Inicio » Educación

Fundayacucho apoya su crecimiento

Universidad Indígena de Venezuela impulsa formación profesional de etnias

17 junio 2010

En el marco de la nueva Ley Orgánica de Educación, esta iniciativa única en Latinoamérica, busca instruir a los originarios para que sean líderes y multiplicadores en sus comunidades, así como promotores del etno desarrollo

Miembros de diferentes comunidades indígenas inscritos en la Universidad Indígena de Venezuela, con funcionarios de Fundayacucho

El ministro del Poder Popular para la Educación Universitaria, Edgardo Ramírez, celebró la creación de la Universidad Indígena de Venezuela (UIV), ubicada en Tauca, estado Bolívar (al sur de ), con la que se busca la inclusión de las etnias originarias al sistema de formación profesional.

“Hoy se muestra una vez más, un hecho concreto del Comandante Presidente, Hugo Chávez Frías, cuando le coloca el acento en incluir a nuestras hermanas y hermanos de once pueblos indígenas en la educación universitaria, para que puedan decir que están en Revolución Socialista”, expresó.

El Gobierno Bolivariano decretó el pasado 8 de junio la creación de esta Universidad, que constituye un espacio de educación pluricultural, así como de construcción y rescate colectivo del pensamiento indígena.

La misma, ha sido apoyada desde el año 2008 por la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho (Fundayacucho), con aportes económicos, ayuda técnica y de formación en las diversas actividades.

La UIV nació como un curso de edición de textos de dos años de duración, donde se comenzó a estudiar con jóvenes indígenas de diferentes etnias.

La nueva ley Orgánica de Educación apoyó la idea y en noviembre de 2002 los ancianos de la Academia de la Cultura Ye´kuana se reunieron en Tauca y decidieron el pensum académico según las necesidades de esos pueblos.

Actualmente, la Casa de Estudios trabaja con jóvenes de once pueblos indígenas de todo el país, entre ellos, los Ye´kuana, E´ñepá, Pumé, Warao, Sanemap, Piaroa, para que sean líderes y multiplicadores en sus comunidades. Asimismo, propone al educador indígena como un promotor de etno desarrollo.

Están asistiendo unos 90 jóvenes de diversos pueblos indígenas quienes se forman en áreas como español, agro ecología, apicultura, comunicación, derechos y educación indígena.

BECA COLECTIVA PARA LOS INDÍGENAS

Al margen de su contribución para el crecimiento de la Universidad Indígena de Venezuela, Fundayacucho le concede un aporte financiero para que sea distribuido a toda la comunidad según sus necesidades.

“Es una especie de beca colectiva donde se toma en cuenta a toda la comunidad y no las individualidades”, especificó María Peña, directora de Organización al Becario y Apoyo a la Capacitación del Poder Popular.

“Esta es una experiencia referente no sólo porque es hecha por indígenas y para indígenas, sino porque problematiza la realidad intercultural de estos pueblos y genera prácticas concretas para abordar el tema indígena desde la reflexión de los estudiantes. Las raíces de los pueblos indígenas deben ser las que sostengan y nutran el pasado, para que nos ayuden a pensar el presente y asumir el futuro con dignidad”, sostuvo Peña.

Wesiyuma, indígena del pueblo Ye`Kuana y coordinador de la UIV, calificó como fundamental el apoyo de Fundayacucho, porque no sólo aporta dinero para cubrir algunas necesidades de esta Universidad, sino que además apoya en la formación de los jóvenes que asisten a esa institución.

Fuente/ABN y Agencias
Texto/ María Elena Parada
2 Comentarios
Kawanaru Sucre dijo:

Felicidades por el articulo, esta bien, pero aun estamos esperando el decreto formal y la foto que está ahi no es con la gente de Fundayacucho, sino con la gente del Infocentro en su inauguración.

William de Jesús Vanegas dijo:

Creo que esta es una de las iniciativas mas esperanzadoras para la humanidad actual, son muchos los pueblos o naciones indígenas que se encuentran al límite de la extinción o exterminio, la “occidentalización”
avasallante , depredadora y suicida, demanda posiciones más definidas a nivel cultural, académico, ciéntifico etc. Y que bien escuchar otras verdades, fundamentadas en sabiduría ancestral, que permitan un verdadero intercambio de saberes en pro de la única historia humana a la que hoy como especie tenemos la obligación de responder.
soy William de Jesús Vanegas, sacerdote misionero, estaré trabajando pronto en el Vicariato Apostolico de Puerto Carreño, Vichada-Colombia.
Despúes de trabajar con algunas comunidades indigenas en diferentes lugares, caminar con ellos y vivir con ellos sus luchas, estoy convencido de la urgencia de su permanencia y aporte determinante en el actual curso de la vida en el planeta y en la historia humana. Por tanto deseo sumarme a su causa.