Inicio » Avances, Economía, Energía

Luis Giusti falsificó las cifras reales de producción

Ex presidente de Pdvsa renunció a la dirección de su empresa para evitar la bancarrota

24 enero 2011

Las acciones de Alange Energy Corp se desplomaron 56% en la Bolsa de Toronto, tras desvelarse que abultó las cifras de explotación real de petróleo en Colombia para atraer el interés de los inversionistas

El último presidente de Petróleos de Venezuela de la Cuarta República, Luis Giusti, tuvo que renunciar el pasado miércoles 19 de enero a la dirección de su empresa, Alange Energy Corp, para salvarla de la bancarrota.

Tras desvelarse el 13 de enero de este año que la meta de producción de la empresa de su propiedad, constituida en Canadá con un grupo de expertos petroleros (algunos venezolanos que trabajaron en Pdvsa), estaba sobreestimada, las acciones se Alange cayeron vertiginosamente. Pasaron de un máximo 0,80 centavos de dólar cada una en octubre de 2010 a 0,35 centavos de dólar, al cierre del 21 de enero de 2011, según se pudo constatar en la cotizaciones de la Bolsa de Toronto.

Para detener la caída de las acciones, cuyo valor disminuyó en 56%, Alange tuvo que iniciar un fuerte ajuste interno que busca restablecer la confianza de los inversionistas en sus operaciones, en la divulgación de resultados y perspectivas futuras.

El revolcón corporativo se da luego de que la compañía reconoció que la producción en Colombia del tercer trimestre era mucho menor. “La información publicada en el mercado de Toronto en el mes de noviembre, se refiere a una cifra de 4.300 barriles por día, que se mencionada erróneamente como producción, cuando en realidad se trataba de la capacidad de producción”, respondió el ex presidente de la compañía, Luis Giusti, a la prensa de Toronto y que tuvo eco en Colombia.

PLAN DE AJUSTE

El ajuste, que incluye la salida de Luis Giusti de la presidencia, para recuperar la credibilidad entre inversionistas, contempla una recapitalización por 50,1 millones de dólares, a través de un acuerdo con GMP Securities, de los cuales 22 millones de dólares irán para el pago de obligaciones bancarias, mientras que el resto servirá para apalancar la exploración y el desarrollo de los principales activos de la compañía en 2011, afirmaron la semana pasado portales financieros en Toronto y Colombia.

La empresa se concentrará en los activos básicos de petróleo, entre ellos los bloques Cubiro, La Punta, Topoyaco y Santa Cruz. No obstante, según los informes que anunció el miércoles 19 de enero, la firma transferirá la operación del bloque de Topoyaco a Pacific Rubiales Energy.

De la misma manera, Alange Energy hará un drástico recorte de 40% de sus gastos, mediante una reducción de personal que incluye a ocho de los altos directivos y a 19 asesores técnicos que tiene en Colombia.

También saldrá de los negocios que no son básicos para su operación, como los activos de gas y los intereses en el bloque Las Quinchas, que tiene reservas de crudo pesado, indicó la compañía.

INVERSIONISTAS ENGAÑADOS

La sorpresiva noticia hizo caer en pánico a los inversionistas que se sintieron engañados. La información errónea estaba abultada con la finalidad de sobreestimar el potencial económico y financiero de la empresa. “Infló los ingresos y eso le permitió a Giusti presentar unos mejores balances a los inversionistas, para que invirtieran en acciones que le permitieran financiar los proyectos de exploración y producción en Colombia”, aseguró un inversionista en declaraciones a la prensa colombiana.

Después de salir de Pdvsa, Giusti se dedicó a asesorar empresas transnacionales, como la Shell. Posteriormente ingresó a la lista de la nómina del Centro de estudios estratégicos e Internacionales, un agencia think tank radica en Washington.

Desde 2007 ha pasado la mayor parte del tiempo en Colombia, ante el auge de la industria petrolera en el vecino país, en donde asesoró al Gobierno y participó en la fundación de empresas como Pacific Rubiales, en la cual su mano derecha en Pdvsa, Ronald Pantin es el accionista mayoritario.

Aunque muchas empresas petroleras han visto afectadas su producción en Colombia por la ola invernal, Alange Energy perdió credibilidad ante los inversionistas “por este error involuntario”, como lo catalogó su mayor accionista, Luis Giusti.

Las tropelías de Giusti van más allá, formó parte de la junta consultiva de Stanford Bank, un banco de inversión que quebró en Estados Unidos y estafó por más de 2.000 millones a inversionistas venezolanos.

INFORMACIÓN ERRÓNEA

Alange Energy Corp es una compañía de exploración y producción de petróleo y gas con sede en Canadá, con participaciones en la explotación de 12 propiedades de cuatro cuencas geológicas de Colombia. En la tabla se observa la diferencia entre lo que había presentado y las cifras reales:

Producción promedio de Alange

(barriles diarios) Real Declarado

Tercer trimestre: 2010 2.622 3.330

Septiembre: 2010 2.561 3.179

Octubre: 2010 2.378 2.579

Noviembre: 2010 2.609 4.300

Diciembre: 2.515 No disponible

Fuente: Bolsa de Valores Toronto

T/ ML
F/ Archivo CO
Caracas