Inicio » Avances, Economía

Fundaelec ha beneficiado a 841 comunidades del país

Más de 200.000 venezolanas y venezolanos utilizan sistemas de energía fotovoltaica

20 septiembre 2010

Con el programa Sembrando Luz, la fundación ha puesto en funcionamiento 1.800 fuentes; además, instala 190 plantas de desalinización y potabilización de agua. La institución proyecta
aportar 1.045 equipos de electrificación comunitaria en el año 2011

En estos once años, el Gobierno Bolivariano ha dado pasos agigantados para el desarrollo de las llamadas energías nobles: aquellas que no dependen de las fuentes fósiles y permiten mitigar los efectos del calentamiento global.

Aunque Venezuela es uno de los países con mayor electrificación en América Latina (95% de su población tiene servicio eléctrico), aún hay más de 2.400 comunidades en zonas aisladas, indígenas y fronterizas que no gozan de ese beneficio. Se trata de 1,2 millones de habitantes, según datos que maneja la Fundación para el Desarrollo del Servicio Eléctrico (Fundaelec).

El acceso de la población al agua también es elevado. Sin embargo, el informe 2009 del Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) indica que 10% carece de servicio de agua potable, lo que representa cerca de 2,8 millones de habitantes.

Para incluir a esa población, desde el año 2006 el Gobierno Bolivariano creó el programa Sembrando Luz, con la finalidad de ofrecer soluciones de electrificación rural comunitaria y suministro de agua potable.

Hasta la fecha, el programa Sembrando Luz ha instalado 1.800 sistemas fotovoltaicos que benefician a una población de 212.750 habitantes en 841comunidades, informó el director ejecutivo de Fundaelec, José Argenis Rodríguez Araque.

Del total de comunidades en las que se instalaron los equipos, 20% (163) son indígenas; el resto (678) están aisladas y en la frontera. El programa también incluye la puesta en marcha de plantas potabilizadoras y desalinizadoras; hasta la fecha funcionan 162 de las primeras y 12 de las segundas, las cuales benefician a 82.600 habitantes en todo el territorio nacional, agregó el servidor público.

Esperamos llegar este año a 2.000 sistemas fotovoltaicos. En cuanto a potabilización y desalinización, proyectamos instalar 190 plantas. Además tenemos previsto incorporar nueve híbridos”, enumeró el director ejecutivo de Fundaelec, ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Energía Eléctrica.

SISTEMAS HÍBRIDOS

Para aquellos centros rurales más grandes que necesitan más potencia de la generada por los fotovoltaicos, se han creado los sistemas híbridos, formados por una combinación de equipos eólicos, fotovoltaicos y diesel. “Tenemos un equipo en funcionamiento en la población de Jacuque, en la península de Paraguaná en el estado Falcón”, dijo Rodríguez.

Con la experiencia acumulada y el entrenamiento que tienen los equipos de trabajo, Fundaelec redoblará los esfuerzos para el año venidero. Para ello, contempla instalar 1.045 sistemas fotovoltaicos, 31 sistemas de potabilización y desalinización y 12 híbridos.

“En las comunidades aisladas e indígenas resulta difícil llevar la electricidad; cualquier solución que se ofrezca es un gran cambio, una gran revolución”, agregó el director de Fundaelec.

Los esfuerzos van más allá de la geografía nacional. Fundaelec instaló en Haití cinco sistemas fotovoltaicos y siete de potabilización, los cuales ayudan a una población de 352.000 habitantes. Esta modalidad de ayuda internacional de Venezuela también se concretó en Bolivia, donde se instalaron tres sistemas fotovoltaicos y uno de potabilización de agua, que cubren a 50.000 personas.

PLANES DE MANTENIMIENTO

Sembrando Luz es el programa insignia de Fundaelec, y se lleva a cabo mediante el Convenio de Cooperación Integral Cuba-Venezuela en materia energética.La parte cubana se encarga fundamentalmente de la ubicación y compra de los equipos, el ensamblado y la capacitación del personal venezolano.

