Después de siete décadas el Taller de Gráfica Popular mexicana mantiene su compromiso con los pueblos