS LOS DIARIOS SOBRE TODO EN LOS CINES ANTES DE COMENZAR LAS PELICULAS PARA QUE LOS JOVENES SE ENTEREN PRESIDENTE TOME EN CUENTA ESTA PROPUESTA GRACIAS.- VAN BIEN SALUDOS