El equipo venezolano está compuesto por 50 personas distribuidas en diversos puntos de la geografía nacional. Están dedicados a instalar los sistemas en las comunidades más aisladas, en la frontera y aldeas indígenas, agregó Rodríguez.

“Se han conformado diez comisiones mixtas”, relata, y ahora se hará una más, para discutir nuevos proyectos. “En estos años se puso el énfasis en la instalación de equipos. Ahora estamos en un proceso de entrenar personal para realizar el mantenimiento a todos los equipos instalados que vamos a incorporar como parte del nuevo convenio (el once)”, manifestó Rodríguez.

Los equipos instalados hasta ahora, continuó el director de Fundaelec, tienen garantizado el mantenimiento correctivo, mas no el preventivo. “Buscamos sistematizar una infraestructura técnica y logística que permita desarrollar un programa de mantenimiento preventivo, predictivo y correctivo”.

La meta es instalar 10 talleres móviles regionales. Como hay comunidades muy retiradas de los centros de operación, acotó Rodríguez, se está capacitando a habitantes de esos centros poblados para que participen en el mantenimiento de esas instalaciones.

“Las comunidades proponen a las personas y nosotros damos una inducción con el fin de ir estableciendo responsabilidades. Esto lo hacemos de manera conjunta con el Ministerio del Poder Popular para la Salud, el de la Defensa y el de los Pueblos Indígenas”, aseguró el director de la institución.

ENERGÍAS NOBLES

Los equipos permiten aprovechar las energías renovables, fundamentalmente el sol y el viento, para generar electricidad en aquellas comunidades sin tendido eléctrico.

Fundaelec se propone, con la utilización de las energías nobles, que las comunidades mejoren su calidad de vida. El programa de instalación del sistema de energía renovable tiene una dimensión integral porque permite, además, fortalecer las actividades productivas en las localidades, y reforzar otras que lleva adelante el Gobierno Bolivariano, tales como las misiones Robinson, Ribas, Barrio Adentro y Che Guevara.

Al garantizar el acceso a la electricidad y al agua potable “avanzamos en el cumplimiento de las Metas el Milenio y en los lineamientos estratégicos del Gobierno Bolivariano fundamentados en la inclusión social y equilibrio territorial”, afirmó Rodríguez Araque.

Al involucrar a las comunidades en el cuidado y mantenimiento de las instalaciones de generación de energía, explicó, no sólo se fomenta la corresponsabilidad y autogestión, sino que también se promueve el desarrollo de la conciencia energética.

LA TECNOLOGÍA

La inversión realizada es considerable, agregó el director de Fundaelec. El equipo fotovoltaico más sencillo cuesta 3.500 dólares; una potabilizadora, 35.000 dólares, y la desalinizadora, alrededor de 50.000 dólares. Los sistemas tienen un promedio de vida útil de 25 años.

El sistema solar fotovoltaico que instala Fundaelec combina tecnología española (paneles solares) y alemana (banco de baterías) ensamblada en Cuba. Se trata de un conjunto de dispositivos que transforman la luz solar, gracias a los paneles de silicio (celdas fotovoltaicas), en energía eléctrica.

La unidad de potabilización utilizada por Fundaelec es de tecnología suiza y tiene una capacidad para sanear 800 litros de agua por hora. Puede extraer agua de fuentes subterráneas ubicadas a una profundidad máxima de 18 metros. Además, para darle autonomía operativa, un sistema fotovoltaico produce electricidad para el funcionamiento de la bomba de succión de agua.

La unidad desalinizadora permite separar la sal del agua para el abastecimiento y consumo humano. Tiene capacidad para producir entre 140 y 180 litros por hora en función de la calidad y de la salinidad de líquido, y funciona también con un sistema fotovoltaico.

