El cacao venezolano sigue siendo buscado internacionalmente

Señala que en la producción artesanal se cumplen siempre las medidas sanitarias por la pandemia

_______________________________________________________

“El cacao venezolano todavía permanece como uno de los mejores, sino el mejor, y todos los productores mundiales están siempre pendientes de lo que generamos”, señaló el ingeniero Luis Valera, coordinador de buenas prácticas agrícolas de la Fundación Nuestra Tierra (Fundatierra).

El mes pasado se celebró el Día Nacional del Chocolate, iniciativa impulsada por la citada fundación desde hace cuatro años para resaltar y proyectar la valiosa labor de los chocolateros nacionales.

Valera señaló: “A nivel internacional está parada un poco la comercialización debido a las complicaciones con algunos países donde se vende por las sanciones económicas. Por otro lado la movilización de barcos, personas, aviones ha estado un poco parado debido a la pandemia de Covid-19. De hecho, el cacao comercialmente es más costoso aquí en Venezuela que en cualquier otro sitio en este momento. Ha alcanzado un precio interesante internamente debido a esa inmovilidad que tiene, pero todavía se discute el precio internacional”.

Por su parte, Leudys González, presidenta de Fundatierra, reconoce el trabajo de las personas que se destacan por sus productos con sello venezolano: «Contamos con excelentes maestros chocolateros que tienen la oportunidad de trabajar con cacao de calidad fino de aroma que les permite elaborar un gran alimento. Recordemos que es una actividad laboriosa donde el ingenio y el estilo particular se unen para crear deliciosas obras».

La fecha que se escogió para la celebración se debe a que el 8 de junio de 1863 fue registrada la fábrica de chocolates La India. Otra de las razones que sobresale en esta celebración es la intención de crear conciencia para el consumo del buen chocolate.

Valera comentó: “El mercado del cacao artesanal en Venezuela desde el año 2010 tuvo un impulso con respecto al tema de la chocolatería artesanal, promovido por talleres, actividades y equipos para su fabricación. Desde ahí la gente se ha venido activando y conformando en emprendimiento. Inclusive durante la pandemia ha continuado sus labores”.

-En esta cuarentena, ¿cómo hacen con la siembra y producción artesanal?

-En estos momentos se ve que la siembra se ha mantenido, ya que los emprendedores siguen trabajando y los productores atienden sus parcelas. Es decir, que la actividad en campo ha continuado, cumpliendo, eso sí, las medidas sanitarias exigidas. Tal vez se ha visto afectado un poco el tema de la comercialización.

– Y en general, ¿cómo está la producción de este fruto en el país?

-Lo que se encuentra actualmente estancado un poco son las compras, la movilización que había ya no es tan fácil porque tal vez a nivel artesanal les cuesta al artesano llegar donde llegaba antes o al productor donde vendía. Sin embargo, todavía se siguen manejando algunos niveles de ventas locales.

-Desde su creación, ¿cuántos productores y emprendedores se han inscrito en Fundatierra?

-La fundación se maneja mediante actividades puntuales. Se ha incorporado mucho en el tema de las ferias. Por ejemplo, las expos que realizamos se han afianzado y cada vez hay más. En cuanto a los productores se ha aumentado el número de participaciones en talleres y actividades porque se han realizado ferias y también se han realizado actividades locales.

-¿El Gobierno Nacional les está dando facilidades?

-Ellos han ido a través de la corporación creando facilidades en guías, movilización, incorporación de actividades de registro nacional, pero como facilidades directas no se han concretado mucho.

-Parece que estar siempre actualizados es la clave.

-Hay que prepararse para cuando toda esta situación vaya mermando. Que la gente siga impulsando el tema comercial. Por otro lado, seguir atendiendo las plantaciones, preparando viveros para ampliar el número de plantas en el campo, además de estar recuperando la plantación asociando los cultivos adicionales debido al tema de altos precios. Y estar atentos a las nuevas tecnologías en el área.

T/ Eduardo Chapellín
F/ Archivo CO
Caracas