La canalla mediática|De dichos y refranes (Opinión)

Tengo dos profesores (los sigo considerando “mis profes”) de mis tiempos de estudiante en la Escuela de Comunicación Social de mi U-U-UCV, a quienes sigo místicamente en sus escritos periodísticos. Uno de ellos, el tutor de mi tesis de grado, Earle Herrera, a quien le tengo que pedir la fórmula para escribir una columna diaria sin que se le agote el humor y la creatividad.

El otro es Luis Navarrete, quien desde su “Correo de la palabra” cada domingo dicta cátedra desde las páginas del Correo del Orinoco, como solía hacerlo con sus alumnos de Técnica Literaria, entre quienes felizmente estuve.

Este domingo, por cierto, el profesor Navarrete dedicó su columna a los dichos y refranes y, en un maravilloso inventario de expresiones de carácter popular, citó algunas que, más allá de su valor expresivo, siempre me han parecido profundamente reaccionarios.

“Más vale pájaro en mano que cien volando”, es la voz que invita a no darnos mala vida, a que apostemos por lo seguro y nos conformemos con lo que tenemos. No estoy de acuerdo. Yo diría que “más valen cien pájaros en vuelo que uno prisionero”.

“El que nace barrigón ni que lo fajen chiquito” y “árbol que crece torcido nunca su rama endereza”, ambos refranes son la negación de la superación personal, la antítesis del propósito de enmienda. Equivale al famoso “loro viejo no aprende a hablar”, afirmación desmentida por los millones de adultos mayores que, en revolución, han aprendido a leer y a escribir.

Finalmente un dicho que, además de reaccionario, es racista: “aunque la mona se vista de seda mona se queda”. Le vendría perfecto a Lechuguino Ramos para etiquetar el “Bolívar amulatado”, que mandó a sacar de la Asamblea Nacional.

T/ Armando Carías
armandocarias@gmail.com
Caracas