La tecnología de los sistemas híbridos (fotovoltaico, eólico y diesel) está integrada por un aerogenerador de dos y tres palas (hélices marca Bornay); un conjunto de paneles fotovoltaicos y un equipo electrógeno (funciona con diesel) de respaldo. Para el control y sincronización de cada uno de los componentes, se dispone de dispositivos electrónicos especiales.

FORMACIÓN Y AHORRO ENERGÉTICO

Fundaelec desarrolla, además, como parte del Convenio Cuba-Venezuela, un programa de formación de personal para el uso racional y eficiente de la energía.

Las actividades de capacitación en los últimos cuatro años incluyeron siete diplomados en tecnología de gestión eficiente de la energía, uno en política energética y sector eléctrico nacional, y tres en educación energética por el desarrollo sostenible.

Además, se realizó un foro-taller sobre el uso racional y eficiente de la energía, y 60 jornadas sobre eficiencia y ahorro energético, según el informe de logros 2006-2010 de Fundaelec.

Las actividades de capacitación beneficiaron a 4.959 personas entre profesionales y técnicos del sector eléctrico y personal de los grandes usuarios, dijo el director de Fundaelec.

EL SUCRE

Los proyectos de Fundalelec incluyen también la recolección de información del sector. En la actualidad se desarrolla el Sistema Uniforme para el Control y Regulación de la Electricidad (Sucre).

“El sistema se desarrolló conjuntamente entre el Ministerio y las empresas del servicio eléctrico. El gran objetivo es organizar, centralizar y sistematizar toda la información del sector eléctrico. Eso incluye la generación, la transmisión, distribución, comercialización y actividad contable-financiera del sector”, informó Carlos Lamus, director principal de Fundaelec.

Estos cinco módulos permitirán tener una visión integral. “El sistema estará alojado en la red y tendrá distintos protocolos de acceso a la información dependiendo de la usuaria y el usuario. En este momento no está en internet porque está siendo objeto de modificaciones, para adaptarlo a los cambios que se realizaron en el Sistema Eléctrico Nacional”, explicó Lamus.

El director de Fundaelec aclaró que la información será distinta a la que ofrece la Oficina del Centro Nacional de Despacho. El Sucre tiene como finalidad ofrecer información para todo el colectivo y los trabajadores del sistema eléctrico.

Otro de los proyectos en estudio, como parte del acuerdo de transferencia tecnológica entre los gobiernos de Cuba y Venezuela, es la construcción de una planta de obleas solares de silicio con la finalidad de proveer a la incipiente industria de energía renovable.

T/ Manuel López
F/ Miguel Romero
3 Comentarios
alejandro badell dijo:

Un saludo a toda venezuela, Me llamo Alejandro Badell soy venezolano vivo en italia y trabajo con la energia pulida “fotovoltaico.”
tengo una esperiencia de 4 anos en el montaje de las estructura para los panelos fotovoltaico en tierra y en los techos y en el montaje de panelos SOLAR WORD y TRINA SOLAR con las lineas electricas al inverter sea “AURORA O POWER ONE” comando un grupo de 10 personas “capo scuadra” en la realizacion de los implantos fotovoltaico, Esto es cosa interesarse verdaderamente es la fuente de energia del futuro “inagotable” en toda Europa se encuentra los panelis fotovoltaico sobre miles de techos.
Seria interesado en la realizacion de estos proyectos en venezuela .

ALEJANDRO BADELL.
telefono: +393470515044

antonio dijo:

me dirijo a usted por lo siguiente para tener un conocimiento claro con respecto a la energía solar del valor del equipo completo su duración y la capacidad por cada panel para el consumo interno de cada hogar osea un panel que cubre de funcionamiento de los equipos del hogar gracias

Luis E. Gimon A. dijo:

Saludos, mi nombre es Luis Gimon; requiero informacion detallada acerca de esta energia alternativa, tambien donde acudir para adquirir los equipos necesarios (a traves del gobierno nacional) al mas bajo costo ya que poseo proyecto ecologico en selvas de montaña y se requiere la instalacion de un sistema de energia limpia para suplir las necesidades del lugar. gracias